LA FELICIDAD EN JEREZ DE LA FRONTERA

No llega a las personas que jamás tienen problemas (no existen tales individuos), sino al gachó que puede recuperarse de los fracasos y adaptarse a las decepciones. Es por eso por lo que la felicidad, aquí, nunca es causada solo por lo que sucede al jerezano de a pie, sino al que siempre incluye la visión que tenga este de su propia vida.

Es más fácil ser feliz en Jerez de la Frontera, si se tiene primero: familiares y amigos que no te den la tabarra y, por el contrario, te apoyen. Segundo: recursos para satisfacer las necesidades primordiales y tercero, sobre todo buena salud.

Por último, y no por ello menos importante, no olvidar encomendarse al santo patrón de la ciudad, que no tiene cabeza (está descabezado), para cuando la palmes, poder atravesar deprisa el túnel hacia la luz, llegando a tiempo antes que te cierren los bares.

AL MAL PASO, DARLE PRISA

Cuando ya no puedes subir y bajar escaleras al mismo ritmo, cuando estás en un lugar turístico y te cuesta llegar, es jodidamente duro. Son renuncias fuertes.

Uno tiene que ir acumulando sabiduría para no llegar a esos momentos con desesperación y desconsuelo.

La vejez lleva dos etapas: cuando entras y empiezas a ver tus propios cambios y otra la de hacer renuncias. Los hombres tenemos la enorme suerte que nos podemos enamorar hasta con un pie dentro de la tumba (la libido nos salva).

En las mujeres existe el miedo de que los hombres aman a las que tienen veinte o treinta, no a las de sesenta. Las corroe la idea de que nadie las va a volver a elegir ni volver a querer, es terrible. Son mujeres que viven en función de no envejecer y que dan esa batalla a diario. Van con el paso cambiado, marchan en la vida con mal paso.

FOTOGRAFÍAS DE JOEL PETER WITKIN

JEREZ DE LA FRONTERA MARCA MODA TORERA

Los gachupines (españoles) trajeron a la América hispana muchas cosas buenas, como son el idioma, el barroco en sus templos, las bibliotecas y universidades, etc. Entre las cosas buenas que trajeron tiene puesto de honor la tauromaquia, hoy defenestrada por los dinamiteros de turno.

Castañeta o postizo de torero es el añadido que llevan los toreros en el pelo, va debajo de la montera. La castañeta de torero se realiza en cordoncillo de forma artesanal.

Antiguamente los toreros tenían una coleta natural, pero con el paso del tiempo se transformó en la castañeta. Es la famosa coletilla de los toreros que se cortan cuando se retiran. El primer torero en prescindir de la coleta natural fue Juan Belmonte. Algunas de las primeras imágenes de toreros con coleta aparecen en el siglo XVIII.

Según parece los primeros toreros sujetaban el pelo largo con un pañuelo o lazo de seda negra, con la finalidad de que este recogido (o coleta) les sirviera de protección en la zona de la nuca ante posibles caídas y golpes que pudieran sufrir durante el desarrollo de la lidia. Otra teoría simplemente argumenta que ese recogido tenía la finalidad de que el pelo largo no les molestara durante la corrida. No obstante, en 1805, la coleta de pelo natural fue sustituida por el postizo.

Jerez de la Frontera implanta la moda en el recogido de cabello masculino: llevar “Castañeta o postizo de torero”, algo que pasará a verse en Nueva York, algunas ciudades europeas y muy pronto en cines y la pequeña pantalla.

¿QUÉ ES LO QUE MÁS ATERRORIZA A LOS GADITANOS?

Aunque presenta todas las características de un deceso, no lo es. Su estado se puede presentar por minutos, horas o varios días en los casos extremos. Lo realmente inquietante de este trastorno radica en que la persona afectada puede ser sepultada estando aún con vida y despertar en cualquier momento.

Para colmo, y lo que pone de nervios a los gaditanos de Chipiona, Jerez, Sanlúcar, Arcos y a de la misma Cádiz capital, es el no estar ellos seguros ni cuando han elegido la incineración. Recordemos, que hay veces que algunos cuerpos se han sentado durante la cremación También se han dado casos de encontrarlos en algo llamada postura pugilística. Esta posición se caracteriza como una postura defensiva. Naturalmente en los tanatorios, calladito todo el mundo y “silencio sepulcral”, ni una palabra a los familiares del difunto.

Este tipo de cosas, como es el morir enterrado vivo, para muchos puede ser el argumento ideal de una película de terror. Hablamos de lo que es la peor pesadilla en la provincia de Cádiz: “el terror a que te entierren vivo”. A lo largo del tiempo, la ciencia pudo constatar, a través de la exhumación de cadáveres, que ciertamente muchos seres humanos fueron sepultados vivos, después que los médicos acreditaran su respectiva muerte.

El miedo irracional y patológico a ser enterrado vivo se le conoce como tapefobia. La tapefobia se trata del miedo a ser enterrado vivo tras un diagnóstico de deceso erróneo, debido normalmente a un trastorno repentino de inmovilidad y cese aparente de las funciones vitales que puede postergarse durante días (catalepsia).

Nos deja claro, es un estado biológico en el cual la persona yace inmóvil, en aparente muerte y sin signos vitales, cuando en realidad se encuentra viva en un estado que podría ser consciente o inconsciente, lo que puede a su vez variar en intensidad: en ciertos casos el individuo se encuentra en un vago estado de conciencia, mientras que en otros pueden ver y oír a la perfección todo lo que sucede a su alrededor.

Sencillamente, si fueras una persona a la que han sepultado viva tus posibilidades de vivir son pocas, ya que la muerte sobrevendrá antes de agotar el oxígeno contenido en el ataúd, lo que ocurrirá en un tiempo estimado de cinco horas. A medida que el dióxido de carbono se acumula te dará sueño y eventualmente caerás en coma antes de que tu corazón se detenga y el resto de tu cuerpo lo siga. Podrás sentir la asfixia y obviamente será aterrador, pero al menos, no estarás consciente durante esos últimos momentos.

Digámoslo así: “Da patadas a la tapa. Cuando se rompa, si estás enterrado, deja caer la tierra y colócala al fondo del ataúd, junto a tus pies. Si la tapa es muy pesada, golpéala con algo de metal para que alguien pueda oírte. Trata de sentarte La tierra que cae ocupará tu lugar y tú el del hueco que deja hasta ponerte de pie”.

El riesgo de ser sepultado vivo existe. ¿Y tú a qué le tienes miedo?

RETORNO DE LAS RELIQUIAS MOMIFICADAS DE LOS SANTOS

Una persona adulta comprometida con su existencia personal y la sociedad actual debe al menos conocer nuevas interpretaciones para vivir su espiritualidad de una manera congruente con su cultura. La teoría cuántica toma las aportaciones de Einstein: relatividad, interdependencia de las partes, continuum espacio-tiempo, conceptos de energía-masa, y de la fuerza de gravedad como atracción mutua de todas las masas.

San Clemente, en Sant Mateu (Castellón)

La incorruptibilidad caracteriza el cuerpo de los santos en época moderna, así como una mayor accesibilidad visual. Suele ser el caso de los restos procedentes de las catacumbas de Roma, que se distribuyeron durante casi tres siglos. Uno de los pocos que se conservan es el de San Clemente, en Sant Mateu (Castellón), extraído en 1767 de las catacumbas de Priscila por mandato del papa que le dio su nombre, Clemente XIII.

San Víctor en Arcos de la Frontera (Cádiz)

San Víctor y San Fructuoso en Arcos de la Frontera (Cádiz) nos esperan recostados, vestidos con sus mejores galas, como si acabasen de venir de una fiesta y estuviesen descansando. Llegaron de Roma en 1768. Allí habían reposado durante cientos de años en las catacumbas de San Calixto hasta que el papa Clemente XIII se los regaló al arqueño Manuel Simón Ayllón, que se los trajo a su pueblo. Aquí sufrieron un proceso de maquillaje y puesta en escena que los dejó de lujo: piedras preciosas, brocados, flores secas, seda y oro, además de los dos retablos repletos de molduras, rocallas y guirnaldas.

Si el mundo es como dice la Nueva Física, el ser humano religioso ha de entender su religiosidad de una forma nueva, en la que debe predominar la vinculación con el Todo, el universo, la vida, la comunidad humana y religiosa; y un Dios que constituye la última esencia holística del universo.

La teoría cuántica ha desarrollado algunas propiedades que han servido como orientación a la nueva teología: las radiaciones de luz o calor se emiten mediante paquetes de energía (“cuantos”); pueden estar en más de un lugar al mismo tiempo (propiedad de onda); son haces de ondas que, al observarlos, se manifiestan en corpúsculos (colapso de la función de onda); se producen saltos cuánticos (el objeto deja de estar aquí y se manifiesta en otra parte), y ejercen una acción a distancia sobre su par gemelo.

San Clemente, en Sant Mateu (Castellón)

La victoria sobre la putrefacción tras la muerte se ve como garantía de santidad. Se les atribuyen propiedades milagrosas, casi mágicas, pues curan a quienes entran en contacto con ellas y son compatibles con la física cuántica.  

La física cuántica está cambiando nuestra comprensión de los últimos elementos de la realidad, aunque todavía no llega a explicar las experiencias más habituales del macrocosmos. Pero la última realidad es precisamente el objeto de la metafísica y de la experiencia espiritual, por eso la teología cuántica se inspira en la nueva física, y encuentra mejor explicación que en la física mecanicista de siglos pasados.

JEREZ DE LA FRONTERA, CIUDAD CON PORTALES INTERDIMENSIONALES

A igual como sucedió con el fenómeno ovni, se ha ocultado y desprestigiado tras cortinas de humo mal intencionadas. De los portales interdimensionales, se ha dicho, desde los múltiples campanarios, que son simplemente parte de la ficción o, a lo mucho, de hipótesis científicas aún sin demostrar.

Hasta ahora, los llamados portales interdimensionales han sido considerados un elemento de la fantasía luciferina de algún calenturiento yutúber que riega fuera del tiesto. Sencillamente son “otras dimensiones” o “mundos paralelos” a los que esos portales llevan.

Un portal es una entrada, una puerta de acceso a otro lugar. Es ese lugar donde la energía, la materia, las personas y otros seres pueden transferirse de un lado a otro. Estos son puntos con una alta actividad energética, y está presente en el mundo físico.

En Jerez de la Frontera se han detectado varios portales por donde entran y salen los llamados “hombres grises” (bajitos y cabezones). Los mismos que manipulan y se alimentan de humanos (de sus emociones).

Son muchas las personas en Jerez que sufren en su día a día la presencia de estos seres, sin ni siquiera ser conscientes de que están viviendo en el epicentro de uno de estos portales. No confundir a los “grises” con la fenomenología paranormal (fantasmas) que se dan en casas, calles, plazas, impregnadas por hechos violentos o carcasas de entidades desencarnadas que se han quedado enganchadas en nuestro plano físico.

INCREMENTO SIGNIFICATIVO DEL LLAMADO “CRISTIANISMO MUSCULAR”

Digámoslo así, las teorías sobre por qué los hombres no asisten a la iglesia apuntan hacia la aparente falta de liderazgo masculino. En respuesta a esta ansiedad ha surgido dentro de la extrema derecha religiosa, un nuevo tipo de cristianismo: “El cristianismo muscular”.

Podemos decir que existe toda una constelación de múltiples iglesias cristianas en el planeta, en donde cada cual se considera el único camino de salvación y poseedores de la santa verdad.

De alguna manera, para ellos, desde hace mucho tiempo corre el temor de que la iglesia se ha feminizado. La mayoría de las veces, la evidencia utilizada para apoyar esta preocupación es la proporción desproporcionada de mujeres y hombres.

El objetivo de este movimiento es volver a masculinizar a Jesús y a la Iglesia. Fundan sus esperanzas en conseguir recrear a Jesús como un verdadero «hombre de hombres».

ESCLAVOS CIMARRONES ESPAÑOLES

La explotación de esclavos que tras la prohibición entraban en la isla de contrabando, se había vuelto más onerosa que la utilización de mano de obra «libre». Los esclavos constituían la mitad del capital fijo de un ingenio azucarero. Por cada 1.200 pesos de inversión, 600 se destinaban a la compra de un negro y otros 600 correspondían al valor de las tierras, bueyes, instalaciones y maquinaria. El esclavo producía anualmente azúcar por valor de 225 pesos: quince cajas, a quince pesos cada una.

El político gallego Urbano Feijoo de Sotomayor, no tuvo mejor ocurrencia para su beneficio propio que importar compatriotas. El gallego, muy espabilado argumentó: “cuesta no mucho más de ocho pesos al mes -cinco de jornal y tres en gastos de manutención, vestuario, transporte a las Antillas… y nos proporciona un provecho por lo menos doble del que ofrece el esclavo e incomparablemente mayor al que puede esperarse del negro jornalero”. Para Feijoo, el esclavo español le resultaba mucho más rentable.

Para dar su pelotazo, Urbano funda la Compañía Patriótico Mercantil, y obtiene el monopolio de la introducción de gallegos en la colonia por un período de quince años. Naturalmente promete el oro y el moro a los incautos que picaron. Les ofrecía transporte gratuito hasta la colonia, un ajuar completo al embarcar, un pantalón, camisa, un sombrero de paja y un par de zapatos y tres meses de aclimatación a su llegada, con todas sus necesidades cubiertas, antes de ser cedidos a los hacendados que los subcontraten. Lógicamente, nada de esto cumplió.

La primera expedición, integrada por 314 hombres transportados en la fragata Villa de Neda, desembarcó en La Habana el 10 de marzo de 1854. La octava y última, compuesta por 296 gallegos que viajaron a bordo de la fragata Abella, pisó la isla a finales de agosto del mismo año. En total, la Compañía Patriótico Mercantil trasladó a la isla a 1.742 gallegos.

No es una leyenda negra inventada por los holandeses o ingleses. La triste realidad fue que más de medio millar de aquellos infelices españoles murieron a los pocos meses de su llegada a Cuba, extenuados por el hambre y a veces sujetos con cadenas y grilletes. O abatidos por el cólera y las fiebres tifoideas. De los que accedieron a los ingenios o fueron recolocados en la construcción del ferrocarril, obligados a realizar jornadas de dieciséis horas, muchos desertaron y se convirtieron en «cimarrones».

Urbano Feijoo de Sotomayor se apresuró a cobrar la subvención de la Junta de Fomento (140.000 pesos) y se esfumó de Cuba. Reapareció en Ourense y en octubre de 1854 obtuvo acta de diputado a Cortes por esa circunscripción. Y si me has visto no me acuerdo, a otra cosa mariposa.

Urbano Feijóo de Sotomayor, negrero y diputado por Ourense

BACKROOMS INQUIETANTES EN JEREZ DE LA FRONTERA

Jerez de la Frontera es una población con un inmenso patrimonio inmaterial donde suceden muchas cosas. Durante el verano, me encontraba en una de las terrazas de la calle Fernando Viola (bar El camioncito), disfrutando de buena compañía, cuando surgió, espontáneamente, alguien comentando formar parte, aquí en Jerez y en otras poblaciones de Cádiz, de un hilo de sitios inquietantes o perturbadores. En ese momento escuché, por primera vez, la palabreja (anglicismo): “Backrooms”.

De alguna manera, el fenómeno de los Backrooms en la provincia de Cádiz, se ha convertido en una pesadilla colectiva que incide fuertemente en la psique humana y en el inconsciente colectivo local. Son esos horribles sueños que sufren algunos gaditanos llamados Backrooms, o ‘cuartos traseros’. Se trata de pesadillas en la cual las personas se hallan encerradas en algún tipo de habitación totalmente vacía o únicamente iluminada por lámparas de neón amarillentas.

¿De dónde provienen los Backrooms? Hay múltiples teorías desarrolladas por los entusiastas de las historias cortas de terror recogidas y compartidas a través de Internet. Algunos dicen que es una realidad alterna, que se creó durante el Big Bang y coexiste con nuestro universo; otros dicen que se trata de una simulación a la que algunas personas somos llevadas sin saberlo; otra teoría de tintes más religiosos.

De alguna forma, los Backrooms vienen a ser un campo mental que se manifiesta mediante sueños, cuya forma y arquitectura varía de acuerdo con eventos que influyeron en nuestras vidas o forman parte de nuestra personalidad. Son como una zona fronteriza dentro del inconsciente donde se acumulan nuestros principales miedos que nos marcaron para siempre. Se les puede considerar una forma de pesadilla.

De hecho, pues, la «existencia» en la que vivimos genera un inconsciente colectivo, es decir, que además de seres creadores de nuestra realidad, también procreamos el mundo onírico que refleja nuestras emociones, tanto individualmente como sociedad, por eso hay que vibrar en positivo y no en el miedo que nos quieren imponer. Cuanto más bajo vibremos terminaremos en una cárcel, tanto aquí como en el astral, donde la ilusión imaginaria del Backroom nos dirá que no podemos salir.

No tiene explicación razonable, aunque existe una triquiñuela para escapar de un Backroom si te sientes en peligro: “Morder en sueños los contornos de la lengua. Hacer operaciones matemáticas simples mentalmente. Quedarse sentado y contar números primos. Cantar dentro del sueño.  Recitar el mantra OM o cualquier otra palabra sagrada que altere tu campo vibracional físico”.

EL NOVENO CÍRCULO DEL CALDERO DEL DIABLO

El mundo en el que vivimos es en buena medida una alucinación y no me extraña que teman los dirigentes en la Sombra, que el contagio de los enfermos mentales les tire por los suelos su tenderete (A las putas, políticos y toreros en la vejez os espero).

Sentirte loco es percibir que de algún modo ya no perteneces a la especie humana. El ignorante busca en sueños. El secreto del hombre, no se halla en el cielo de los místicos, se localiza en el infierno con los condenados. Dante reservó para los traidores el noveno círculo del Infierno.

El Infierno se compone de nueve círculos concéntricos en los que se acumulan todo tipo de pecadores, a cual más malo, sometidos a los peores tormentos que el ser humano haya podido sufrir. Dentro de los pecadores que abundan en el presente siglo XXI, los pésimos son los condenados por traición a sí mismos y a los demás.

Según su descripción, en este círculo Noveno, hay un inmenso lago helado, el Cocito, donde se encuentran sumergidos, unos más que otros y en posiciones diferentes. Por lo pronto, seguid durmiendo, así nos luce el pelo.