¿HUESOS HUMANOS ARROJADOS A UNA ESCOMBRERA EN DAIMALOS-MÁLAGA?


El Ayuntamiento de Arenas (Málaga) destruye uno de los principales atractivos del llamado “Turismo Dark” en la comarca de la Axarquía, y arroja supuestos huesos humanos a una escombrera.
Los vecinos de Arenas y Daimalos, han conocido esta edificación anexa a la base del antiguo alminar árabe, reconvertido en la torre campanario de la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación de Daimalos, como “El Rincón de las ánimas”.
El “Rincón de las Ánimas” incomoda a algunos feligreses locales y elementos de la jerarquía de la Iglesia, por una leyenda popular que guarda. “Se dice que en esta iglesia fue emparedado el ‘falso cura de Tolox’, que llegó al pueblo haciéndose pasar por sacerdote y engañó los vecinos, no solo robando su dinero, sino manteniendo relaciones con jóvenes del pueblo. Los hombres, heridos por la afrenta, mataron y emparedaron junto a la fachada de la iglesia al impostor, acompañado por algunas de sus amantes”.

“Hace unos ochenta años, hubo un valiente llamado Frasco López, llevado por su curiosidad se atrevió una noche a descubrir lo que pasaba en ese rincón. Espero a que llegara la noche y provisto de una escalera, pico y pala se dirigió hacia el muro. Apoyó en él la escalera, trepo con facilidad y empezó a remover todo aquel escombro con la pala. Escucho un ruido extraño y siguió removiendo con más ímpetu entre la maleza. Aquel ruido se hizo más palpable y eso hizo pensar a Frasco que podía ser un vecino que lo había sorprendido. De repente sintió como unas manos salían de toda aquella maleza y lo sujeto del pelo y no suficiente con esto unas manos invisibles empezaron a golpearle la cabeza. Cuando consiguió liberarse de esas manos invisibles salió despavorido, sin recoger sus herramientas y juró que no volvería a pisar ese rincón”.

Parece ser que el alcalde actual, emparejado con la Iglesia, decidieron por acuerdo “pegarle dos patadas” al Rincón de las Ánimas y acabar con la incómoda leyenda, para lo cual se contrató a una empresa de Árdales, como igualmente a un arquitecto, dejando a un lado el contar con el respectivo asesoramiento del arqueólogo de la Diputación, como corresponde.
Durante la demolición o derribo del Rincón, naturalmente salieron huesos de los que muchos vecinos son testigos y aseguran haber visto arrojados al contenedor de la obra, sin dar parte a las respectivas autoridades “para que no detengan las obras”. Desde el Ayuntamiento se informó que no se había encontrado nada, a la par el constructor de Árdales argumentó, por su cuenta, que eran huesos de animales, por ello los arrojó.

(Antes de su destrucción)

Numerosos vecinos de Daimalos, que fueron testigos de ver los huesos, están incómodos del proceder del Ayuntamiento y piden que se dé cristiana sepultura a los supuestos huesos humanos, algo que tan solo puede determinar el buen hacer de la Guardia Civil y un forense, después de tirarle las orejas al constructor para que cante el lugar en donde arrojó los huesos.

EL FANTASMA DEL FRAILE JEREZANO

No se trata de creer o no creer en las casualidades. El mundo entero es una casualidad. Son minutos, en Jerez de la Frontera, en los que uno no se aferra a los bordes del abismo sino que se deja caer al precipicio con curiosidad y elegancia.
Como lo son todas las ciudades, cuando la gente duerme, Jerez es una urbe interesante a altas horas de la noche. A esa hora, es un momento en donde la casualidad no es un lujo, es la otra cara del destino y también algo más. Un intervalo del tiempo en la que únicamente pasean los que ya no tienen tiempo para nada y sus contrapartidas, los que han dominado el tiempo.
En esta ciudad andaluza, es común escuchar relatos sobre los espíritus de frailes que aún deambulan por los pasillos de los antiguos conventos y nunca falta en ella ese rincón por donde se aparece un espectro en repetidas ocasiones.
“Una figura de fraile muy pequeña, de no más de un metro cincuenta de altura, pasó junto a él después de mirarlo brevemente y murmurar un saludo ininteligible”.

Son varios los testigos que se han cruzado con él, en parecidas circunstancias, se refieren a “el fantasma de un monje encapuchado”. A este fraile, al parecer, solo pueden verlo aquellas personas que tienen una sensibilidad especial, más afinada que la del resto de los seres humanos. Y, por supuesto, los médiums y los sensitivos. Aunque, según la doctrina espírita, todos tenemos la capacidad de ver y comunicarnos con los espíritus. Seriamos médiums en potencia, lo que sucede es que la mayoría de nosotros no desarrolla esas habilidades.
Por lo visto, Jerez también tiene un lado oculto y sobrenatural que no todos están dispuestos a presenciar, pero tal vez usted se sienta valiente y quiera acudir alguna vez a la “Travesía San Francisco Asís”. ¡Es tentar la suerte!

“CÁDIZ HUM”, SORPRENDENTE Y EXTRAÑO SONIDO

De boca en boca, se va transmitiendo una inquietud entre la población gaditana. Un supuesto sonido, casi inaudible, es captado por muchas personas, las mismas que aseguran que es como si escucharan un motor en ralentí, en la lejanía. Lo llevan oyendo desde hace poco tiempo (un par de años) este molesto, desconcertante y misterioso sonido de baja frecuencia en la provincia.
El sonido, que ya empieza a ser conocido en la comunidad internacional por el nombre de “Cádiz Hum”, involucra a toda una serie de testimonios de personas que aseguran haber escuchado permanentemente ese ruido de fondo persistente de baja frecuencia en determinados lugares. Se han dado casos en sitios distantes y dispares entre sí como son Algeciras, Puerto Serrano, Benamahoma, Arcos, Rota, Chiclana, Jerez o Cádiz capital (En algunas localidades muchos más testimonios que en otras).

Cualquiera con un sentido del oído sano puede captarlo si presta atención, se encuentra solapado entre el ruido y sonido cotidiano que nos envuelve, desconociéndose su origen o procedencia. Puede ser escuchado por algunas personas pero no localizado usando instrumentación acústica estándar. Una posible causa sea el fenómeno de “audición de microondas”. “No es un fenómeno acústico tradicional”.
Para algunos sujetos, no sorprende que paralelamente a la fumigación (Chemtrail) exista una manipulación con frecuencias no declaradas públicamente aunque si desacreditadas oportunamente.
Existen precedentes en el planeta, por ejemplo el extraño zumbido que enloquece a los habitantes de Windsor, Canadá, y cuyo origen los expertos no logran determinar. Un sonido que a veces viene, a veces se va. Pero quienes lo sienten han tenido dolores de cabeza, insomnio, náuseas, se sienten irritables o fatigados y, en algunos casos más graves, les ha causado depresión. Se le conoce como el fenómeno “Windsor Hum”. No olvidemos también, el famoso Zumbido de Taos en Nuevo México.

Respecto al sonido o zumbido de Cádiz, hay descubrimientos en lo cotidiano que nos obligan a replantearnos la realidad que nos rodea. Si no lo has percibido, mejor no te esfuerces, porque ya no se irá de tu cabeza si lo adviertes. ¡Contrastad, confirmad, dudad!

GADITANOS, ALIMENTO HUMANO PATA NEGRA

¡Abre bien los ojos, mira!
Dios y el diablo son dos caras de la misma moneda, quien tiene mucha relación con Dios acaba teniéndola con el diablo…
¿Nunca te has preguntado como un dios que dice ser padre bondadoso ha causado tanta guerra y tanto derramamiento de sangre? Los arcontes crearon la religión, la Biblia, La Torá y el Corán para ser adorados y para asegurarse la suficiente sangre para sus sacrificios. Para que la humanidad viviera en eterno conflicto consigo misma y no pudiera despertar. No son espíritus, son seres. Su hábitat es una dimensión diferente a la nuestra, pero interactúan con nosotros principalmente en busca de su comida favorita, la energía del alma humana.

Dijo Pablo de Tarso: “Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes”. – Efesios 6:12.

Ellos (los arcontes), llegaron de otros mundos y se instalaron en el planeta tierra. Crearon al hombre al que dominan en todos los planos, en el plano terrenal y también en el plano espiritual e intelectual. Podemos conocerlos por ángeles caídos o demonios, también por dioses con los que les gusta identificarse.

El cuerpo y alma son dos cosas separadas que se unen para formar lo que se conoce en nuestro caso como un ser humano. Sin embargo, no todos los gaditanos tienen un alma ‘humana’ al mando. Existen varios tipos de humanos en la provincia de Cádiz. Primero están los gaditanos normales que nacen con alma. En segundo lugar, están los grupales, gaditanos que nacen sin alma pero cuyo cuerpo es usado por un grupo de almas (este grupo de almas son llamadas almas familiares). En tercer lugar están los gaditanos sin alma cuyo cuerpo es usado como recipiente por un alma negativa o positiva. A estos últimos también se les llama Portales Orgánicos, tienen poca conciencia y libre albedrío propio, y como no reencarnan individualmente, significa que no tienen Ser Superior o un plan de vida que limite sus acciones o a qué grados pueden ser maniobrados. Se estima que ellos componen una tercera parte  de la población gaditana. En vez de tener almas individualizadas comparten un alma animal grupal común con una mente colectiva. Los Portales Orgánicos necesitan a las personas, porque las personas son su fuente de alimento. Se les reconoce por su incapacidad para sonrojarse. Sus ojos, cuando aparentan que sonríen, no manifiestan o transmiten emociones.

Los mal llamados “extraterrestres” pueden resultar muy peligrosos para la existencia de los humanos en Cádiz. En ningún caso son “angelitos caídos del Cielo”, con la misión peregrina de salvarnos de nosotros mismos (corrupción, avaricia, violencia desenfrenada, muerte).
El gaditano medio, para las entidades superiores, es un mero alimento más en su cadena alimentaria (como los pollos son para nosotros). No es casual que la provincia de Cádiz sea “Zona caliente” dentro de la fenomenología OVNI.

EL SESEO Y CECEO GADITANO, SU ORIGEN

El origen de la modalidad lingüística gaditana, debemos buscarlo en la época andalusí, en la cual el árabe vulgar hablado en Al-Andalus evolucionó hasta la lengua de alyamía, la platicada por los habitantes de Al-Andalus no relacionados con las élites dominantes (las cuales hablaban árabe o bereber). En la lengua de alyamía podemos ya encontrar bastantes de los rasgos hoy característicos de los andaluces. La posterior conquista castellana ocasionó que ambas hablas (la castellana y la andaluza) no divergieran sino que se encontraran, por lo cual hoy en día no suelen ser consideradas lenguas distintas.
Las características principales del gaditano son una pronunciación bastante diferente de la castellana y un repertorio de palabras autóctonas, que sumadas a las castellanas determinan una relativa riqueza léxica.

El ceceo podemos encontrarlo en las partes más meridionales de Andalucía, incluyendo la provincia de Cádiz (excepto la capital), y sur de Sevilla, así como las franjas del sur de Huelva, Granada y Almería. El seseo es la solución adoptada por el norte de las provincias de Huelva, Málaga, Sevilla, Granada, Córdoba, Jaén y casi la totalidad de Almería. En las zonas seseantes, el sonido realizado para la “s” es ligeramente distinto al castellano: mientras que la “s” castellana es ápico-alveolar, la andaluza es predorso-dental (salvo en ciertas partes de Córdoba, donde es coronal plana).
El seseo y el ceceo surgen en el siglo XIV en Sevilla y se expanden, a lo largo de la historia por Andalucía. El seseo era propio de las clases sociales altas, en tanto que el ceceo era propio de clases inferiores.

En la actualidad el seseo se encuentra en algunos lugares de Sevilla, en el sur de la provincia de Córdoba y en algunos pueblos malagueños y jiennenses, que están próximos a la provincia cordobesa.
El ceceo ocupa una zona más amplia, pues se da en la provincia de Huelva, en Cádiz, en casi toda la provincia de Málaga y de Sevilla y en casi toda la provincia de Granada, ya que, en la parte oriental de esta última provincia, se distingue la “c” de la “s”, distinción que se da en el resto de Andalucía.
La España musulmana (711-1492), cuna de los pueblos hispanoamericanos, la misma que recibió legados como el idioma castellano en su versión andaluza, con el seseo (pronunciar un sonido silbante s en vez del sonido ce) y el yeísmo (que consiste en pronunciar la ll como la y: sonando igual en “llave” o en “yerba”, tan común entre los rioplatenses), ambos de origen morisco.

Con la palabra moriscos se designan comúnmente a los musulmanes del reino nazarí de Granada (rendido por Boabdil a los Reyes Católicos el 2 de enero de 1492) que, tras la rebelión del barrio del Albaicín (1501), fueron obligados a convertirse al cristianismo. Esta denominación igualmente le sería aplicada a los mudéjares (del árabe mudayyan: “los que se quedaron”, o Ahl ad-Dayn: “Gente que permanece, que se domeña”; por extensión, “domesticados”, “domeñados”): los “moros sometidos” en los reinos hispanocristianos a partir del siglo XI, quienes disfrutaron de períodos de tolerancia bajo la égida de soberanos como Alfonso X el Sabio (1221-1284) y Pedro I el Justiciero (1334-1369).

Los moriscos llegaron a América mimetizados con los conquistadores y huyendo del estigma impuesto por el inquisidor. Forjaron culturas ecuestres: la de los gauchos (Argentina, Uruguay y Brasil), huasos (Chile) y llaneros (Colombia y Venezuela). Los moriscos sintetizaron en el Nuevo Reino, su fe, su tradición y sus tremendas ansias de independencia y libertad.

LA CAMPANA DE LA ORDEN DEL SOL NEGRO EN CÁDIZ

Se rumorea, entre los iniciados de la Orden, que se encuentra a buen resguardo en algún sitio de la provincia gaditana. El runrún señala a que posiblemente está en un espacio militar en San Fernando, algo muy difícil de certificar por su secretismo, y si eres un tostón siguiendo bulos, te empapelan o te tiran directamente de cabeza a un caño o estero.
Es descrita como un artefacto hecho de un metal duro pesado, de aproximadamente 2,7432 m. de ancho y 3,6576 m. de altura, que tiene una forma similar a la de una gran campana.
Este dispositivo contenía aparentemente dos cilindros, los que se llenaban de una sustancia como el mercurio, según de color violeta, su nombre en código “Xerum 525”, y cautelosamente era almacenado en un termo de un metro de altura revestido de plomo. Este Die Glocke emite una radiación fuerte cuando se activa, un efecto que supuestamente condujo la muerte de varios científicos Nazis no identificados, y varios sujetos de prueba como plantas y animales.
En su día fue desembarcada por un submarino en la llamada Playa de los Alemanes, y llevada a un sitio oculto del término municipal de Jerez de la Frontera (Sierra de Gibalbín). Los ingleses y los rusos se empeñaron a fondo para hacerse con ella, especialmente durante la Guerra Fría, Franco lo impidió, nunca se supo su motivo. Se hizo el sueco.

Las raíces de la Orden del Sol Negro, provienen de la Sociedad de Vril, la que comenzó casi al mismo tiempo que la Sociedad de Thule, cuando Karl Haushofer fundó los “Bruder des Lichts”, lo que significa Hermanos de la Luz, a veces referido como la Logia Luminosa.
Mientras que la Sociedad de Thule terminó centrándose principalmente en las agendas políticas y materialistas, la Sociedad de Vril puso su atención en el “Otro Lado”. Este grupo fue finalmente rebautizado como Vril-Gesellschaft, ya que se levantó en prominencia y unió a tres sociedades principales: Los Señores de la Piedra Negra (Orden Teutónica), Los Caballeros Negros, de la Sociedad de Thule, y El Sol Negro, la rama elite de la SS.

En la provincia gaditana, la Orden del Sol Negro, aunque no es numerosa en cuanto a miembros adscritos o seguidores, tiene arraigo en Sanlúcar, Jerez, Chipiona, Rota, San Fernando, Cádiz Capital y Caños de Meca. La obra novelada de James Rollins, la ha hecho más conocida.

EL TOCAOR JEREZANO, EN LA NOCHE DE DIFUNTOS

En el bar El Camioncito, una chica con la palabra “Sempiterno” tatuada en un brazo me emborracha, mientras el cuponero de la Once, vende una fortuna por unos euros. Detrás de mí, tres mujeres veteranas de mil guerras y muchos amores, confiesan sus pecados. Saco mi libreta y repaso una historia que me acaban de contar.
Hace mucho tiempo, un “tocaor” (guitarrista), de la calle del Pollo, se casó. Cuando tuvo hijos, el pobre músico se vio en aprietos para mantener a su familia. Se encontraba en una situación desesperada.
Un día le dijo a su esposa:
—Mira, María, si en este momento el mismo diablo me contratara para ir a tocar a los infiernos, allá iría yo con tal de conseguir dinero para salir de apuros.
—Deja de pensar tonterías —le dijo la mujer—
Ya estaba oscureciendo cuando el hombre vio que a lo lejos venía alguien, alto, flaco y vestido de negro. Cuando estuvo cerca de él, le preguntó:
— ¿No sabe usted de alguien que sepa tocar la guitarra? Porque esta noche voy a dar una fiesta y ando buscando a alguien que vaya a tocar.
El músico, muy animado, le contestó:
—Yo sé tocar y, si usted no tiene inconveniente, puedo ir a su fiesta.
—Bueno, pues a las doce de la noche pasaré a por ti, prepárate y espérame en la puerta de tu casa.
Y, sin esperar respuesta, se alejó rápidamente. Muy contento se preparó. A las doce en punto, salió por la puerta de su casa. También en ese momento, muy puntual estaba el hombre de negro.

Delante de una casa señorial, dos criados se acercaron y abrieron el portón. El lugar estaba muy iluminado, pero no se veía de qué lugar salía aquella luz. El músico acomodó su instrumento y comenzó a tocar. Con esto se inició la fiesta flamenca, que duró horas. La gente no se cansaba, pero el músico sí de tocar. Cuando ya se iba a tomar un ligero descanso, se le acercó una señora que le parecía familiar de su barrio pero, según creía, ¡esa señora había muerto hace tiempo! Todo eso le hacía sentir un temblor por todo el cuerpo.
La mujer le dijo que no se pusiera nervioso, que solo iba a ayudarle:
—Nada malo va a pasarte, no tengas miedo. Si te ofrecen vino, no lo tomes porque es vinagre. Si te dan cigarrillos, no los aceptes porque en vez de tener tabaco tienen veneno. ¿Ves a tus familiares y viejos amigos detrás de esa mesa? Hace ya tiempo que están aquí con nosotros, pero aún no los míos… Por favor, cuando vuelvas a tu casa y calle, diles a mis familiares que estoy arrepentida de la vida que llevé, que, por favor, me perdonen.
Tras esto, arrancó un trozo de la falda y le pidió que se lo enseñara a sus familiares para que le creyeran.

Terminada la fiesta, el hombre de negro le llenó la funda de la guitarra con dinero. Al amanecer, la esposa fue a pedirle dinero para la compra, pero como el músico estaba muy nervioso, solo le dijo que tomara lo que quisiera de la funda de su guitarra.
Así lo hizo su esposa y, sobre el instrumento, encontró el pedazo de la tela de la falda con que habían enterrado a doña Pepa, una antigua vecina. Cuando quiso sacar dinero, empezaron a salir sapos, lagartijas, arañas y alacranes. Al final, encontró unas cuantas monedas, lo mínimo que su marido ganaba por tocar una noche.