ARCOS DE LA FRONTERA PARA INICIADOS – 1

“La Concepción”, escultura en piedra de Alonso Cano. Estaba en el coro bajo del convento de la Encarnación en el año del 1908. En la actualidad, posiblemente se conserva aún sobre la portada de la parroquia de la Concepción en Sevilla.

“La Concepción”, escultura en madera policromada de Felipe de Rivas, estaba en el convento de la Encarnación, hoy día se conserva en la parroquia de su nombre en Sevilla.

PRIMERA BIBLIOTECA DE JEREZ DE LA FRONTERA: AÑO 950

La primera biblioteca pública en Jerez fue musulmana en el año 950
“En el siglo X. primero del Califato de Córdoba, llegaron los árabes andaluces a la cumbre de su grandeza. Las armas, las ciencias, las letras, las bellas artes y las útiles, todo prosperaba y merced a este movimiento general, vio Xerez elevarse en su recinto varias de sus principales mezquitas, y lo que no hubo en ningún otro pueblo de Sidonia: una biblioteca…”.

MAHOMA
Reconocido como el último y definitivo Profeta y enviado de Dios, Mahoma enseñó el camino de la sumisión a Dios: la fe, la oración, la limosna, el ayuno y la peregrinación a La Meca.
Su religión dominaría a Jerez a lo largo de cinco siglos.

“En el nombre de Dios clemente y misericordioso.
La bendición de Dios sobre Mahoma.
Dios es el mejor guardián,
El más clemente de los clementes”.

(Texto de la lápida que escrita en carácter cúfico se encontraba en la Puerta Real de Jerez de la Frontera).

FUENTE: M. de Bertemati y Troncoso, José Luis Repetto Betes, otros.

FANTASMA ENTRE LIBROS EN LA PLAZA DE VARGAS (JEREZ)

Cuesta Moyano en Madrid, y la librería Planeta ZOCAr en Jerez de la Frontera, son libreros de viejo, o de segunda mano, lugares con encanto e inexcusable visita, donde si buscas un título o una edición concreta, no se duda en preguntar.
La Librería de segunda mano Planeta ZOCAr anteriormente fue una posada. Un nieto del dueño de esta comentó que en ella tuvieron recogido a Montenegro, el pintor alcoholizado al que le cambiaban cuadros por copas y que ahora está muy cotizado. Apuntó también que allí encontró la muerte el pintor (1929), aunque en las biografías aparezca que murió en un hospital, para no espantar la clientela de la posada.
“Pintaba diariamente un cuadro sobre cualquier trozo de madera y lo vendía por cuatro o cinco pesetas. Con dicho importe pagaba cinco reales en la posada de la Paz en plaza de Vargas donde a veces dormía, con otras dos pesetas compraba pescado frito, una rosca de pan y su diaria ración de vino; el resto, para la necesaria pintura. En los días que no tenía dinero para pagar la pensión se le podía ver durmiendo en cualquier banco de la Alameda Cristina.
Eternamente borracho y vestido de negro andaba sin rumbo buscando algo de dinero con el que comprar bebida y un cartucho de pescado frito. Para ello, vendía cuadros realizados en un momento sobre cualquier tabla de ínfima calidad que encontraba en cualquier sitio. Dormía muchas noches en la calle, los niños se chufleaban de él, los perros le ladraban y los que podían abusaban de su lamentable estado, comprándole por dos perras sus pinturas instantáneas”.

De vez en cuando el fantasma del pintor le da por poner patas arriba la librería de la plaza de Vargas, apareciendo los libros caídos y desperdigados, eso sí, sin causar ningún daño ni al establecimiento o a los propios libros. Un cliente de la librería, en una ocasión, se quedó pasmado al ver volar un ejemplar de una estantería, sin justificación aparente alguna.
El librero ya se ha acostumbrado a encontrar, todos los días, libros por los suelos o en equilibrios forzosos. El fantasma del pintor José Montenegro y Capell, forma parte del encanto de este lugar. Vaga por libre y de vez en cuando tira libros y pilas de ellos. El pobre.

FUENTE: Manuel Romero Bejarano, Antonio Mariscal Trujillo, otros.

OVNIS EN CHIPIONA (CÁDIZ)

En los años 60, 70 y 80, del siglo pasado, estuvo muy de moda los avistamientos de OVNIS, y Chipiona no iba a ser menos. Unos decían que era todo mentira, ya que a la gente le gusta mucho desvirtuar las cosas, y otros apostaban su alma a que eran verídicas pero no demostrables. Con respecto a este fenómeno y visión de luces en el cielo de noche es fácil por parte de los incrédulos decir que no es cierto.
Hay un relato de un agustino del Santuario de Regla, correspondiente al siglo XVII, que narra luminarias en el cielo, de esas luces ya no podemos decir que sean de aviones, globos sondas y todas esas pegas que se ponen hoy en día para ocultar la verdad. En esos tiempos no existía la aviación, ni estos objetos y sin embargo este fraile los veía.

FUENTE: Juan Luis Naval Molero, otros.

EL ARCHIVO DE LA DIÓCESIS ASIDONIA-JEREZ, PATRIMONIO DE LUJO

Miles de pequeños archivos dispersos y sin personal específico suponen evidentes riesgos de deterioros, robos y pérdidas, a lo que se suma la dificultad para ser consultados. Centralizados se puede producir una custodia y mantenimiento más eficiente, una gestión avanzada y ofrecer un servicio de consulta estable. Las ventajas que la concentración de documentación parroquial implica son muy numerosas.

Desde 1973 se puso en marcha un proceso, aún no finalizado, de concentración de los libros parroquiales en los archivos diocesanos correspondientes. Y no solo de estos libros, sino de toda la documentación histórica que supere los cien años.
El anuncio de traslados de archivos de las parroquias en los pueblos suele atraer a quienes por motivos políticos, ideológicos o demagógicos, pretenden obtener réditos defendiendo unos archivos que nunca resultaron de su interés.
Gran parte de estas controversias podrían cesar o mitigarse si se contempla una alternativa viable hoy en día como es la digitalización de los fondos.

En general la percepción hacia la concentración de archivos parroquiales es muy positiva, tanto por las facilidades de acceso y consulta como por la ventaja de disponer conjuntamente de múltiples fondos.
La concentración ha supuesto una gran mejora para el investigador, tomando como referencia la dificultad media (y no digamos el coste) que implica la consulta de los archivos parroquiales en sus propias iglesias.
Básicamente el Archivo de la Diócesis Asidonia – Jerez, se compone:
1º Archivo catedralicio: Dieciséis  secciones históricas y una económica. La totalidad de este archivo la forman unos quinientos archivadores.
2º Archivo Hispalense: Está compuesto de los fondos, propiedad de la actual Diócesis de Asidonia-Jerez, conservados anteriormente en el Arzobispado de Sevilla. Las fechas de estos documentos oscilan entre los s. XV y XX. El volumen total es aproximadamente de cien archivadores.
3º Archivos Parroquiales: Son fruto de la concentración realizada en la Diócesis a partir de 1982 de los fondos parroquiales anteriores a 1900. Recogen materias propias, activas y pasivas de las parroquias tales como registros sacramentales, fundaciones, hermandades y cofradías, libros de cuentas, mayordomía, extractos de partidas, exhortos, expedientes matrimoniales, padrones parroquiales. Las fechas extremas son entre los s. XV-XX. Su volumen aproximado es de quinientos archivadores.

4º Vicariato: Lo compone toda la documentación emanada y recibida en el periodo en que Jerez fue Vicariato de Sevilla (ss. XVIII-XIX). Lo fundamental de este archivo es el fondo matrimonial: exploros y testamentos. Su volumen total es de unos cien archivadores.
5º Musical: Este archivo recoge partituras manuscritas, originales y/o copias de los s. XVI-XIX. Están catalogadas en cuarenta archivadores.

Al Archivo de la Diócesis Asidonia – Jerez, las lenguas largas y afiladas de algunos investigadores que a él acuden le llaman “EL TRES”, por estar tan solo tres días a la semana abierto, escasas tres horas al día, poder consultar no más de tres legajos por día y tres euros por cada documento digitalizado.

FUENTE: Hidalgo-Suarez, A. Alfaro de Prado, D.Domingo Gil Baro, otros.

LA VIRGEN MORENITA DE CHIPIONA – DOCUMENTO FOTOGRÁFICO

La leyenda dice que la veneró San Agustín en su oratorio, más ante la inseguridad de que se apoderaran de ella los vándalos en sus incursiones en Hispania, se trasladó a las costas gaditanas por los eremitas agustinianos.
Transcurrido un tiempo fue guardada en un pozo, bajo una higuera, para evitar la profanación de los musulmanes, y hallada de modo milagroso en el siglo XIV por un canónigo reglar de León. Junto al Santuario se erigió el Humilladero, para reafirmar esta devoción remozada en la leyenda.
Nuestra Señora de Regla, existe en el monasterio del mismo nombre en la localidad gaditana de Chipiona. Las fotos son de inicios del s XX.

“EL SANTO ROSTRO” UN ZURBARÁN EN LA IGLESIA JEREZANA DE SAN MIGUEL

Según el evangelio apócrifo de Nicodemo, cuando Cristo iba camino del Calvario, una piadosa mujer enjugó su ensangrentado rostro con un paño, en el que quedó impresa su “verdadera imagen” (“Vera Icona” en latín), dando lugar a que se identificará a la mujer con el nombre de Verónica.
Zurbarán abordó el tema de la Santa Faz en diferentes épocas de su vida, el rostro doliente de Cristo queda enmarcado por el paño, magistral en su tratamiento y disposición, pareciendo estar suspendido de un muro mediante cordones que anudan los ángulos superiores y por un alfiler que fija la parte central, marcando un pliegue triangular, mientras la parte inferior pende normalmente sin nada que la sujete.