EL ASESINO ELEGANTE DE OJOS SALTONES

Dos balas certeras en la cabeza y dos en el cuerpo bastaron para cegar la vida de Jorge Eliécer Gaitán a la una y cinco de la tarde del 9 de abril de 1948. Pocos testigos se percatan del segundo tirador. Horrorizados los presentes están distraídos o centrados en Juan Roa Sierra que se deja detener mientras empuña un revolver fabricado en España modelo número 3 de Smith & Wesson.

Rápidamente Juan Roa Sierra fue considerado el único responsable del magnicidio, simplemente era el tonto útil, como fue Lee H. Oswald como único sospechoso del asesinato del presidente John F. Kennedy el 22 de noviembre de 1963. Todos sabemos que Oswald no fue más que cabeza de turco, un chivo expiatorio que ni tan siquiera disparó su fusil en contra del presidente. Según algunos autores, al igual que Roa Sierra, la muerte de Oswald silenció al presunto y verdadero asesino.

Linchamiento de Juan Roa Sierra

De alguna manera, el Bogotazo rotula el comienzo de la Guerra Fría en el Continente Americano. Marcó los primeros pasos para establecer lo que ahora se conoce como el Nuevo Orden Mundial.

Jorge Eliécer Gaitán

No fue un hecho aislado de la política nacional colombiana, sino un suceso de envergadura continental. Su objetivo principal era atizar el miedo al comunismo y afectar el pensamiento latinoamericano y estadounidense para que aceptaran el comienzo de la Guerra Fría. Como tantos sucesos similares (la destrucción de las torres gemelas el 11 de septiembre del 2001, el atentado en la estación de trenes en Madrid en 2004, la alarma de las bombas en el metro de Londres en 2005…) usados como pretexto para aterrorizar a los pueblos con el miedo al terrorismo. El Bogotazo fue una típica operación de bandera falsa en una guerra psicológica cuyos objetivos secretos se lograron a cabalidad.

De hecho, el misterioso individuo elegante que se vio incitar a la turba a matar a Roa Sierra no era otro que James Jesus Angleton, exoficial que había comenzado a trabajar para la CIA, y amigo personal de Allen Dulles. Pocos años después, era nombrado jefe de contrainteligencia de la CIA.

Fidel Castro uno de esos jóvenes agitadores durante el Bogotazo

El asesino y artífice material del Bogotazo fue James Jesus Angleton, del que Richard Helms, uno de los altos ejecutivos de la CIA, lo llamó “un hombre extraño; muy extraño”. Físicamente se acerca mucho a la descripción mencionada por varios testigos del individuo que incitó a los revoltosos a matar a Roa. También se ajusta a la descripción que hizo la secretaria de Gaitán del individuo no identificado que, en los días previos al asesinato, acompañó en dos ocasiones a Roa en sus visitas a la oficina. Nos deja claro, según la secretaria de Jorge Eliécer Gaitán, que Roa estaba acompañado, por otro hombre, bien vestido, de apariencia un tanto agresiva y ojos saltones. Igualmente está en la línea con la descripción narrativa testimonial sobre el misterioso hombre elegante ofrecida por García Márquez y la viuda de Gaitán.

Sencillamente, James Jesus Angleton tenía el entrenamiento militar necesario para ser el asesino profesional que, usando un arma provista de silenciador, realiza los primeros disparos que causan la muerte de Gaitán. Fue el segundo tirador que pocos vieron y la CIA tapó.

FUENTE; Servando González, otros

¿CÁDIZ RUTA DE ESCAPE DEL FÜHRER?

De alguna forma, a través de múltiples pasaportes con sello del Vaticano, Cruz Roja o del general Franco, los nazis en desbandada daban el salto a Sudamérica a través de varias rutas de escape. Cádiz fue una de tantas, la infraestructura en la provincia andaluza estaba ya armada y operativa (Zahara de los Atunes o el aeropuerto de Jerez).

Roberto Lañas Vallecilla (El Pájaro de la Cartuja)

El papel fundamental en la logística de asentamiento o salto al otro lado del charco estuvo en manos de diferentes personajes con distinto pelaje. Uno de ellos fue el espía colombiano Roberto Lañas Vallecilla, conocido por el mote “El Pájaro de la Cartuja”.
En los primeros momentos del conflicto mundial fue construido en el Cabo de Plata (Tarifa-España) una batería de costa; esto es, un búnker, un refugio de artillería que sirvió de aprovisionamiento para las naves alemanas. Este emplazamiento fue una suerte de escondite para la flota alemana que vigilaba la zona del estrecho de Gibraltar. Durante más de 30 años, cientos de militares nazis vivieron en la zona y los pescadores acabaron bautizando aquel lugar como la Punta de los alemanes, después tomó el sobrenombre Playa de los alemanes, con el que se mantiene en nuestros días.

A comienzos de 2014, el FBI desclasificó cientos de documentos confidenciales que demuestran que Führer no se habría suicidado, sino que había escapado a Sudamérica después de la caída de Alemania vía España. Un memorando del propio J. Edgar Hoover dice: “Los oficiales del ejército estadounidense en Alemania no han localizado el cuerpo de Hitler y no hay ninguna fuente confiable que diga definitivamente que Hitler está muerto”.
Nos deja claro que los servicios de inteligencia norteamericanos (CIA y FBI), ingleses (Scotland Yard) y soviéticos (KGB) sabían de esa fuga camino a España y estaban enterados de ella. Hasta el mismo Stalin había dicho públicamente que el jefe nazi se había escapado de Berlín en los últimos días de abril de 1945.

Digámoslo así, después de cometer crímenes contra la humanidad y ordenar las más crueles torturas, los militares del III Reich tuvieron que huir del país y encontraron en España a un perfecto aliado. Con el bando alemán totalmente derrotado, la buena sintonía entre administración de Hitler y España, y el gobierno del general Franco ya asentado, España fue clave para ser refugio o paso de miembros del ejército nazi.

(Frederiche von Freienfels nazi en Chipona)

En Cádiz, un pequeño escondrijo costero entre Zahara y Tarifa, resultó ser uno de los rincones más idóneos y discretos en el que España ocultó a los nazis. De ese lugar se supone que Hitler embarcó en un submarino, bajo el beneplácito de las autoridades militares franquistas.
De hecho, pues, documentos desclasificados revelaron que en octubre de 1955 (10 años después de su supuesta muerte) el líder alemán, Adolfo Hitler, estaba vivo. En Colombia fue localizado por el agente cuyo nombre en código era “Cimleody-3”.

Hitler pasó por Colombia (Tunja) bajo la protección del presidente Rojas Pinilla y el grupo de extrema derecha (Escuadrón de la muerte) apodado “Los pájaros”. Durante su estancia orquestada, Hitler recibió un homenaje en un hotel de la localidad. Todo montado y dirigido por el antiguo miembro de la policía colombiana Roberto Lañas Vallecilla (El Pájaro de la Cartuja). Quien en Jerez se le presenta como un hombre piadoso, aunque bajo su responsabilidad aparece un prontuario de miedo y de terror. Lañas Vallecilla, es responsable de múltiples asesinatos, ocurridos entre 1948 y 1956 en Colombia. Murió escondido en el monasterio de la Cartuja de Jerez de la Frontera, desempeñando su tapadera de bajo perfil como portero (no fue monje cartujano). De él se dice que estuvo activo hasta sus últimos días y se le relaciona con la muerte de la espía británica Anita Richmond, quien fue despeñada juntamente con su caballo y su perro en un barranco de la Sierra gaditana.

¿Fue Cádiz ruta de escape del Führer? Aunque en un primer momento parece un disparate, empieza a convertirse en una hipótesis plausible. El Führer murió en Paraguay y fue enterrado en el sótano de un hotel donde están sus restos muy bien guardados hasta el día de hoy. La versión oficial del suicidio en el búnker fue útil para desaparecer.

DE INTERÉS:
EL “PÁJARO” ESCONDIDO EN LA CARTUJA DE JEREZ DE LA FRONTERA
ANITA RICHMOND “LA MUJER DE HIELO”, UNA ESPIA DOBLE EN ARCOS DE LA FRONTERA

LA VACUNA DEL CONEJO BLANCO

Descubrir la certeza entre un maremágnum de incertidumbre ha hecho que la nueva normalidad se vea como un huracán de emociones que no se presenta muy positivo.
Cuando se abre una puerta mental para conectar con el inconsciente, estamos ante un momento de iluminación, un momento para cuestionar aquello que ya sabemos. Es un momento de potencialidad absoluta, porque en potencia somos plenos y completos, pero cuando a esa potencialidad le ponemos la realidad que interpreta la mente, la potencialidad se limita.
Aunque a pesar de que vivimos en eternos movimientos no todo el mundo ve al Conejo Blanco; para poderlo detectar hay que tener una mente abierta y en una cuasi permanente posición de vigía.

El Conejo Blanco, de Alicia en el País de las Maravillas, es ese personaje obsesionado con el tiempo y que se nos presenta con un símbolo, donde seguir al Conejo Blanco describe el acto de seguir algo o a alguien ciegamente y cuya persecución desemboca en diferentes y distintos descubrimientos.
Perseguir conejos blancos es una forma de romper con los límites que la mente crea y solo es posible si conectas con esa esencia divina (creadora) que somos.

Tropezar con conejos blancos en el camino significa que se nos abren oportunidades para explorarnos y conocernos de verdad. Es una puerta a nuestro verdadero yo, a conectar con nuestra intuición más allá de lo que el ego nos dice. Ahí está la magia y el disfrute de la vida, cuando no anteponemos nuestros pensamientos a vivir el momento.
Si hallas un Conejo Blanco en tu camino, no te lo pienses: significa que el universo quiere mostrarte algo, la entrada a Tu País de las Maravillas.

Los conejos blancos inspiran y si te atreves a seguirlos puede darse la transformación. No lo pienses, déjate llevar. Los conejos blancos son oportunidades de crecimiento personal en la vida Sea cual fuese, con lo cual existen un gran número de ellos, seas como seas y estés donde estés…
En la película Matrix I, cuando Morfeo le dice a Neo “sigue al conejo blanco”, le ofrece justo después una píldora roja como puerta para un país de las maravillas que le enseñará “lo profundo que es ese agujero”, descubrir que somos libres para crear nuestro futuro.

El momento actual en que nos hallamos sumergidos de intoxicación constante, desinformación descarada y manipulación mediática bochornosa, urge encontrar la “vacuna” del Conejo Blanco (la pastilla roja) para desentrañar la realidad que nos ha sumido en una enloquecida y permanente histeria.

SERES INORGÁNICOS DEL PLANETA PLUTÓN

Digámoslo así, cada uno de nosotros, como seres humanos, tenemos dos mentes. Una es totalmente nuestra. La otra mente es una “instalación foránea”, y nos trae conflicto, dudas, desesperanza, autoafirmación. La primera, producto de las experiencias de nuestra vida, rara vez nos habla, porque ha sido vencida y sometida a la oscuridad. La otra es la que en realidad usamos a diario para todo lo que hacemos.

De alguna manera y por distintos medios o canales, se ha estado diciendo que el planeta Tierra está asistido por seres no físicos, conectados a la civilización del espacio vibratorio del sistema estelar Sirio. Una de las tantas razas alienígenas que circulan entre nosotros son los seres provenientes del planeta Plutón, que son criaturas incomprensibles para nuestros conocimientos. Nos referimos a seres del mundo de los inorgánicos, entidades que carecen de organismo. Los seres inorgánicos, como los provenientes de Plutón, habitan un mundo gemelo al nuestro, que aunque se entrelazan, no interactúan entre sí.

El universo entero está lleno de fuerzas gemelas, que a la vez se oponen y se complementan. Y el mundo complementario y opuesto al nuestro es uno que está poblado por entes que tienen conciencia, pero no un organismo. Son los llamados “seres inorgánicos de Plutón”.

Existió un momento en donde vino una civilización desde las profundidades del cosmos y tomó control sobre los habitantes del planeta Tierra, de nuestras vidas. Una raza de seres inorgánicos que están siempre con nosotros y que son nuestros amos y señores. Nos han vuelto dóciles, indefensos. Su centro de operación en nuestra galaxia está en Plutón.

Sencillamente, los predadores de Plutón que nos dominan tomaron posesión de nuestro mundo, y nos exprimen sin compasión porque somos su sustento energético. De la misma forma que nosotros criamos pollos, así ellos nos crían (no son los únicos). Son ellos los que nos han dado los sistemas de creencias, nuestras ideas acerca del bien y del mal, y las costumbres sociales. A través de la mente, ellos inyectan en nuestras vidas todo lo que es conveniente a sus intereses.

Confiar en los seres inorgánicos es absurdo. Y en los del planeta Plutón, menos. Ellos tienen su propio ritmo, y ese ritmo no es humano. Los seres inorgánicos tienen extraordinarios medios a su disposición.

MUJERES ARRUMBADAS O INVISIBLES

La Vulgata, es la traducción al latín que San Jerónimo hizo de la Biblia. En ella, el santo resalta los aspectos más misóginos del libro sagrado e incide especialmente en la necesidad de las mujeres en mantener su virtuosidad: virginidad, pureza, cautela, discreción… Toda una serie de rasgos que no se le exige a hombre y que le somete, una vez más, al dominio masculino. La Vulgata, además, es una de las más aclamadas traducciones de la Biblia, con lo que sus preceptos eran acatados y tomados como mandamientos de obligado cumplimiento. La Biblia es considerada por muchas personas como la obra más misógina nunca creada.

Por asimilarlo de algún modo, y en general, la historia que se estudia en occidente ha sido creada por el hombre “blanco”, heterosexual, clasificado dentro del género que le fue asignado al nacer, y privilegiado de saber escribir.

Nos deja claro, en su relato patriarcal, la figura de la mujer aparece ninguneada, desoída. En donde a la mujer profetisa se la tilda de “pitonisa”, mientras al hombre inflado de testosterona, se le sede el puesto entre los elegidos por Dios.

No pilla de sorpresa que Jehová hable en la Biblia a Ezequiel de mujeres israelitas que estaban actuando como profetisas desde su propio corazón. Esto indica que su terrorífico dios Jehová no las había comisionado, sino que ellas se habían erigido en falsas profetisas.

Miriam es la primera mujer a la que la Biblia llama profetisa. Es más que probable que Dios transmitiera uno o más mensajes por medio de ella, quizás mediante canciones inspiradas. (Ex15:20, 21). Por eso Miriam y Aarón le dijeron a Moisés: ¿No ha hablado también [Jehová] por nosotros? (Nu 12:2).. El propio Jehová dijo por medio del profeta Miqueas que había enviado a Moisés, Aarón y Miriam delante de los israelitas cuando los sacó de Egipto. (Miq 6:4). Aunque a Miriam se le otorgó el privilegio de transmitir mensajes divinos, no tuvo la misma relación con Dios que su hermano Moisés, y cuando no se mantuvo en su lugar apropiado, Dios la castigó con severidad (Nu 12:1-15).

Para bien o para mal, hay al menos cinco mujeres a las que se llama profetisas en el Antiguo Testamento: María, hermana de Moisés (Exo 15:20); Débora (Jdg 4:4); Hulda (2Ki 22:14); Noadiaa (Neh 6:14) y la esposa de Isaías, de quien no se conoce el nombre, a cuyos hijos Isaías dio nombres proféticos (Isa 8 :3).

En el Nuevo Testamento aparece Ana la profetisa (Luc. 2.36), que anuncia maravillas sobre Jesús. Y se habla también de las cuatro hijas de Felipe, que eran profetisas (Hech. 21.9). Y, para terminar, en el Apocalipsis se cita a la profetisa Jezabel (Ap. 2.20): “Pero tengo contra ti: que toleras a esa mujer Jezabel, que se dice ser profetisa, y enseña y seduce a mis siervos a que cometan actos inmorales y coman cosas sacrificadas a los ídolos.”

MISTERIO QUE ESCONDE EL PARQUE GENOVÉS DE CÁDIZ

El poder de los muertos reside en que pensamos que pueden vernos constantemente. Parecemos creer que es posible mantener a raya a la muerte a base de observar las reglas de urbanidad. En nuestro mundo actual, no morimos: compramos. La muerte es una cualidad que reina en el aire. Está en todas partes y en ninguna.
Hay veces en que las cosas ocurren sin que nadie pueda saber por qué ocurren. Y eso sí que nos llena de terror. ¿Qué significa esa extraña obsesión en algunas personas por los parques y los fantasmas? Parques misteriosos en los que puede haber sucedido algo que nos llena de inquietud.

De día, estos parques son hermosos, interesantes e imperdibles. Convocan amores, amigos; conjuran terrores y pesadillas; confiesan sueños y secretos, celebran la belleza. Pero por la noche, se convierten en lugares bastante terroríficos, llenos de leyendas fantasmas y rincones siniestros. Para los fanáticos de lo paranormal, se vuelven una visita obligada.

El llamado Parque Genovés, se encuentra en el casco histórico de la ciudad de Cádiz. Existe desde el siglo XVII cuando se le conocía como paseo del Perejil. A mediados del siglo XIX se urbanizó y paso a llamarse paseo de las delicias. En 1892 tomó el nombre Genovés por ser su alcalde Eduardo J. Genovés el que dispuso su remodelación definitiva.

En uno de sus rincones más interesantes te topas con una fuente en donde hay unos niños bajo un paraguas, protegiéndose del agua que les caen encima. Son Pablo y Virginia (un hecho real que sucedió en el año 1744). Vivían en la isla Mauricio cuando sus madres, mujeres solteras se ven obligadas a criar a sus hijos al margen de la sociedad. Los dos crecen como hermanos, pero una vez llegados a la adolescencia, surge el amor entre ellos.

Enterada de lo sucedido, la madre de Virginia, Madame de la Tour, toma una drástica decisión con el objetivo de separar a la pareja: enviarla a estudiar a Francia. Cuando años después Virginia anuncia su retorno a la isla, ocurre algo inesperado que pondrá el fin definitivo a su difícil historia de amor. El barco sufre un grave accidente en medio de una horrible tempestad cobrándose la vida de Virginia. Ante el inesperado de giro de los acontecimientos, Pablo no tarda en reencontrarse con ella sumido en un dolor sin consuelo.

Dicen en Cádiz, algunos testigos anónimos, que en algunas ocasiones se sienten sus presencias, o se les ve pasar cogidos de la mano. El rincón de la Fuente de Los niños del Paraguas, en el Parque Genovés gaditano, está impregnado de un olor a vidas desdichadas de película que realmente me estremece.

GOLIARDOS, EXTRAÑOS MONJES BORRACHINES DE VIDA ESCANDALOSA

Digámoslo así: el juego, el vino y el amor, fueron los principales pilares de la temática sobre la que escribían, dando pie a granjearse las críticas e indignación de los más fieles y seguidores furibundos de las doctrinas medievales establecidas. A pesar de atacar la estructura social vigente, lo hacían no por ser portadores de una ideología subversiva, sino por considerarse los más capaces e intelectuales.
Obviamente, fueron condenados en concilios, sínodos por eclesiásticos fanáticos de los siglos XII y XIII. También recibieron todo tipo de improperios por parte de sus detractores, siendo calificados como: bohemios, falsos estudiantes, turbadores del orden, gente peligrosa, vagabundos, bribones, juglares con sentido de farsantes y charlatanes.

De alguna forma, eran monjes exclaustrados de vida irregular, que cantaron a la primavera, el amor, los placeres y el juego, pero también dejaron letras satíricas, canciones morales y cantos sacros, incluida una Pasión. Tenían órdenes menores o, al menos, la tonsura, lo que les permitía disfrutar del “privilegium fori” y, aunque no siempre y a veces excesivamente pequeño, de algún beneficio.
De hecho, pues, son los youtuber influencers de hoy, aunque en la Edad Media, que se desenvolvían en el mundo de la marginalidad. Eran hombres cultos, compaginaban los estudios, con una vida alegre, escandalosa o disoluta, en donde la taberna, las canciones, el vino, el juego y las mujeres ocupaban un destacado lugar.
Se caracterizaron por llevar una vida antipapista, criticando con letra y música las pretensiones temporales del papado, Reprochaban a la curia vaticana la acomodación con el siglo, el lujo y el gusto por el dinero, dejando de lado la humildad inicial cristiana

Con tono inmoral y rayando lo obsceno, los goliardos plasmaron en sus obras una moral de orden natural, donde se elogia lo humano –erotismo– y se niega de las doctrinas que la Iglesia y la moral tradicional intentaban plasmar en la sociedad, la cual debía caminar por la senda de la rectitud, la castidad y la mortificación como fin para una vida en el más allá. Por el contrario, el goliardo busca liberar el espíritu del hombre, disfrutar del cuerpo en plenitud, y vivir el día a día sin pensar demasiado en la salvación del alma.
“Es mi voluntad
en una taberna morir,
y que el vino esté cercano
a los labios del moribundo
cuando alegres canten
los coros angélicos:
Sé benigno, oh Dios,
con este bebedor.”

Se llamaron a sí mismos clérigos errabundos o vagantes, y desde fecha muy temprana fueron impugnados: en el siglo X los mandaron rapar por redadas para borrarles la tonsura clerical: en 1223 se les prohibió cantar en las misas versos religiosos: diversos decretos, leyes, ordenanzas y concilios les prohibieron cantar y comportarse conforme al espíritu de sus poemas: muchos fueron excomulgados y a otros se les privó de sus privilegios eclesiásticos y quedaron sujetos a la jurisdicción secular.

“Llevado soy como barco sin tripulante,
o como, errabunda, las rutas de los vientos llevan al ave.
No me sujetan cadenas ni me retienen llaves;
en pos de mis iguales ando: con los perversos me junto.”

EL LIBRO DE HECHIZOS MÁS BUSCADO EN LA PROVINCIA GADITANA: “LA GALLINA NEGRA”

De hecho, este libro (grimorio), describe las formas correctas de fabricar anillos con propiedades sobrenaturales y mágicas, así como diversos talismanes. Entre los más atractivos se encuentran los anillos para enamorar y dar fertilidad. “Anillos que susurran cuando están en las tinieblas, hasta aterradores filtros amorosos que pueden orillar a su portador al suicidio”. Anillos que vuelven invisible a su portador, talismanes para enamorar o dar fertilidad a los ancianos, anillos que susurran en la oscuridad, ungüentos eróticos que despiertan el deseo incluso en los muertos. También incluye invocaciones a seres sobrenaturales.

Digámoslo así, “La gallina negra” aborda tres variantes fundamentales del ocultismo: los anillos, los talismanes, y la invocación de vampiros. Comienza como una pieza narrativa. Allí se relata la historia de un soldado francés durante la ocupación de Egipto. Su pelotón es emboscado y diezmado por una partida de beduinos. El protagonista escapa, y se convierte en el único sobreviviente. En la región de Gizeh, el soldado entra en contacto con un anciano que lo lleva al interior de una cámara secreta bajo las pirámides. En las entrañas de esa mole piramidal el soldado descubre los restos de la Gran Biblioteca de Ptolomeo.

De alguna forma, su parte más atractiva e interesante es sin duda la de invocación de los muertos y de ciertas criaturas: vampiros. Obviamente no son vampiros como los que conocemos de las películas, sino de seres provenientes del plano astral. Al cual se le atrae con un talismán que junto a las palabras de conjuración correctas atrae al ser conocido como: Ifrit. A partir de entonces, según él en La Gallina Negra, el vampiro estará obligado a hacer lo que el invocador indique.

El Cádiz brujeril, nos deja claro encontrar múltiples hechizos, por ejemplo, cuentan el hechizo para que se vaya un vecino: “Se extiende una tela negra y se colocan encima plumas de una gallina negra, más tierra de cementerio, luego se empapa todo con vinagre de uva y agua bendita. A continuación, se ata todo con una cinta negra y se arroja a la puerta de la casa del vecino”.
Este tipo de cosas hace que hallemos en la provincia gaditana, el Aceite litúrgico Gallina Negra, que se utiliza esencialmente para peticiones en rituales y ceremonias en los que se necesite combatir maleficios y todo tipo de energías negativas. Ayuda a alejar el daño.

También existe la Oración a la Gallina Negra: “Dios y señor nuestro que este misterio de tu divina creación saque el cuerpo de mí mismo nombre propio o de familiar para que saque todo mal estorbo robo maldad maleficio hechos por hombre o mujer y que ese daño y maldad se materialice en este huevo y todo podamos verlo dios y señor en ti confió así sea y así será”.

Sencillamente, por último, recordemos, que la llamada gallina castellana negra es una de las razas más antiguas de España. Cristóbal Colón la llevó a América alentado por Isabel la Católica a la que «le gustaba» especialmente esta ave que estaba entre sus favoritas. Naturalmente el libro “La Gallina Negra” pasó océano y fronteras.
¡¡¡Busque y encuentre el libro La gallina Negra!!!

LA TUMBA DEL MÍTICO REY GERIÓN EN BARBATE-CÁDIZ

La primera gran batalla de la Historia de España, tuvo lugar en Tarifa y en ella encontró la muerte Gerión que fue enterrado con honores en Barbate en un lugar de la carretera Arroyo San Ambrosio (ermita de San Ambrosio) antiguo Oráculo de Baesippo.

En las llanuras de Tarifa, cuando España no tenía ese nombre y era el fin del mundo, donde empezaban los infiernos se enfrentaron los ejércitos del rey local llamado Gerión y las huestes guerreras de Heracles. El motivo de la batalla fue porque el griego mató al pastor de los ganados de Gerión y al perro de este.

Hasta principios del siglo III a. C., la Península Ibérica estuvo alejada del cualquier centro relevante de poder por lo que, desde la perspectiva griega, era vista como una tierra lejana y marginal. Las primeras noticias vendrían seguramente de los comerciantes griegos que desde el siglo VII a. C. se aventuraron hacia el Mediterráneo Occidental, noticias, evidentemente, confusas y poco precisas que alimentaban susceptible de ser interpretado bajo los esquemas míticos, confundiendo realidad y ficción.

Existía un monumental temor supersticioso sentido entre los griegos al adentrarse en las regiones occidentales situadas en el más allá, justo donde se ocultaba el sol y ellos localizaron la entrada a los dominios infernales de Hades, y que finalmente fueron capaces de superar. Este es el significado, en definitiva, del heroico enfrentamiento entre el mítico Heracles y el rey Gerión.

El mito de Heracles y Gerión debió de tener su origen entre los rodios, un pueblo helénico de estirpe doria que creía descender del mismo Heracles y que había iniciado la exploración del lejano occidente en la misma época en que lo hicieron los fenicios, con quienes los rodios debieron de mantener unas estrechas relaciones. Por ello la conquista de la isla Eritia, donde se fundó Cádiz, llegó a ser asimismo atribuida a Heracles, el gran héroe que fue identificado con el dios fenicio Melkart.

Más tarde, cuando los griegos empezaron a visitar asiduamente a los tartesios (desde finales del siglo VII a C), el mito de Heracles y Gerión se relacionó más directamente con el reino de Tartessos, tal como fue narrado por Estesícoro de Himera.

El trasfondo histórico del mito griego sobre el décimo trabajo de Heracles entremezcla las hazañas realizadas por los fenicios y por los griegos en occidente, y esta fusión de leyendas debió de ser elaborada originalmente por los rodios.

LA HORA DEL BURRO Y LA NAVAJA DE OCKLAM

Pandemia o “plandemia”, virus o gripe, uso de mascarilla o no, medios informativos o desinformativos, políticos vendiendo cada cual sus intereses, youtuberos expertos de nada, ruido y humos. En momentos de tribulación no  dejemos que el rebuzno del burro (televisión, prensa, redes sociales) nos embrutezcan. Hay que leer, pensar y decidir por nuestra propia cuenta.

Buridán (1300 – 1358) fue un teólogo escolástico. A él le debemos el caso absurdo de un asno que no sabe elegir entre dos montones de heno y que, a consecuencia de ello, termina muriendo por hambre o sed. Nos recuerda los momentos de incertidumbre que vivimos.

Érase una vez un asno frente a dos montones de paja iguales, que no puede resolver el problema que se le plantea de elegir porque no tiene ninguna razón para preferir uno u otro, por lo que decide no hacer nada y morirse de hambre.
El malogrado asno murió, al suponer que no había razón para elegir uno de otro. Si hubiera elegido cualquiera de los dos su elección hubiera sido irracional, porque lo más racional era no hacer nada, pero las consecuencias para él fueron trágicas. En la práctica parece que a veces es mejor hacer algo, aunque no sea siguiendo una elección racional, eso piensan muchos en la actual “Hora del burro”.

Se trata de la paradoja que pudiendo comer, no come porque no sabe, no puede o no quiere elegir qué montón es más conveniente, ya que ambos montones le parecen iguales. No comprende. Sus grandes orejas de burro no le permiten escuchar a los que lo miran y aconsejan exhaustos. Sus anteojeras no le permiten mirar para los costados en busca de ayuda. No reflexiona, no puede elegir entre dos montones de iguales dimensiones. Perplejo y paralizado por su incapacidad de analizar, advertir y reflexionar, termina sucumbiendo.

La solución la tiene Guillermo de Ockham, y se llama La Navaja de Ocklam. Guillermo de Ockham aportó el razonamiento teórico llamado “La navaja de Ockham” (denominado así ya que se consideraba que, mediante ese principio, Ocklam “afeitaba como una navaja las barbas de Platón”) basado en una premisa muy simple “en igualdad de condiciones la solución más sencilla es probablemente la correcta”. Decía: “Es fútil hacer algo con más cuándo puede realizarse con menos. Cuando una proposición se hace cierta para dos hechos, asumir un tercero es superfluo. La pluralidad no debe ser asumida sin necesidad. a menos que sea aprobada por la razón, la experiencia o una autoridad infalible”.

Guillermo fue acusado de herejía por el Papa Juan XXII en 1327, excomulgado, pero su filosofía no fue condenada oficialmente.