CUANDO EL TREN DABA PÁNICO EN JEREZ

Los primeros trenes se valían de la fuerza animal para moverse. Se usaban caballos para arrastrar carros sobre rieles. Eran los inicios del tren, fue hasta 1812 cuando Matthew Murray diseña y construye la locomotora Salamanca en los talleres Feton, Murray and Wood.
El primer tren español, se construyó en Cuba, perteneciente a la corona Española, para transporte de caña de azúcar al puerto de La Habana. Esta línea se construyó entre 1835 y 1837 cubriendo el trayecto entre La Habana y Bejucal. En la península no fue hasta el año 1848 cuando se levantó la primera línea que cubría el trayecto entre Barcelona y Mataró. Conforme más se extendía el uso del ferrocarril más miedos aparecían en torno a la población. En 1872 llegó el primer tren urbano a Jerez de la Frontera para transportar vino. El desconocimiento de entonces hizo pensar que el humo que liberaba la locomotora podía ocasionar daños irreversibles en los campos y mataría a los pájaros. El miedo y la ignorancia a lo desconocido, a lo nuevo, hicieron que muchos jerezanos temieran a esta enorme máquina metálica infernal, y estuvieran especialmente deseosos de prohibirla. En general, las preocupaciones se basan en tres pilares: Peligros ambientales (las únicas razones medianamente justificadas), sociales y médicos.

Entre las muchas cosas que se dijeron, encontramos afirmaciones como que era algo antinatural, que corrompía la moral de Jerez y que el humo que expulsaba el tren asolaba los campos y mata a los pájaros.
Los médicos no se quedaron, ni mucho menos, atrás en esa histeria colectiva en contra del tren. Estas son algunas de las afirmaciones que expusieron los médicos del siglo XIX alertando de los riesgos para la salud que ofrecía este diabólico invento:
-La gente podría morir asfixiada si viajaba a velocidades superiores a 32 kilómetros por hora.
-El ser humano no estaba físicamente preparado para soportar las velocidades del ferrocarril, pues sufría un trauma físico por la aceleración y deceleración causado por este medio de transporte.
-El paso excesivamente rápido produce un efecto mortal sobre las vías respiratorias. El movimiento de trepidación suscita enfermedades nerviosas, mientras que la rápida sucesión de imágenes provoca inflamaciones de retina. El polvo y el humo ocasionan bronquitis. Además, el temor a los peligros mantiene a las personas en una ansiedad perpetua que es origen de enfermedades cerebrales. Para una mujer embarazada, puede producirle un aborto prematuro.

BDSM- SADO, TURISMO EN AUGE EN LA PROVINCIA GADITANA

El mercado de las “APPS” y su oferta hotelera está en continua evolución, con opciones cada vez más especializadas en el negocio: calidad, comodidad y discreción. Lo más buscado por los seguidores de BDSM que visitan la provincia de Cádiz, son alojamientos que incluyan mazmorra (espacio preparado para la práctica Sado). Zahara de los Atunes-Atlanterra, Chiclana, y Jerez de la Frontera, son los destinos en la provincia, en donde la demanda desborda a la oferta.

Entendemos que la normalidad es muy difícil de definir; clasificamos al BDSM como parafilia, o sea, esas conductas sexuales, eróticas, que no son comprendidas por la mayoría de las personas. El libro y la película “Cincuenta sombras de Grey”, más Internet y sus redes sociales, son los culpables del repunte en la difusión del BDSM (B: sometimiento, D: dominación, S: sumisión, M: masoquismo). La fantasía de dominador/dominado resulta ser una de las más comunes y practicadas por todo tipo de parejas, lo mismo ocurre con los encuentros en los que uno de los miembros es ligeramente “castigado” por su pareja.

El BDSM es una de las prácticas sexuales más comunes que pueden existir, aunque para muchos se trate aún de un tabú o algo “moralmente incorrecto”; la realidad es que es una de tantas formas existentes de encarar los encuentros sexuales y de obtener placer. En opinión de sus seguidores, “en el BDSM es importante marcar de antemano unos límites y unas reglas, esto hará que la relación sea más placentera y se consiga el objetivo de una excitación fuera de límites”. “Muy importante para ellos es establecer de antemano una palabra o gesto de seguridad que pare o aminore la intensidad de la sesión, ya que en el fragor del amor puede ser que todo se vaya de madre”. Si el sumiso está atado y no puede hablar, se puede haber pactado señales con los dedos, como por ejemplo: Levantar el pulgar: “Me encanta lo que estás haciendo, quiero más”. Hacer un círculo con el índice y el pulgar: “Sigue así, pero no aumentes la intensidad”.

Recalcan: “ya sea una fantasía sexual ligera e inocente en casa o un acto mucho más preparado, es necesario el consenso de ambos miembros de la pareja, así el placer será compartido y no solo cosa de uno”. Igualmente repiten, una y otra vez, en “tener mucho cuidado con las personas que se conocen por Internet, en el Ciberespacio hay mucho psicópata suelto, de ambos sexos”.

EL MIEDO NOS SALVÓ

Ante un peligro eminente nuestro cerebro se activa para prepararnos con una reacción de huida o de ataque. El miedo es un mecanismo de defensa, nos asusta y a la vez nos ayuda. Los antropólogos reconocemos que el miedo es lo que ha permitido que nuestra especie haya sobrevivido. Sin miedo el ser humano habría desaparecido de la faz de la tierra. Es una de las emociones más útiles de todas las que consideradas.
Hay miedos que vienen con nosotros, por ejemplo a la muerte es un temor innato que nos hace preservar nuestras vidas a toda costa. También existe el miedo aprendido, social o infundido por intereses de los gobiernos. A estos últimos los antropólogos solemos llamar “Redes del terror imaginario”.
A muchas personas les atrae pasar miedo. Hay algo en la mente humana que le gusta pasar miedo. En situaciones siempre controladas nos producen una descarga de adrenalina, luego da paso a la euforia (dopamina)

El último miedo en Jerez de la Frontera es la pesadilla del llamado “Hombre del sombrero”, una historia en la ciudad bastante desconcertante dentro de las leyendas urbanas que han surgido. Es una rareza de la que no sabemos a qué atenernos, si es un fenómeno real o una campaña viral, o que nuestras pesadillas están mutando y convirtiéndose en algo contaminado. Este contagio onírico se da en diferentes localidades gaditanas: Chiclana, Sanlúcar, Arcos, Jerez y Cádiz. Hace referencia a un hombre siniestro de negro, tocado con un sombrero. Son muchos los testimonios de personas que aseguran haber soñado con este personaje.

Para algunos, soñar con este individuo puede ser el anticipo de la muerte o incluso producirse durante el mismo sueño. Otros, relacionan a estos sucesos al llamado “síndrome de muerte por pesadilla” (realmente se puede llegar a morir de miedo).
¡No se puede asegurar nada!

FUENTE: M. Carballal, M. Martínez, otros.

LA “HORA MALDITA” EN JEREZ DE LA FRONTERA

Debería usted saber de que hay un rumor extendido por toda la ciudad, referente a una extraña hora fatídica. A las 03:00 am para unos, o 3:30 am para otros, se la conoce comúnmente como el “Tiempo Muerto” o la “Hora del Diablo”, ya que, según los locales, es el momento en que la actividad paranormal entra en su máximo apogeo. Se dice que en esta “hora maldita”, los demonios y espíritus se encuentran más activos dando paso a todo tipo de fenómenos paranormales.

Hay una serie de creencias asociadas a despertarse a esta hora que la llaman la hora del tiempo muerto o la hora del diablo. Se dice que a partir de esta hora se registran el mayor número de accidentes de automóviles, también es cuando suelen fallecer los enfermos terminales en el hospital de Jerez. Igualmente en este instante se producen la mayoría de fenómenos paranormales. Dicen algunos jerezanos puestos en estos temas, que de las tres a las cinco de la mañana se abre una puerta a otras dimensiones y circulan seres extraños. Agregan que a esa hora hay una fluctuación del campo magnético de la tierra.

Argumentan que a esta hora “la maldad suele tener más fuerzas” y por eso es “elegida por muchos para realizar invocaciones de magia negra, pactos y otras prácticas satánicas”. “Suelen invocar al demonio, hacer pactos de alma o pedidos, son personas que encuentran en el mal su poder y por eso lo llaman”.
No sorprende, a los parapsicólogos, que a esta misma hora se produzca la llamada “parálisis del sueño”. Esta parálisis se caracterizaría por la sensación de que “alguien” se sienta en el pecho o fija sus brazos y piernas en todo nuestro cuerpo. Las “víctimas” de este fenómeno a menudo aseguran que parecen hundirse en su colchón, como si estuvieran siendo abrumados por la entidad que causa la parálisis. Este escenario puede variar, pues la persona a veces puede experimentar solo la incapacidad para emitir sonidos o mover una parte específica de su cuerpo.

Se significa la “Hora Maldita” por ser el momento en que suceden desgracias, además de que los animales se muestran afectados por la energía del ambiente en dónde se encuentran. Por ello, los perros ladran y los gatos maúllan. Es más, se advierte que despertar de repente a las 3 am significa que se es víctima de magia negra o una entidad maligna.
Si usted está en Jerez de la Frontera, y se despierta a las 3:00 am o 3:30 am, póngase las pilas. Ya sabe a qué atenerse. ¡No se distraiga!

AUGE DE LAS BRUJAS FEMINISTAS

A lo largo de la historia, las personas más peligrosas siempre han sido los hombres de Dios... Es al oír la voz del diablo cuando mejor podemos apreciar la de Dios. Los devotos siempre pueden beneficiarse de escuchar a los no creyentes. Las religiones neopaganas creen en que los acontecimientos y las energías son cíclicos. Es decir, un ser nace, se desarrolla y muere para volver a nacer de nuevo en un ciclo eterno. También la naturaleza es cíclica, todo en ella nace en primavera, crece en el verano, se reproduce en otoño y muere en invierno. El creyente neopagano considera ese ciclo natural como su ciclo vital, como un modelo espiritual a imitar. Este movimiento puede dividirse en cuatro grandes ámbitos: la brujería tradicional, la wicca y tradiciones derivadas, los sincretismos y, finalmente, diversos tipos de reconstruccionismo neopagano.

El neopaganismo es mayoritariamente esotérico porque propone a sus fieles un encuentro directo con la dimensión oculta de la naturaleza, enfatizando el significado estático y subrayando la emanación del poder divino que destaca la transcendencia.
No discriminan a nadie en razón del sexo, la raza o nacionalidad. Consideran que la tierra es el cuerpo de una diosa, y muchos seres sagrados habitan en la naturaleza donde se realizan todos los rituales. Rinden culto a los antepasados, a la naturaleza, son animistas y usan la magia para conseguir sus objetivos.

Cada vez más existe y crece el hartazgo de los jóvenes, especialmente las chicas que están dejando las religiones tradicionales por el neopaganismo, por la simple razón que en las religiones monoteístas los dioses son masculinos, en el neopaganismo es todo lo contrario la mayoría son femeninas, como la Diosa madre, la Madre tierra, en donde abunda un eterno componente lunar femenino, algo muy importante a la hora de explicar el auge de la brujería entre las mujeres, en donde una gran parte se definen a sí mismas como “brujas hechiceras feministas”. Ellas, las brujas feministas, usan a la magia como un medio para provocar cambios en los acontecimientos según su voluntad. No se puede dudar que el neopaganismo y la “brujería feminista” están en auge, y van a más.

SAN FERNANDO Y CHIPIONA, ESTRELLAS EN EL NECROTURISMO NACIONAL

El cementerio es un elemento arquitectónico de importancia cultural y de ahí su interés en visitarlo como una actividad turística más. Casi una veintena de cementerios españoles están reconocidos como de interés turístico. Es un objeto de reflexión, de pensamiento, de humor, etc., y visitarlos por ocio es una práctica que comienza a difundirse por Europa en el siglo XVIII.
En España son 21 los cementerios que forman la Ruta Europea de Cementerios. De ellos, hasta el momento, tan solo cuatro están situados en territorio andaluz: el cementerio de San Rafael en Monturque (Córdoba), el cementerio de la Salud en Córdoba, el cementerio de San José en Granada y el cementerio inglés de Málaga. Su vista nos permite hacer un recorrido histórico desde la época romana hasta la actualidad.

El necroturismo o el tanatoturismo, como también se denomina, es una forma diferente de conocer lugares curiosos o característicos de los pueblos y ciudades. Para muchos puede ser una actividad tétrica, pero en realidad se trata de averiguar sobre unas instalaciones que todos los municipios tienen y que ofrecen una historia desconocida y más curiosa de lo que se puede imaginar. Este tipo de turismo, también conocido como turismo negro reúne a los aficionados a los cementerios y los lugares que tengan que ver con la muerte. Tiene defensores y detractores. Los primeros alegan que se trata de un nuevo concepto turístico que aleja a los visitantes de los monumentos más convencionales al tiempo que fomenta la preservación de unos espacios que guardan un importante patrimonio histórico, artístico y social. Los detractores que rechazan esta nueva modalidad turística argumentan que la llegada de visitantes podría poner en peligro la conservación de los recintos funerarios, así como la tranquilidad que, según ellos, deben tener estos lugares.

En España el turismo de cementerios se ha convertido en un habitual, sobre todo en los últimos años. Algunos cementerios se han hecho populares en lo nacional por acoger en ellos tumbas de afamados artistas. Así por ejemplo el de San Fernando (Cádiz) donde está el monumento que homenajea a Camarón. El mausoleo dedicado al cantaor cañailla no pierde el olor a flores en ningún momento del año. Rocío Jurado en Chipiona en el camposanto con una escultura de la cantante que desde hace una década se ha convertido en una atracción turística para quienes visitan la localidad gaditana.

FUENTE: Sol Tarrés, Pilar Gil Tébar, otros

CARTOGRAFIANDO EL MÁS ALLÁ

Debería saber, que desde la más remota antigüedad el ser humano ha conceptualizado territorios de caza, bóvedas celestes, que representó sobre piedras, cuevas, refugios, etc. Cuando navegó recogió mapas de su periplo que guardó con mucho celo. Colón, y muchos otros, no navegaban a lo loco, antes de iniciar sus aventuras recogían experiencias narradas o escritas de otros navegantes, por eso conocía de la existencia de tierras al otro lado de la gran mar.

Si cuando vamos a realizar un viaje, unas vacaciones o cualquier desplazamiento nos procuramos, previamente, de todo un arsenal de información como medida práctica, con mayor razón debemos aplicarnos en el Gran Viaje. Hoy día, a igual de los primeros navegantes del Nuevo Mundo y sus descubrimientos, empezamos a cartografiar espacios desconocidos. Uno de ellos es lo que hay “Después de la Vida”, el llamado “Más Allá”.
La fuerza de las pruebas, llevan a pensar que existe vida después de la vida, sin necesidad de ser creyente religioso, y detrás nos encontramos con una cosmogonía que plantea cómo es el otro lado del que se dice es material y no sutil, aunque menos denso que nuestro plano de existencia.

Lo primero es perder el miedo a la Muerte. Parece ser que es viajar a un universo a través de un “agujero de gusano”, un puente interdimensional con entrada y salida. Esto en la ciencia cuántica ya está admitido, inclusive Albert Einstein lo aceptaba. El Más Allá, es simplemente un universo paralelo.
Hay evidencias que apuntan a la misma dirección, en donde la conciencia es independiente del cuerpo físico. En ese otro lado también están las plantas y los animales, igualmente los habitantes de otros planetas.

Basándonos en los múltiples testimonios, en experiencias vividas cercanas a la muerte, a lo que sumamos la información transmitida por diversos medios y soportes técnicos o mensajes recibidos de personas que han fallecido, todas narran evidencias parecidas con elementos que se repiten: “Primero encontrase la mayoría de ellos, en un paisaje de enorme belleza que trasmite mucha paz y serenidad. Lo segundo que llama la atención es una luminiscencia muy difícil de describir con palabras. El tercer aspecto, es que las personas se funden con un algo, en donde las individuos encuentran su “verdadero hogar”, formando parte de ese algo que no es externo a nosotros, ya que todos configuramos parte de esa luz”.

No cabe duda que existe vida después de la vida con varios planos (hay infinitos planos). El conocer su existencia es un trabajo arduo, ya se está en camino levantando su cartografía para poder transitar con conocimiento y “seguridad”.

FUENTE: Miguel P. Gómez, otros.