LA GLÁNDULA DE DIOS

La palabra piña es símbolo y nombre de la glándula pineal, un símbolo antiguo de naturaleza sagrada. En todas las religiones y culturas existen representaciones de la piña como un elemento a través del cual se puede alcanzar una visión del cielo.

En la cultura sumeria, en la egipcia, en la religión budista, en la hindú, en la cristiana… Los dioses alados o genios sumerios portaban una piña en su mano; los budas iluminados lucen un peinado con forma de piña. También aparece con aspecto de llama sobre la cabeza de San Judas Tadeo. El Báculo de Osiris es una vara, flanqueada por dos serpientes, cuya punta está rematada por una piña.

Los monjes tibetanos sostienen que existe en el ser humano un tercer ojo, situado en el centro del cerebro y a la altura de los ojos, que es el responsable de la clarividencia y la intuición. En el esoterismo la glándula pineal es el vínculo entre los estados objetivos y subjetivos de conciencia o, en términos exotéricos, entre los mundos visibles e invisibles de la naturaleza

Los papas levantan la férula para que la piña quede a la altura de la frente, donde se encuentra el “tercer ojo”, la glándula pineal en el centro del cerebro. En la foto indicativa, inmediatamente por debajo de la cruz aparece una piña, lo que destaca la importancia de esta. Alrededor de 1630, René Descartes escribió su famosa hipótesis sobre la glándula pineal como el «asiento del alma».

Las piñas del pino aparecen en capiteles de iglesias románicas y góticas y se relacionan con la abundancia, la fertilidad, la prosperidad, la riqueza y la unión del pueblo. También aparece en los dibujos de las tradiciones esotéricas como la Masonería, Teosofía, el Gnosticismo y el Cristianismo esotérico. El cono de pino posee el mismo significado para todos: Simboliza la «glándula pineal» o «Tercer Ojo».

La Glándula Pineal posee la capacidad de permitirnos percibir otras dimensiones del universo. Empotrada en el centro del cerebro, con forma de cono de pino, este pequeño órgano del sistema endócrino es responsable de producir melatonina.

En el arte antiguo, el Tercer Ojo es representado con ese símbolo. Esta piña también personifica la vida eterna y la iluminación o sabiduría. Muchas civilizaciones antiguas usaron este ícono. Uno de los más importantes es el arte de los Anunnaki de Sumeria, que lo muestran a ellos sosteniendo un cono de pino.

MUERTE DE UN RUISEÑOR EN EL VATICANO

Obviamente, es bien conocido que la Banca Vaticana se ha visto envuelta en todo tipo de actividades delictivas, desde quiebras fraudulentas hasta financiación de golpes de Estado y venta de armas sin que hasta el momento ninguno de sus dirigentes haya sido juzgado nunca por un tribunal terrenal. Lo más probable es que las preguntas en torno a la muerte de Juan Pablo I queden sin respuesta.

Digámoslo así, fue una cadena de muertes que también se llevó por delante a un periodista del Osservatore Politico, Mino Pecorelli, el primer periodista que se atrevió a hacer públicos los nombres de los conspiradores masones infiltrados en el Gobierno italiano y el Vaticano, fue asesinado en una calle de Roma con un disparo en la boca, “il sasso in bocca”, castigo tradicional de la mafia para los delatores.

Licio Gelli

Nos deja claro también que arrastró a un fiscal encargado de escándalos financieros, a un teniente coronel de los servicios de seguridad del Estado, a un juez, a varios cardenales y al policía siciliano Boris Giuliano hasta llegar al presidente del Banco Ambrosiano, Roberto Calvi, cuyo cadáver apareció una mañana de 1982 con los bolsillos llenos de piedras (ladrillos), colgado del puente londinense de Blackfriars, que curiosamente significa «frailes negros». «Frailes Negros», es una clara referencia eclesiástica.

La muerte del papa Juan Pablo I el 29 de septiembre, y el halo de misterio que rodeó su fallecimiento repentino a los treinta y tres días (mensaje masónico) de pontificado sin que ningún médico quisiera firmar el acta de defunción y sin autopsia. Más que la persona encargada de informar al papa muerto sobre las actividades del Instituto para Obras de la Religión apareció ahorcada en un parque de Roma muy concurrido por travestis.

Roberto Calvi, el ‘banquero de Dios’

Sencillamente, Licio Gelli sigue figurando entre los principales sospechosos implicados en la muerte del papa Juan Pablo I, junto con Roberto Calvi, el ‘banquero de Dios’ y Umberto Ortolani. Licio Gelli: el capo de la temible logia P2.

El Vaticano dijo que Juan Pablo I murió de un «infarto de miocardio», es decir, de un ataque al corazón. Pero nunca se realizó una autopsia. Los críticos han cuestionado cómo los funcionarios podían estar seguros de que el Papa había muerto de un ataque al corazón en ausencia de una autopsia.

Realmente necesitamos saber por qué el cuerpo de Juan Pablo I fue embalsamado inmediatamente después de ser descubierto, lo que se aparta del protocolo del Vaticano y de la legislación italiana.

El Papa eligió lema de su papado la expresión latina «Humilitas» (humildad), lo que se reflejó en su polémico rechazo de la coronación y de la tiara papal (la corona usada desde el siglo VIII) en la ceremonia de entronización, sustituyéndola por una simple investidura. Sin apenas tiempo de entrar en renovar el contenido, Juan Pablo I entusiasmó a los católicos por su humildad.

EL CARNAVAL DE CÁDIZ Y LA SEMANA SANTA JEREZANA EN EL METAVERSO

Metaverso: concepto que representa espacios tridimensionales, inmersos, generalmente en Internet. Estamos escribiendo las primeras letras de una realidad que empezó hace diez años. No es un invento de Mark Zuckerberg.

La novela de Ciencia Ficción “Snow Crash” de Neal Stephenson introduce una historia del siglo XXI planteando cómo el Metaverso o elemento sucesor de Internet, constituye un espacio basado en la realidad virtual.

Se está construyendo a los Humanos digitales (robots) para que sean capaces de actuar, tocar, comportarse, reír y sentir, acciones en las cuales los antropólogos estamos colaborando. En mi caso escudriño las entrañas del Carnaval gaditano con el propósito de encontrar las coordenadas de su rico humor. El Sentimiento cofrade también se contempla en mi colaboración al incorporar al Humano digital un sentir muy especial como es la Semana Santa de Jerez.

La iniciativa comprende interfaz hombre-máquina (human-machine), que permite al usuario sumergirse en una simulación gráfica 3D generada por ordenador, y navegar e interactuar en ella al instante, desde una perspectiva centrada en el usuario.

El usuario podrá tener butaca preferencial en el Gran Teatro Falla durante el Concurso de Agrupaciones del Carnaval o participar directamente en alguna comparsa. Lo mismo que ir de costalero o cargador debajo de un paso en Semana Santa o verla transcurrir desde un palco de tribuna.

Es una experiencia mediante la cual se pretende que el usuario sustituya la realidad física por un entorno ficticio generado por ordenador. Nos permite recrear virtualmente cualquier tipo de espacio en tres dimensiones y situarlo en cualquier época.

Todo lo anterior ayuda a recrear la ciudad virtual más dar autonomía a los Avatares como parte de la conquista del Metaverso, en donde el entorno digital tiene muchas aplicaciones. 

El concepto del tiempo en el Metaverso, no existe, los familiares y amigos fallecidos se pueden encontrar e interactuar en él. El Metaverso no deja pegada a la gente a una caja como sus detractores predican, ofrece muchas capacidades y se requieren personas que le den contenido. Punto a parte es que genera ingresos económicos a las Agrupaciones del Carnaval o a las cofradías, del mismo modo que lo hace Spotify o YouTube, por nombrar algunas plataformas. Es un gran negocio. Una revolución.

Nos entramos ante el reto y conquista del Metaverso. Pensar que la existencia del Metaverso es una expresión abstracta tridimensional en el espacio es, simplemente, una opción más. A grandes zancadas el Carnaval de Cádiz y la Semana Santa de Jerez de la Frontera se aplica al Metaverso a la par que se da contenido a los Humanos Digitales (Creados a nuestra imagen y semejanza).

APELLIDO ARBOLEDA UNA REALIDAD CRIPTOJUDÍA

La primera persecución de los judíos registrada en España comenzó en el año 489 antes de la era común, cuando a los judíos se les prohibió casarse con no-judíos u ocupar cargos públicos; los hijos ya nacidos de matrimonios mixtos fueron bautizados a la fuerza en la Iglesia Católica.

A partir de este momento, los judíos ibéricos fueron sometidos periódicamente a la persecución cada vez en forma peor hasta que finalmente desde el año 653 al 672 de la era común, los judíos fueron decapitados, quemados vivos o apedreados a muerte por el delito de reincidencia (luego de la conversión forzada al catolicismo) en la práctica del judaísmo.

Los pogromos en la provincia de Cádiz (actos de violencia, asalto a las juderías con matanza de sus habitantes) generalizados en el 1391 de la era común tuvieron como resultado la muerte de muchos judíos, de tal manera que, temiendo por sus vidas, decenas de miles de personas se convirtieron al catolicismo. Estas personas fueron llamadas «conversos» (convertidos, cristianizados), «cristianos nuevos» y «marranos» (un término despectivo que significa “cerdo, puerco”).

Desde este momento hasta el Edicto de Expulsión de 1492, los judíos se limitaron estrictamente a vivir en los guetos (judería marginada dentro de una ciudad) y tuvieron que usar distintivos de identificación visibles en la parte exterior de su ropa. Las dificultades para sobrevivir de muchos judíos los obligaron a convertirse al cristianismo a finales del siglo XV de la era común.

Muchos de los cristianos nuevos eran en realidad criptojudíos, aparentando ser cristianos, pero con la tenacidad de practicar secretamente el judaísmo. Una gran cantidad, como el caso de mi familia, se vieron obligados a pasar al Nuevo Mundo, saliendo de Jaén y la provincia gaditana (juderías de Vejer, Jerez y Arcos de la Frontera), llegando a Colombia para establecerse en las regiones del Cauca (Popayán), Valle del Cauca y Antioquia.  

Hoy, como criptojudío no practicante, descendiente directo de aquellos que llegaron al Nuevo Mundo, paseo por las viejas juderías gaditanas de mis antepasados, tarareando: “Dime, hermano marrano, ¿dónde has preparado el seder (la cena de Pascua)? En una cámara de una cueva profunda, allí lo he preparado. Dime marrano, ¿de dónde y de quién has conseguido blancas matzot (panes sin levadura)? En la cámara, bajo la protección de Dios, mi esposa ha estirado la masa. Dime marrano, ¿cómo has hecho para conseguir un hagadá (libro del relato de la salida de Egipto)? Hace mucho tiempo que lo escondí en una grieta de la cueva. Dime marrano, ¿qué harás si oyen tu voz? Si el enemigo me apresa, moriré cantando”.

NOTA: No confundir judaísmo con sionismo, ese peligroso sistema político fascista del Estado de Israel. 

¿GUARDA EL SARCÓFAGO DE LA DAMA DE CÁDIZ UN VARÓN HOMOSEXUAL?

El Gilgamesh narra la relación sexual entre dos varones, el héroe y Enkidu. El fin de esta narración, era resaltar la fertilidad como algo sagrado y fundamental para la supervivencia, porque de ello dependían las buenas cosechas, sus formas sexuales no estaban sujetas a las normas religiosas, aunque sí dieron origen a un servicio (ministerio) en el templo. Estos jóvenes eran llamados: Hieródulos (siervos sagrados) en Grecia o Kadeshim (consagrados) en Israel y gozaban de alta estima social.

Este tipo de homosexualidad institucionalizada floreció hasta el final de la antigüedad, no solo en Mesopotamia, sino también en Siria, Fenicia, Canaán, Israel, Asía Menor, Grecia y la India Meridional.

Probablemente las prácticas adicionales homosexuales se volvieron parte del culto politeísta como sucesoras de la masturbación. La evidencia sugiere que, para facilitar la masturbación, los sacerdotes estimulaban oralmente a los fieles en los cultos antiguos del Oriente Medio.

Cuando un hombre penetraba a otro hombre en el altar, al verter su semen agregaba más poder masculino a los dioses. Los catamitas -muchachos y hombres que eran usados exclusivamente para el sexo anal pasivo- empezaron a servir en los templos. Esta práctica no solo formaba parte del culto, sino que también era un medio de ganar dinero para el templo.

Para entender esta realidad histórica, poco discutible, hay que recurrir a los modelos antropológicos, ya que de otra forma no se entiende que grandes ejércitos, como los guerreros tebanos o las poderosas falanges macedónicas estuvieran formados por parejas homosexuales.

Los espartanos lo adoptaron como estrategia militar de dura formación de sus tropas, en cuyo modelo, el erastés recibía el nombre de inspirador y el arómenos de amado. Para estas personas las relaciones sexuales entre hombres no representaban deshonor ni implicaban comportamientos afeminados. “Todo el mundo pensaba que hacerlo era viril”. Por el contrario, no tener un erastés sí era considerado deshonor.

El homosexual en realidad no existe, sino que, es más bien un artificio, “una construcción social”. Las categorías “heterosexual” y “homosexual” son anacrónicas si se aplican al siglo IX a. C. Para la mentalidad de la época en el Cádiz antiguo, un individuo no tenía que ser una cosa u otra.

¿Por qué no aceptar que el inquilino del sarcófago gaditano era compañero pasivo o tratado socialmente como mujer, enterrado en un sarcófago femenino, más cuatro clavos de cobre como ritual simbólico mortuorio?

EL VATICINIO DE J.J. BENÍTEZ: “LA CAÍDA DE ESTADOS UNIDOS EN EL 2030”

Por decirlo así, la historia del mundo es la historia de naciones e imperios que prosperaron y luego se redujeron a polvo. En la actualidad, los imperios más grandes del pasado están restringidos a poco más que artefactos en museos o monumentos en ruinas allí donde antes triunfaron.

Unos declinaron lentamente antes de sucumbir. Otros sufrieron destrucción o cautiverio. Estados Unidos comenzó su etapa de hegemonía a partir de la caída del muro y del colapso de la Unión Soviética.
Igual que el mundo gira frenéticamente rápido, es posible que el Imperio estadounidense acabe cayendo al mismo ritmo del Imperio romano o el bizantino, con sus fechas de terminación a manos de bárbaros y turcos respectivamente.

En el caso del Imperio romano, se travistió en forma de una Iglesia cristiana con ejércitos propios y dominio de territorios soberanos gracias a un documento falso conocido como el Legado de Constantino, que otorgaba supuestamente al Obispo de Roma el poder temporal sobre antiguos dominios romanos en la península itálica.

Juan José Benítez o J.J. Benítez, periodista, escritor y divulgador, durante cincuenta años de trabajo continuo, ha recibido palos por todos los costados, lo que le ha llevado a dejar gran parte de su saber encriptado en su extensa y prolifera obra, la misma que después de su propio tránsito (muerte), será motivo de investigación (revisión), juntamente con su material archivado en infinitas carpetas repletas de anotaciones y fotos (Hacemos votos para que vayan a parar a la población gaditana de Barbate o a Conil de la Frontera).

De alguna manera, hemos entrado en la era del post-Imperio estadounidense, y hay otras superpotencias que luchan por quedarse con los restos del imperio de EE. UU.

Digámoslo así, Benítez hace treinta y tres años lo pronosticó, entremezclado entre muchas líneas de su libro “Yo, Julio Verne” (1988), cuando dice “la caída de este nuevo Imperio romano (Estados Unidos), no se demorará más allá del año 2030”.

REMOLINO BAJO TUS PÁRPADOS

En sus rincones, este libro guarda voces y esconde imposibles. Encabrita los ánimos como el aliento de una virgen descarada. Voy a contaros lo que han visto mis ojos y mis oídos escuchado. Probablemente no vayáis a creéroslo, pero, de todas formas, os lo voy a contar. Os voy a hacer testigos…

El mundo gaditano está empedrado con preguntas sin respuesta. En Jerez de la Frontera, como en cualquier pueblo gaditano, la única esperanza es la siguiente copa de vino, se busca la vida aquí y allá, en los bares… hay que andar con los ojos bien abiertos y el oído atento, lo asombroso y misterioso te pisa los talones.

También es cierto que todos somos personas de un padre y una madre distintos, por lo que te puedes encontrar con un capullo en cualquier esquina. La diferencia entre lo viril y la estupidez a veces es muy sutil.

Después de cierta edad, nuestros héroes ya no suelen enseñarnos cosas ni guiarnos. En lugar de ello, optan por proteger el último territorio donde se encuentran a ellos mismos. Quédate en el libro, un libro para bajarse del vagón de tu mente. Intenta, en este libro, recuperar el aliento que se te ha caído por el camino.

Un hombre, o mujer, debe moverse mientras pueda. Ir a lugares que estén lejos y volverse sabio… En la provincia de Cádiz, de repente te das cuenta de que el sitio en el que vives empieza a ser realmente otro país. Estás perdido, nunca más te encontraras a ti mismo. Es como el diálogo de dos fetos en el útero sobre las cosas de este mundo, simplemente una sarcástica metáfora de nuestra ignorancia del más allá.

SAN FERNANDO, JEREZ Y CÁDIZ, NIDOS DE SOCIEDADES Y LOGIAS SECRETAS 

Estudio una región en donde, cada hijo de vecino nunca sabe cuándo habrá de largarse, ni con cuánta rapidez. Aquí, ningún bien o mal nacido tiene claro cuánto tiene que ocultar. Todos guardan un esqueleto en su armario. Si te pasas de la raya, o piensas diferente al “Sistema”, te pueden enviar a la cárcel, a gastos pagados.

Intrigas, conspiraciones y estrategias son solo algunas de las señales que siempre han caracterizado a las sociedades ocultas que poseen un poder cuya dimensión nadie sabe completamente.

El nivel de influencia y poder de estas sociedades misteriosas es tan intenso que llega a influir tremendamente en el rumbo del planeta, en la economía mundial y por consiguiente en el rumbo de nuestra vida. Otra cosa que las caracteriza, y que es bien conocida por la gran mayoría, son los secretos que esconden.

Toda sociedad secreta que se precie tiene que ser eso, secreta y lo más discreta posible. La Sociedad de la Niebla, en Cádiz y San Fernando, casi ha conseguido estos dos objetivos, en el siglo XXI. Desde hace muy pocos años, la existencia y renovación de la Sociedad de la Niebla se lleva muy bien camuflada, retornando con fuerza entre los civiles cultos y los militares.

Su presencia en el s. XXI recorre los aires gaditanos, revueltos en medio de una ensaladilla de sociedades secretas a gusto del consumidor. Lo decisivo jamás se muestra, ni siquiera se comunica, o no en su momento; al contrario, se esconde y se silencia siempre, o durante muchísimo tiempo: si acaso se cuenta cuando ya no interesa, cuando es pasado remoto.

Las organizaciones secretas más vivas en la provincia gaditana son: Anilleros y la Santa Alianza, Carbonarios, Ordo Templi Orientis (Orden de los Templarios de Oriente), Rosicrucianismo, Orden Martinista, Orden Hermética del Alba Dorada, ODESSA, Masonería, Caballeros de Malta, El Priorato de Sion, la Orden del Sol Negro, Opus Dei, Illuminati, Iglesia Católica, Compañía de Jesús (Jesuitas). Think tanks, Club Bilderberg, Trilateral.

La verdad es más fascinante que la ficción. Si escudriñamos debajo de las baldosas de San Fernando, Jerez de la Frontera o de Cádiz capital, imposible no toparse con turbias historias, como la de la Mano Negra, La Garduña o el de Los Linajudo, por nombrar algunas.

En la Edad Media, la Iglesia y la Santa Inquisición, prohibían cualquier conocimiento fuera de la religión lo que provocó que estas organizaciones fueran una necesidad y se desarrollaran. Sin embargo, aunque se originaron en la Edad Media tomaron verdadera fuerza en los siglos XVI y XVII presumiendo de poderes únicos basados en la alquimia y el conocimiento medieval.

La historia, el misterio y las Sociedades Secretas en San Fernando, Jerez y Cádiz, son un capítulo muy interesante, más presente en la vida gaditana de lo que se pueda creer, con muchos mensajes a la vista de todos pero que solo unos pocos son capaces de descifrar, como los jardines misteriosos de Bornos (Cádiz), llamado “Jardín de los Suspiros”.

PICARDÍAS DE LOS ABUELOS GADITANOS 

De alguna manera, en el siglo XIX y principios del XX, la sociedad gaditana se hallaba inmersa en el más absoluto puritanismo. Las mujeres que hacían sufrir a los varones, solían ser rellenitas (Pastora Imperio, Chelito, Goya o Fornarina) y alegres, hasta que el cine mudo puso de moda la pálida delgadez que cultivaron las Imperio Argentina o La Argentinita, antes de que llegase el franquismo y llevase a las mujeres a interpretar el sufrimiento.

De hecho, pues, nombres míticos como La Bella Dorita, La Fornarina, La Chelito, Tina de Jarque, La Yankee, La Goya, Anita Delgado, una malagueña que acabó casándose con el Marajá de Khapurtala, o Raquel Meller. Casi todas nutrían su estética de cierto aire tópico andaluz. Esas mujeres, como luego las estrellas de Hollywood enseñaron a llorar, a besar, a desear y a amar a varias generaciones de los abuelos gaditanos.

Sencillamente, durante el siglo XIX y hasta 1931, “en España se vivió la lucha, primero incipiente y luego a muerte, de dos grandes tendencias ideológicas y políticas: una conservadora, de raíz monárquica, cínica e hipócrita, defensora acérrima de la ley y el orden: su base social es la burocracia y el funcionariado. Otra rebelde, renovadora, amotinada y hasta escandalosa, formada por artesanos, jornaleros, menestrales y desocupados”.

Digámoslo así, pese al férreo control social, existían tendencias a saltarse las normas y convencionalismos sociales en cuanto a materia moral y religioso se refiere. En esta línea se pueden ubicar publicaciones de finales del siglo XIX y principios del XX como La Vida Galante y Sicalíptico que llegaban a Jerez y a Cádiz, ocultas del que dirán, y muy en especial de las esposas y suegras, todas ellas de mantilla, misa y rosario dominical.

Sicalíptico Significa «picardía o malicia referente a temas sexuales», fue creada por publicitarios hace más de un siglo y aparece por primera vez en 1902, en el anuncio de una obra pornográfica en el diario El Liberal de Madrid. El uso más frecuente no es sicalipsis, sino el adjetivo sicalíptico, cuyo significado, más allá de la significación académica reseñada al comienzo, es ‘obsceno’ o ‘pornográfico’.

Nos deja claro, la prensa sicalíptica española tendrá en común el rasgo principal de tratar temas eróticos e incluir viñetas y artículos bastante «subidos de tono» para la mentalidad de la época, además de contar con un espíritu bohemio y alejado del puritanismo y los valores más tradicionales de la sociedad en la que se desarrollan.

Este tipo de cosas, el desarrollo de la sicalipsis no hubiese sido posible sin el ascenso social de las clases medias y su alianza con las populares que permitió la aparición y rentabilidad de nuevos espectáculos, mientras que los viejos entraron en franco declive. De este modo las clases altas, acostumbradas a imponer su gusto durante decenios, se escandalizan ante la eclosión de un nuevo tipo de teatro dotado de una plebeyez moral que ni comparten ni aceptan.

En Jerez de la Frontera y Cádiz, las ciudades de Barcelona y Madrid, eran sinónimo de lujuria y pecado, las mismas a las que se debía de peregrinar una vez en la vida.

LA NIÑA DE LA ESCOMBRERA GADITANA

Se trata de una niña de unos cuatro o cinco meses de edad, la cual fue introducida en un recipiente en forma de cubo de cerámica, procediendo al enterramiento de esta, sin ninguna estructura particular ni cuidados especiales, carente de restos de ajuar que pudieran asociarse a dicha sepultura.

Esta constatación permite interpretar este enterramiento como un hecho totalmente casual y puntual, posiblemente por parte de un marinero, pescador u operario sin recursos, quien habría recuperado una pieza de notable calidad y la habría reutilizado como urna funeraria. Se trata de un individuo de baja extracción social y recursos, que carecía de medios para pagar el ritual y los derechos de enterramiento en la necrópolis de Gades.

La pobre niña enterrada en el vertedero El Olivillo de manera cuidada debió haber sido por algún familiar bondadoso que a escondidas procedió al enterramiento en una zona no reglada, no habilitada para ello. La enterró en una pieza singular, decorada con máscaras dionisíacas, posiblemente con el objetivo de utilizar tanto un receptáculo funerario noble, ricamente ornamentado, como considerar que Baco y todas las divinidades vinculadas al mundo del vino pudieran protegerla en la vida de ultratumba.

El Testaccio haliéutico de Gades, es decir, aquel vertedero romano hallado en 2019 en el sótano del edificio El Olivillo. En realidad, era un vertedero en el puerto de Cádiz resultado del trasiego comercial. Es el reflejo de la importancia de las pesquerías y de la industria del garum y las conservas, con las que Cádiz inundó las mesas más exigentes de todo el imperio.

El puerto de Cádiz en época fenicio-púnica fue el más importante del Mediterráneo occidental, importancia que mantuvo hasta época romana altoimperial (finales del siglo II a. C.). En esa época, Cádiz era la capital de toda la costa andaluza.

En el vertedero gaditano, el noventa y cinco por ciento de las ánforas aparecidas almacenaban atún en salazón y garum gaditanum. También se han encontrado huesos de caballas, sardinas e incluso de cetáceos, hasta el punto de taparse con parte de un esqueleto de ballena. Gracias a todo ellos se pueden saber los peces que se comían y explotaban en la época.

Del enterramiento de la niña permite varias observaciones de interés. La primera, que el control sobre el vertedero no era férreo, ya que fue posible proceder a la inhumación y al enterramiento de la vasija, la cual quedó rápidamente cubierta por vertidos y, su posible procedencia de un taller alfarero del Cerro de los Mártires, en la isla de San Fernando.

Por último, hay que apuntar que en el mundo del “Cádiz paranormal” y “creencias locales”, siempre se ha sabido de una extraña fenomenología y sucesos que dentro del edificio El Olivillo acontecen.  No sorprende, entonces, que más de uno se esté preguntando, si la niña aparecida dentro del recipiente de cerámica tenga algo que ver en ello.

FUENTEBernal Casasola, Vargas Girón, Álvarez Marsal, A. Linares Nieto, otros.