1937 PRIMER DESTAPE EN EL CINE ESPAÑOL

Tráiler de “Carne de fieras” (“Carne de bestias”): baile desnudo en la jaula del león. Dirigido por Armand Guerra, 1937. Un filme rodado en plena Guerra Civil, con una belleza rubia en tanga, cuatro leones, un domador y un director maldito. El director. Armand Guerra merece una entrada en el Diccionario de directores malditos. La mayoría de sus trabajos se han perdido, y su vida, aunque murió con 53 años, dio para mucho.

Inquieto. Guerra estuvo al frente de proyectos novedosos y, como miembro de la cooperativa Le Cinéma du Peuple, en París realiza la primera parte de la película histórica La commune (1914). Tras vivir en Rusia durante la revolución bolchevique, en Alemania en los años de la República de Weimar y trabajar como productor y guionista, crea en Berlín una productora para hacer películas entre España y Alemania, y trabaja como director de doblaje.

En 1937 consigue sacar a su familia del país y él se vuelca en la causa como propagandista. Armand Guerra fue arrestado en 1938 en Barcelona, luego puesto en libertad tras 124 días de encierro. Consiguió llegar a París a reunirse con su mujer y su hija. Estuvo con ellas 40 días. El 10 de marzo de 1939 cae fulminado por un aneurisma en una calle de París.
El rodaje en tiempo de guerra no fue fácil. Uno de los problemas fue conseguir alimentar a las fieras, pero el asunto se solventó gracias a la ayuda del sindicato único de gastronomía, que proporcionaba alimento a las bestias.

Los rollos de “Carne de fieras” dormitaron en algún lugar hasta que los herederos de Carballo los venden en el rastro de Madrid. En 1991, la Filmoteca de Zaragoza adquiere los fondos de Raúl Tartaj. Y allí estaban los 42 rollos de la película. Tras ser restaurada y reconstruida por Ferrán Alberich y Ana Marquesán. Logró estrenarse, eso sí, 56 años después, en el año 1992.

AÑO 1476, FECHA DEL PRIMER LIBRO EDITADO EN ESPAÑA

Cuando vivimos los “estertores” del libro en papel, más la inmersión de cabeza en el libro digital, y el próximo aparecer del libro holograma (5 D – 7 D), es buen ejercicio recordar el gran salto que permitió la imprenta de Johann Gutenberg, que da paso al humanismo, convirtiendo al hombre en el centro de su existencia (apartando un poco a Dios).
El alemán Juan Párix de Heidelberg, estableció su imprenta en la segoviana calle Velarde. Allí, en el año 1476, elabora su obra: “El Sinodal de Aguilafuente”, que además de ser el primer libro publicado en España, también lo es en castellano. Está compuesto por un total de 48 hojas impresas, y con dimensiones 235x175mm
El libro recoge las actas de un sínodo celebrado en la villa segoviana de Aguilafuente, convocado por el Obispo de Segovia, Juan Arias Dávila, con el fin de reformar las disipadas costumbres de sus clérigos. Tenía como objetivos la alfabetización del clero. Reformar su comportamiento impidiéndoles llevar armas, estudiar cuatro años en las materias establecidas por el propio obispo o no portar sedas, anillos de oro y otras vestiduras que fueran ostentosas.

El Obispo Arias Dávila, promotor del libro, pretendía para los laicos una legalización de sus costumbres respecto a la Iglesia y a su compromiso con esta Institución. Entre sus medidas destacan regular su matrimonio oficialmente, la asistencia al culto por al menos un miembro de cada familia o que no se pudiesen realizar divorcios sin el consentimiento eclesiástico.

PRIMERA PELÍCULA SONORA ESPAÑOLA, AÑO 1929

El misterio de la Puerta del Sol, primera película sonora española, mezcla escenas con sonido y mudas (Se introduce el ruido de ambiente dentro del film, y algunas canciones y bailes que interrumpen la trama).
Pompeyo Pimpollo y Rodolfo Bambolino, dos linotipistas de El Heraldo de Madrid, quieren ser estrellas de cine, por lo que se presentan a una prueba realizada por el director norteamericano E. S. Carawa. Son rechazados, por lo que deciden llamar la atención planificando un falso asesinato que se complica hasta el punto que Rodolfo es condenado a muerte.

Año: 1929
País: España
Dirección: Francisco Elías
Intérpretes: Juan de Orduña, Teresa Penella, Anita Moreno, Jesús Movellán, Antonio Barbero
Guión: Francisco Elías
Fotografía: Tomás Duch

PROPÓSITO DE TU EXISTENCIA: ÍTACA

«Si vas a emprender el viaje hacia Ítaca,
pide que tu camino sea largo,
rico en experiencias, en conocimientos.
A Lestrigones y a Cíclopes
o al airado Poseidón nunca temas,
no hallarás tales seres en tu ruta
si alto es tu pensamiento y limpia
la emoción de tu espíritu y tu cuerpo.
A Lestrigones ni a Cíclopes,
ni al fiero Poseidón hallarás nunca,
si no los llevas dentro de tu alma…»

«Si no leéis, no entenderéis la vida ni sabréis quiénes sois».

LA INSÓLITA CALLE BELÉN, BURBUJA DE ESPACIO TIEMPO

Es un pasaje peatonal en donde suceden hechos inexplicables, aquí la realidad supuestamente queda en suspenso, nos encontramos ante una burbuja del tiempo. Presenciamos algo que no tiene explicación ni la más remota lógica. La gente vive cosas que no deberían estar. No encaja en los estudios académicos, ni en cualquier otra cosa.
Una objetividad para quien la experimenta, ve cosas extrañas que nos rodea, es completamente diferente de la “realidad subjetiva” que normalmente nos muestran nuestros sentidos. Tan solo puede explicarse como las consecuencias observables de una burbuja de curvatura del espacio-tiempo: “paseos vertiginosos a través de universos deformados”, o de “giros espectrales a través de los golfos líquidos del infinito”, o de alucinantes “cualidades geométricas aberrantes del lugar”. “Un árbol… del que no se puede decidir si está en posición vertical o tumbado… la geometría del sitio se encuentra equivocada. No se puede estar seguro de que el cielo o el suelo estén horizontales, por lo que la posición de todo lo demás era fantásticamente variable… Todas las reglas de la materia y la perspectiva parecen perturbadas”.
Dentro de la burbuja de esta calle, el tiempo transcurre más lentamente, mientras en el mundo exterior suceden las horas. Los testigos que han vivido esta asombrosa y escabrosa experiencia, solo perciben unos pocos minutos. “Es un viaje hacia delante y luego hacia atrás en el tiempo a lo largo de un camino circular a través del espacio-tiempo”.

Posiblemente las personas han notado un efecto de dilación temporal, algo que resulta consistente en la hipótesis de la burbuja espaciotemporal. Se entiende que el universo no puede contemplarse únicamente como si estuviera constituido solo por tres dimensiones, sino que la cuarta dimensión, el tiempo, forma parte integral de las otras tres.
Los sujetos que han sufrido esta descocada vivencia quedan en conmoción, en un estado de agitación extrema y alucinando. En unas condiciones físicas y mentales lamentables. No quieren revivir o contar lo sucedido, temen haber perdido la cordura.

Sigo siendo escéptico respecto a este tema de la calle Belén de Jerez de la Frontera, tan solo certifico: los individuos que he escuchado narrar sus vivencias, para ellos, sí están describiendo un hecho real vivido en primera persona.

EL LIBRO “LAS BOMBAS DEL 11-M”

Si no amas los libros, y no lees, morirás intelectualmente virgolato. No te habrás enterado de nada. El libro “Las bombas del 11-M”, es el relato de un héroe: el comisario Juan Jesús Sánchez Manzano, jefe de los Tedax (unidad de desactivación de explosivos), cuenta cómo se fraguó la mayor manipulación informativa tras el peor atentado terrorista de España. Aquel 11 de marzo de 2004, cuando el yihadismo golpeó con dureza dejando un reguero de bombas y sangre en los trenes: 193 muertos y cerca de 2.000 heridos. El Gobierno fabricó en el 11-M una de las mayores noticias falsas (fake news) de la historia española. “La Gran Mentira” propagada, crispó a la sociedad, la dividió.
El 11 de marzo era jueves y el domingo había elecciones generales. Al parecer, uno de los asesores del presidente Aznar le dijo: “Si ha sido ETA barremos, pero si son los yihadistas ganará el PSOE”. A partir de que en la Moncloa se hablara en esos términos, empiezan los comunicados adjudicando la autoría a ETA.
El Tedax,  descartó con absoluta certeza ser autoría de ETA y así lo comunicó a las 15.00 del 11 de marzo a las autoridades policiales. A las 17.35, el Gobierno de Aznar ya había remitido a las embajadas y a los organismos internacionales un telegrama, firmado por la entonces ministra de Exteriores, Ana Palacios, en el que adjudicaba explícitamente la autoría del atentado a ETA y se instaba a los embajadores a que mantuvieran esa teoría.

FUENTE: Patricia Ortega Dolz, otros.

LIBRO SILENCIADO

Miembros del CESID (servicio de inteligencia de aquel entonces), se dedican a ir recabando información sobre el asunto y llegan a la conclusión de que podría tratarse de un ensayo de guerra química. ¿Guerra química? Este informe jamás verá la luz pública. Se infiltró en unos tomates en forma de veneno letal.

De ser cierta esta teoría, estaríamos ante uno de los mayores fraudes y conspiraciones del siglo XX español. Un envenenamiento provocado para ocultar unos intereses de estado. Algunos sugieren que se trató de un simple experimento químico con el fin de probar un nuevo compuesto.
“A los que creáis que la CIA no es capaz de esto, os doy varios ejemplos: El primero y principal tuvo lugar en 1951 en Francia, cuando se envenenó el pan con un nuevo compuesto alucinógeno (LSD o algo similar) en el pueblo de Pont-Saint-Esprit, causando varios muertos y centenares de afectados. En Marruecos en 1959, la comercialización de productos con un compuesto tóxico dejó miles de paralíticos. Luego tenemos los múltiples casos de envenenamiento por Anthrax (Carbunco) o la operación Whitecoat, por la que se probaron multitud de compuestos sobre población, oficialmente voluntarios, pero que luego se demostró que ni se daba toda la información sobre los riesgos ni tampoco todo el mundo sabía lo que estaba ocurriendo”
.

El síndrome tóxico: 650 muertos y más de 60.000 afectados, la mayoría de por vida, en la primavera de 1981. Al principio, muchas hipótesis y líneas de investigación. Demasiadas. A continuación, el abandono de muchas de esas hipótesis y líneas. Demasiadas. Desde entonces, muchas coincidencias y casualidades. Demasiadas.

Ensayar con armas bacteriológicas es contrario a la legalidad internacional y violaba los acuerdos bilaterales de las bases firmados entre España y EEUU. Y esto no sabemos si con consentimiento o sin el mismo por parte del gobierno español (Estaba en juego el ingreso de España a la OTAN).
Andreas Faber Kaiser, escribió un libro de investigación sobre aquel “affaire” que llamó “Pacto de Silencio” y que fue publicado de forma prácticamente clandestina, hoy ausente de las librerías y bibliotecas (Se puede encontrar copia en Internet). Es un libro de los llamados “peligrosos”.