EL OJO QUE TODO LO VE EN EL TEMPLO TRINITARIO DE JEREZ

La orden de la Santísima Trinidad y de la Redención de Cautivos fue fundada
por san Juan de Mata en 1198 con la finalidad, de rescatar a cautivos. Los trinitarios adoptaron como identificación una cruz de brazos iguales, que se va ensanchando por los extremos.
La llegada de los monjes de la Trinidad a Jerez tuvo lugar en 1567 y, dos años
más tarde, ya estaban en la zona donde hoy se encuentra la iglesia de la Santísima Trinidad. Si bien este convento de los trinitarios fue levantado en 1570, el cuerpo principal de la iglesia, que es lo que queda, está reconstruido en 1724 y, la fachada, muy similar a la de la cercana capilla de las Angustias, probablemente sea de finales del siglo XVIII mientras que su atrio fue cercado por Agustín García Ruiz en 1857. En esta fachada tenemos dos pequeños relieves: una cruz de brazos iguales y un triángulo con el ojo en el centro. Un ejemplo de Trinidad anicónica. Es decir, no contienen ninguna representación humana o animal.

Para el cristianismo, el ‘ojo que todo lo ve’ es “el Ojo de la Providencia”, y apareció en el siglo XVI. El ojo se encuentra dentro de un triángulo representando la ubicuidad de la Santísima Trinidad, así como la omnipresencia divina y su vigilancia constante sobre su creación. Originalmente era un símbolo de un mayor poder espiritual o Dios, un atento vigilante de la humanidad o una parte espiritual despertado dentro.
El “ojo que todo lo” ve es un excelente ejemplo de cómo los símbolos espirituales han sido secuestrados y tergiversados durante el largo recorrido de todos los tiempos arrimando las ascuas a sus sardinas: “Los Illuminati”

FUENTE: Sánchez Villanueva, otros.

SANTOS JAPONESES EN JEREZ DE LA FRONTERA

Todos somos agnósticos, porque nada sabemos, pero todos somos creyentes, incluso los ateos. Me gusta todo lo habido y por haber, algo menos la beatería de golpe de pecho, y más aún detesto la sensiblería. Reconozco que de vez en cuando algunas personas necesitan ir a la iglesia, supongo que a aliviarse, a sentir eso que se puede recibir en un templo, cierto sociego, serenidad, paz. Es una necesidad reconfortante.
El arte religioso retrata la vida desde dentro, es una forma única de explorar el interior de la psicología humana. La evolución de los personajes religiosos a lo largo del tiempo nos permite ampliar nuestro conocimiento de la naturaleza humana.

En el año 1574, y en el barrio de intramuros de San Marcos, se instaló el Convento de la Compañía de Jesús en Jerez. Levantó una edificación conventual, de estilo barroco, con una fachada de columnas repujada y azulejos.
En el tímpano de la fachada de la iglesia del Antiguo Convento de la Compañía de Jesús, hoy Sala Compañía, hay tres santos japoneses: Pablo Miki, Santiago Kisai y Juan Soan de Gotó. Los tres sufrieron martirio el 5 de febrero de 1597.

VIVENCIAS EN EL UMBRAL DE LA MUERTE EN JEREZ

libro-trazos-jerez-asombroso

Nadie nace solo y nadie muere solo, eso está clarísimo. Es posible que en un momento las personas puedan tener una visión del otro lado. Hay un proceso anterior y posterior a la muerte. En determinadas circunstancias de la vida se pueden ver personas que han pasado a otro plano. Circunstancias que suelen aparecer en instantes próximos al desenlace. La tranquilidad que da saber que no mueres y la responsabilidad de enterarse que lo que hagas aquí te vas a tener que encarar en el otro lado.
Hay otras dimensiones, la ciencia lo está empezando a descubrir, los gobiernos no lo divulgan. Cuanto más sabes es mejor porque hay menos miedo, menos apego.
Los estudios en Jerez de la Frontera, al encontrar casos y describir como ven a esos seres fallecidos son muy llamativos, como si estos seres estuvieran ayudando de alguna manera a hacer el tránsito. Esta verdad no se puede ocultar continuamente.

La evidencia de las visiones de los moribundos cuando estos creen ver y reconocer a algún pariente cuya muerte desconocían, facilita quizás uno de los argumentos más sólidos en favor dela supervivencia.
“El moribundo había pasado algún tiempo tranquilo, como si durmiera, cuando, de pronto, se incorporó, abrió desmesuradamente los ojos, exclamó: “¡Cómo, aquí está Juan, y está perfectamente! ¡Oh, tiene un aspecto magnífico!”
Súbitamente se irguió, extendió las manos y dijo con gran claridad, como si hablara a alguien que se hallara presente y al que le agradara ver: “¡Juan! ¡Querido Juan!”.
Ella, la enfermera, estaba sola con él en aquel momento. Cuando los familiares regresaron a la habitación les contó lo que había dicho, y entonces se enteró por ellos que su hermano Juan había muerto, no se lo habían dicho por no inquietarlo.

A las personas que están en el lecho de muerte a punto de fallecer les ocurren estos fenómenos, dos o tres semanas antes de que les llegue su hora. Son percepciones de familiares que ya han fallecido y que ese sujeto los está viendo como que están a su lado acompañándoles. Lo típico es que vean o sueñen con familiares que los están llamando. Los niños también ven, al abuelo, a hermanos o a la madre que ya ha fallecido, lo llamativo es que los niños suelen ver a ángeles sin alas.
Es imposible que el cuerpo humano sea tan solo el recipiente de nosotros como persona. Si una cosa es imposible, el resto es la verdad.

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

FUENTE: Guillain-Barré, otros.

LOS DESOREJADOS DE JEREZ DE LA FRONTERA

libro-trazos-jerez-asombroso

“¡Volveréis a vuestros pueblos con babuchas de oro!”, les habían prometido. Pero cuando terminó la contienda los echaron a patadas. Fueron licenciados y repatriados a la fuerza.
Durante los tres años que duró la contienda, participaron en todos los frentes de batalla y dejaron un recuerdo terrible de asaltos a sangre y fuego, saqueos (tenían derecho al pillaje), violaciones y matanzas. Tampoco ellos salieron bien librados. A los 20.000 que murieron en combate hay que sumarles los que fallecieron de enfermedades y los mutilados.

Cerca de cien mil marroquíes de entre 16 y 50 años lucharon en la Guerra Civil española. Fueron reclutados por el Ejército de Franco en las cabilas del Protectorado del norte y en los miserables poblados de Ifni, y trasladados a la Península en barcos y en aviones alemanes.
El reclamo era económico: una paga que rondaba las 180 pesetas al mes, con dos meses de anticipo, y cuatro kilos de azúcar, una lata de aceite y tantos panes como hijos tuvieran la familia del alistado. Empujadas por el hambre, miles de familias enviaron a sus hijos al matadero. Cuando terminó la guerra, los que quedaban vivos fueron licenciados y repatriados sin contemplaciones.

El antiguo hospital Santa Isabel de Hungría (1841 – 1975) en Jerez de la Frontera recogió en sus dependencias a muchos heridos de guerra, gran cantidad de ellos morían. Se cuenta en Jerez, que a los cuerpos de los fallecidos marroquíes, se les cortaban las orejas para posteriormente enviarlas envueltas en un paño a sus familiares, quienes se encargaban después de darles sepultura en su tierra natal. Debido a esta más que curiosa costumbre, los jerezanos llamaban a estos difuntos: “los desorejados”.

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

FUENTE: Tomás Bárbulo, otros.

HABLANDO CON DIOS EN LA PLAZA RIVERO

libro-trazos-jerez-asombroso

Una noche de plenilunio, iluminado por la luna y múltiples vinos, el mismo Dios en persona, el auténtico, me habló en la Plaza Rivero de Jerez de la Frontera, a través de Baruch Spinoza.

“¡Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho! Lo que quiero que hagas es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida.
Quiero que goces, que cantes, que te diviertas y que disfrutes de todo lo que he hecho para ti.
¡Deja ya de ir a esos templos lúgubres, obscuros que dices que son mi casa. Mi casa está en las montañas, en los bosques, los ríos, los lagos, las playas. Ahí es en donde vivo y ahí expreso mi amor por ti.
Deja ya de culparme de tu vida miserable; yo nunca te dije que había nada mal en ti o que eras un pecador, o que tu sexualidad fuera algo malo.

El sexo es un regalo que te he dado y con el que puedes expresar tu amor, tu éxtasis, tu alegría. Así que no me culpes a mí por todo lo que te han hecho creer.
Deja ya de estar leyendo supuestas escrituras sagradas que nada tienen que ver conmigo.
¡No me encontrarás en ningún libro!
Confía en mí y deja de pedirme. ¿Me vas a decir a mí como hacer mi trabajo?
Deja de tenerme tanto miedo. Yo no te juzgo, ni te crítico, ni me enojo, ni me molesto, ni castigo. Yo soy puro amor.

Deja de pedirme perdón, no hay nada que perdonar. Si yo te hice… yo te llené de pasiones, de limitaciones, de placeres, de sentimientos, de necesidades, de incoherencias… de libre albedrío ¿Cómo puedo culparte si respondes a algo que yo puse en ti? ¿Cómo puedo castigarte por ser como eres, si yo soy el que te hice? ¿Crees que podría yo crear un lugar para quemar a todos mis hijos que se porten mal, por el resto de la eternidad? ¿Qué clase de dios puede hacer eso?

Olvídate de cualquier tipo de mandamientos, de cualquier tipo de leyes; esas son artimañas para manipularte, para controlarte, que sólo crean culpa en ti.
Respeta a tus semejantes y no hagas lo que no quieras para ti. Lo único que te pido es que pongas atención en tu vida, que tu estado de alerta sea tu guía.
Esta vida no es una prueba, ni un escalón, ni un paso en el camino, ni un ensayo, ni un preludio hacia el paraíso. Esta vida es lo único que hay aquí y ahora y lo único que necesitas.
Te he hecho absolutamente libre, no hay premios ni castigos, no hay pecados ni virtudes, nadie lleva un marcador, nadie lleva un registro.

Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno.
No te podría decir si hay algo después de esta vida, pero te puedo dar un consejo. Vive como si no lo hubiera. Como si esta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de existir.
Así, si no hay nada, pues habrás disfrutado de la oportunidad que te di. Y si lo hay, ten por seguro que no te voy a preguntar si te portaste bien o mal, te voy a preguntar ¿Te gustó?… ¿Te divertiste? ¿Qué fue lo que más disfrutaste? ¿Qué aprendiste?…
Deja de creer en mí; creer es suponer, adivinar, imaginar. Yo no quiero que creas en mí, quiero que me sientas en ti.

Deja de alabarme, ¿Qué clase de Dios ególatra crees que soy?
Me aburre que me alaben, me harta que me agradezcan. ¿Te sientes agradecido? Demuéstralo cuidando de ti, de tu salud, de tus relaciones, del mundo. ¿Te sientes mirado, sobrecogido?… ¡Expresa tu alegría! Esa es la forma de alabarme.

Deja de complicarte las cosas y de repetir como un loro lo que te han enseñado acerca de mí.
Lo único seguro es que estás aquí, que estás vivo, que este mundo está lleno de maravillas. ¿Para qué necesitas más milagros? ¿Para qué tantas explicaciones?
No me busques afuera, no me encontrarás. Búscame dentro… ahí estoy, latiendo en ti”.

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

FUENTE: Baruch Spinoza (Amsterdam, 1632 – La Haya, 1677)

UN CHUPITO JEREZANO DE ÉPOCA ROMANA

Todos sabemos que lo que escasea en nuestra sociedad no son los idiotas cultivados. Vivimos un día sí y otro también, el timo de los pícaros y los oportunistas que saben navegar el espíritu de la época. El ser humano en su capacidad asombrosa de no reconocer su propia ignorancia, es capaz de concebir los embustes más asombrosos para inmediatamente después saltar de uno a otro con la mayor desfachatez. En realidad no tenemos ni pajarera idea de saber con certeza quiénes somos, de dónde venimos, e inventamos lo del hombre evolutivo proveniente de un simio africano que de pronto y porrazo le dio por hacer turismo por el mundo entero. Lo de un meteorito extinguiendo a los dinosaurios es más de lo mismo. ¡No sabemos nada de nada!
El Museo arqueológico de Jerez, posee una pieza diminuta (vaso de paredes finas), magníficamente restaurada, procedente de Mesas de Asta, fechada en la segunda mitad del siglo primero de nuestra era (I d. C.). Su utilidad puede dar pie a mil fantasías interpretativas aunque conociendo el percal y dada la querencia de los del lugar a adorar al dios Baco en forma de vino, deducimos que el vaso pequeñito (Santo Grial en miniatura) estaba dedicado al noble arte de empinar el codo. Es el tatarabuelo del catavinos, cáliz sagrado de los tabancos jerezanos.

MUÑECA CON PIEL HUMANA

libro-trazos-jerez-asombroso

Que el demonio existe en Jerez, está tan claro como que existe Dios, y a veces, se cuela en las vidas de sus habitantes llegando a hacer insufrible la existencia.
Hay zonas en la ciudad marcadas por la tragedia donde ocurren fenómenos paranormales. Colegios e institutos de segunda enseñanza que supuestamente parecen embrujados y en los cuales acaecen fenómenos extraños, como pueden ser el IES Santa Isabel de Hungría (Patio de los Locos), IES Padre Luis Coloma, más infinidad de edificios privados o establecimientos, por ejemplo el tablao La Guarida del Ángel.
En un colegio de primera enseñanza, se ha visto el espectro de una mujer con la peculiaridad que aunque no es inquietante, ni da miedo, si se siente de ella una enorme amargura y tristeza. Un halo de angustia y de dolor ronda en ese establecimiento de educación.
En Jerez de la Frontera hay una pintura embrujada con una maldición. Es una pintura muy conocida que puede poseer o no fenomenología sobrenatural, lo que si es cierto es que trae consigo una historia maldita. Es un cuadro ligado al misterio del que se dice conlleva a su poseedor un pacto con el diablo.

Durante las primeras obras de restauración de la iglesia de San Mateo, los obreros en una de las criptas encontraron, para su mayor asombro, una muñeca con la particularidad de estar hecha con piel humana. La muñeca se entregó a la policía, haciéndose cargo de ella el inspector José Borrego, vecino del barrio en la calle Alcaidesa. Se trató el tema en secreto y mucha discreción, depositándose pocos días después la muñeca en el mismo lugar en que se halló.
De todo lo anterior, no afirmamos ni desmentimos nada. Son cosas de Jerez y sus leyendas urbanas.

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz