SONIDOS SÓNICOS EN EL CÍRCULO MÁGICO

La Música, en el sentido absoluto, es la geometría invisible del cosmos, una delicada traza de frecuencias que se armonizan entre sí y de la que se manifiesta toda la materia. El conductor de esta sublime sinfonía es la fuerza creativa del cosmos, algunas personas la prefieren denominar: Dios
El Círculo Mágico de Arcos de la Frontera (Cádiz), tiene similares tonos a los grabados por Colin Andrews dentro de los círculos de cultivo (Crop Circles). Lamentablemente la contaminación acústica del lugar dificulta su captura (grabación).

EL FANTASMA PROTECTOR DE LAS BIBLIOTECAS

A igual del ñu, yo también migro atravesando las llanuras del Kalahari jerezano, desde la Plaza del Caballo hasta llegar a la placidez de la Biblioteca Central, esquivando las fauces y dentelladas del tabanco que sale a mi paso. A veces lo consigo, otras no. Ahí, en la Central, la noto, la percibo, siento su eterna presencia.
Dice Javier García Blanco, que para librarse de la molesta Hipatia, el obispo Cirilo se vio obligado a difundir rumores que señalaban a la respetada filósofa como practicante de magia negra y las artes oscuras. La acusación, tal y como la plantearon el obispo y los enemigos de la sabia, era falsa, pero sin embargo poseía ciertos posos de realidad. En la época en la que vivió Hipatia, a finales de la Antigüedad tardía, el límite entre nuestra astronomía actual y la astrología era muy difuso, y los sabios que dominaban tales disciplinas solían ser al mismo tiempo avezados matemáticos. De hecho, los estudiosos de esta época de la historia aceptan sin reparos el hecho de que la inmensa mayoría de los matemáticos alejandrinos no solo cultivaban el amor por los números y los astros, sino también por ciertos tipos de magia y adivinación, que no dudaban en mezclar con el estudio de textos herméticos de moda en la época, como los libros atribuidos a Hermes Trismegisto.
Hipatia, no figura en ningún santoral, no obstante a ella se puede encomendar la protección de cualquier biblioteca pública o privada, independientemente de su importancia o tamaño en cuanto volúmenes guarde. Cuentan algunos bomberos que durante la extinción de determinados y lamentables incendios, han visto una figura de mujer (Hipatia), entre las llamas recogiendo libros y legajos.

EL NOMBRE SECRETO DE JEREZ

Según Borges, hasta Dios tiene un nombre secreto, recordando a cuando Moisés le pregunta a Dios por su nombre este le responde tangencialmente: “soy el que soy”. Aunque para la tradición cabalística Moisés sí sabía el nombre secreto de Dios.
En Jerez de la Frontera encontramos en la iglesia de San Francisco, un importante mensaje encriptado, nos referimos al “Nombre Secreto de Xerez”.
La criptografía es la ciencia de cifrar o descifrar información utilizando técnicas que hacen posible intercambiar mensajes, de manera que solo puedan ser leídos por las personas a las que van dirigidos. El truco está en esconder la información o mensaje donde todo el mundo puede verla, sin enterarse de su existencia o contenido del mensaje.
Un ejemplo lo hallamos en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que ha logrado descifrar el contenido de las cartas encriptadas que se enviaron en 1502 y 1503 el rey Fernando el Católico y Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán.

En Jerez hay un grupo que se está partiendo el lomo por saber el nombre secreto de la ciudad (Se supone que hacer revelación del tal título expone a la localidad a calamidades y conjuros en su contra, abriéndola al peligro de conquistas y castigos, llegando incluso a arrebatarle la protección divina que le fue encomendada al ser fundada). El grupo se hace llamar La Manzana Dorada o Jode-Mentes.

De La Manzana Dorada, es difícil puntualizar exactamente quiénes son los miembros en la actualidad de esta espectral organización. Hacemos alusión a los que tienen como símbolo a la diosa Eris, denominados “Mindfuck (Jode-Mentes).
Cuenta la historia en el inició la Guerra de Troya: Tanto los dioses y diosas como mortales fueron invitados a la boda de Peleo y Tetis (padres de Aquiles). Pero Eris no fue invitada debido a su naturaleza follonera (problemática), quien se apareció en la fiesta con la Manzana de la Discordia, una manzana dorada con la palabra kallisti (‘para la más hermosa’ o ‘para la más bella’) inscrita, que arrojó entre las diosas suscitando que Afrodita, Hera y Atenea empezaran una disputa, provocando así la Guerra de Troya.
¿Cuántas palabras se pueden formar que respeten la alternancia vocal-consonante? ¿Cuántas palabras pronunciables podemos formar con estas cinco letras: X-E-R-E-Z?

CUANDO EL DIABLO BAILÓ EN SEMANA SANTA EN JEREZ DE LA FRONTERA

En el antiguo Jerez, los más viejos dicen que no es sano salir de juerga o a bailar en Semana Santa, en especial los jueves y viernes, porque puede aparecerte el diablo o ser poseído.
Cuentan que en el barrio de Santiago, una chica pizpireta y alocada afirmó que esa noche bailaría, de ser preciso, hasta con el mismísimo diablo y, al parecer, su petición fue escuchada pues, al instante, entró al tabanco un gitano atractivo, moreno y bien plantado que la abordó de inmediato. Tras pedir una botella de vino fino y hablar un poco, él la sacó a bailar advirtiéndole que no le fuera a mirar los pies, a lo que ella aceptó.
Se movía como ninguno. Sin duda era el mejor bailaor que se había visto en mucho tiempo en Jerez de la Frontera.

La curiosidad mata, y en una mujer aun más, ella no aguantó la tentación. Su sorpresa fue mayúscula cuando en lugar de pies le vio pezuñas, como de toro. La muchacha comenzó a gritar de terror al ver que los pies del acompañante se convertían en cascos y la cara asumía un aspecto macabro y aterrador. Tras esto se escuchó una explosión y la muchacha cayó al piso.
De inmediato se regó un olor a azufre por todo el establecimiento, mientras la chica rodaba por los suelos desmayada, el supuesto joven se perdía en una nube de humo.
Pasados los minutos, con los nervios de punta todavía, dos valientes hombres entraron al lugar de los hechos. La mujer estaba tendida sobre las baldosas con los brazos quemados. Algunos hablan que murió, otros aseguran que salió viva del asunto pero que tuvo que ser recluida en un manicomio.
Era el Diablo que le quiso dar una lección, decían los comentarios de la gente. Y el rumor se hizo mito… No se debe bailotear un Jueves Santo o Viernes Santo, por eso en la zona legendaria de prostitución Rompechapines, las mujeres no ejercían su oficio, ni bailaban bulerías durante estos días del año.

LA SOLEDAD DEL PENITENTE JEREZANO

A veces asumimos posiciones con demasiada prisa, decimos: soy ateo, agnóstico, creyente… La pregunta no es si crees o no, sino por qué desde hace tanto tiempo nadie puede evitar plantearse este dilema.
No se educa para la soledad, para la reflexión, para el autoconocimiento. Se nos educa para que nuestra agenda sea tan ajetreada que no tengamos un minuto para pensar en nuestras vidas.
Nacemos solos, vivimos solos en una soledad multitudinaria, morimos solos y nos enfrentamos solos a nuestro propio Juicio por únicamente nuestros propios actos. La soledad es un terreno propicio para la locura, si se trata de una soledad espiritualmente estéril. Un viaje alucinado por las cicatrices interiores.

El sistema ha logrado desencadenar una terrorífica guerra que aísla al individuo y lo vuelve más débil y manejable que nunca. Es la sociedad reducida a una simple suma de egos sin alma, enfrentados por el principio de competencia y unidos por la mutua desconfianza. Puedes, como les ocurre a muchos, perder el contacto con la realidad, volverte inadecuado a tu tiempo y refugiarte en lamentos y rencores hacia el presente.

El poder, la ambición, la nostalgia, las dudas, la soledad y el paso del tiempo sobrevuelan. Es esencial convencernos de que hay dominios de soledad, de secreto, a los cuales no todo el mundo tiene acceso. Ese terreno personal que se llena de melodía, de aquel dolor y de aquella dulzura que el cantaor de saetas de Jerez de la Frontera pone cuando pide la soledad, porque quiere hablar consigo.
El Nazareno está solo, vive en la calle de la soledad.

¡INVITA NUESTRO SEÑOR!

Cuando Alfonso X de Castilla, conquistó Jerez, el 9 de octubre de 1264, Manuel Romero Bejarano ya estaba recogiendo notas para sus estudios y publicaciones. La vez que los reyes Fernando e Isabel asomaron por las calles jerezanas, a Bejarano lo encontraron enseñando el patrimonio histórico y luchando por la conservación del Casco antiguo.
Escuchar al historiador Romero Bejarano es una delicia, gusta su manera amena de explicar las cosas. Te lleva a través de las joyas del patrimonio de la ciudad a un viaje fantástico.
Dice él, que Doña Blanca era una reina que iba saltando de castillo en castillo, inmersa en una guerra civil, hasta que a la buena señora le dieron pasaporte (la asesinaron) por cuestiones de estado. Doña Blanca fue enterrada en el templo de San Francisco. También le he escuchado algo referente al dogma de fe de la Inmaculada Concepción. No me he enterado ni papa, reconozco que de estas cosas sé un poco menos que sobre la vida oculta de Spiderman o de Batman. Lo que si tomé buena nota es de que en Jerez hay una hermandad que tiene por escudo tres cruces y una barca, de la que se cuenta (con poca veracidad), que en una ocasión, cuando llevaba en procesión su imagen del Santísimo Cristo, iba una persona recaudando donativos con una barca de plata. Finalizada la procesión, se acerca el portador de la barca con los donativos en su interior a un tabanco del barrio, y, colocándola encima de la barra del bar dijo: ¡Escuchad! En esta ocasión invita Nuestro Señor.

EL TORO DEL ALELUYA, REMINISCENCIA DE LA SANTA INQUISICIÓN EN LA SIERRA GADITANA

Empleado en la antigüedad y rescatado por el Santo Oficio (En Sevilla fue muy popular), imitaba a un recipiente con forma de bovino. Se introducía al acusado en su interior y se encendía una fogata debajo, hasta que el reo quedase totalmente calcinado. Los gritos de dolor del prisionero salían por la boca del animal (No derramaba sangre).
En España apenas hubo Ilustración y Fernando VII cortó de cuajo sus débiles brotes, restaurando la Inquisición y la tauromaquia, entre otros horrores. Era la famosa España negra, caricaturizada por Goya, una anacrónica bolsa de crueldad alejada de cualquier ciencia y compasión.
La fiesta de los toros, en muchos de los pueblos de la provincia gaditana, es tradicional que se desarrolle durante el Domingo de Resurrección. Es una fiesta “brava” catalogada de interés en la Sierra de Cádiz y la comarca de la Janda, donde además de las procesiones del Domingo de Resurrección se celebra la suelta de un toro por las calles. En la localidad de Conil, se hace la Quema del Judas y en Benamahoma le sueltan un toro para que lo destroce. Los Judas personifican a los judaizantes escapados de la Santa Inquisición (normalmente a Portugal), que se juzgaban, burlaban y quemaban en ausencia física de estos. Eran los “Muertos en Vida”, de aquí proviene esta expresión.

El toro representa al mal, al que se vence con fuego en la hoguera (muerte del propio animal en sacrificio festivo). En la provincia gaditana son el Toro Embolado, Toro del Aleluya y el Toro de Cuerda. La maroma que lleva el toro simboliza la soga al pescuezo con dos nudos que portaban los penitentes, conjuntamente con sambenito y capirote, delante de las imágenes demostrando arrepentimiento.
La fe no está reñida con la historia. Estamos viviendo en la Sierra de Cádiz (Arcos de la Frontera), el Toro del Aleluya, algo que ya ha existido, aunque se desconoce o se ha olvidado su interpretación. No hay una sociedad en donde no se encuentre algo por descubrir.