LA PERDICIÓN DE LOS JEREZANOS

No fue un día cualquiera, ni el cielo estaba en sus cabales. Era el 23 de febrero del año 1889. En esta fecha comenzó a funcionar el primer aparato telefónico de los de la red que se establecería en Jerez y el cual estaba instalado en la farmacia de Juan González Rojas ubicada en la calle Consistorio, esquina a la Plaza del Arenal.
La primera conexión telefónica que tuvo lugar en la ciudad, fue desde la farmacia nombrada hasta la calle San Pablo, donde se hallaba la central telefónica, pudiéndose constatar “la perfección del aparato por la claridad y sonoridad de las voces, las cuales se escuchaban sin que se perdiera ni una silaba”.
Muchos fueron los que se acercaron hasta la farmacia del Sr. González para “apreciar la bondad de los aparatos y la utilidad importantísima que reportará a Jerez, a medida que se extiendan las instalaciones”. No sabían bien los jerezanos la que se le venía encima: El mundo de internet, el hámster en la jaula, hiperactivo pegado a las pantallitas, selfi y megadatos.

TERRORÍFICO OVNI EN JEREZ DE LA FRONTERA

En el año de 1841 ocurrió un hecho en Jerez que llegó a poner a los pacíficos vecinos de la Barriada de Vallesequillo de esta ciudad en un estado de alarma, y miedo, que hacía, que una vez anochecido, se retiraran a sus domicilios, cerrando a canto y lodo ventanas y puertas. Todo era debido al hecho inaudito de ver, en la noche oscura, una luz que corría en el cielo. Ya horizontal, ya verticalmente, que según la fantasía de algunas personas de aquella época, era el alma de cierta vieja que la tuvieron en vida por bruja, la cual echaba las cartas facilitando brebajes y ungüentos, y que venía por las noches a ver a sus antiguos vecinos y parroquianos. Como todo esto fuese en aumento, llegó a conocimiento del Ayuntamiento, el cual ordenó hacer una extensa averiguación sobre el particular, alcanzando a ponerse en claro que el tal fantasma o alma en pena de la bruja no era más que la perrería del hijo de vecino llamado Juan David Gordon, que para meter miedo entre los vecinos, elevaba en noches oscuras, y cuando el viento le favorecía, un pandero o cometa, a cuyo extremo de la cola le sujetaba un farolito con una vela, dando la sensación de alarma y sustos con bajar y subir la luz mientras le duraba la vela.

SOCIEDAD SECRETA DEL ANILLO EN JEREZ

La mentalidad simbolista se ha dormido en el hombre moderno y está roncando plácidamente para nuestra propia desgracia.
Sociedad del Anillo, esta sociedad “secreta” fue fundada en Cádiz en 1820 durante el llamado Trienio Liberal (1820-1823). Los anilleros debían su nombre a que se identificaban con un anillo que portaban en el que se representaba un uróboro (símbolo alquímico de la serpiente que se muerde la cola).
Mantienen “el retorno eterno”, también conocido como “recurrencia eterna”, concepto de que el universo y toda la existencia y la energía recurren un número infinito de veces a través del espacio o tiempo infinito. El concepto se encuentra en la filosofía hindú y en el antiguo Egipto, y posteriormente fue retomado por los pitagóricos y los estoicos.

Actuaban como un grupo de presión clandestino que tenía como signo distintivo un anillo muy peculiar, decorado con una serpiente con la cola en su boca (como el Uróboros), que portaban sus miembros y que les permitía identificarse. Su presencia en el s. XXI aun recorre los aires de Jerez de la Frontera, revueltos en medio de una ensaladilla de sociedades secretas a escoger a gusto del consumidor.
“Supuestamente” están activas en la actualidad en Jerez de la Frontera y la provincia gaditana las organizaciones secretas más curiosas de la historia: Anilleros y la Santa Alianza, Carbonarios, Ordo Templi Orientis (Orden de los Templarios de Oriente), Rosicrucianismo, Orden Martinista, Orden Hermética del Alba Dorada, ODESSA, Masonería, Caballeros de Malta, El Priorato de Sion, Opus Dei, Illuminati, Iglesia Católica, Compañía de Jesús (Jesuitas). Think tanks, Club Bilderberg, Trilateral.

CALLEJERO DEL PUTIFERIO JEREZANO

El callejero de las niñas malas en el Jerez de los abuelos para no perderse era el siguiente:
Distrito 1º : María del Rosario Jiménez en C/ Huevar, 14 de 1.ª categoría. Antonia Pelagio en C/ Huevar, 10 de 1.ª categoría. Ramona Rivas en C/ Sta. Isabel, 6 de 1.ª categoría. Teresa Pelagio en C/ Sta. Isabel, 4 de 2.ª Categoría y la de Rita Rivas en C/ Algarve sin salida, 19, de 2.ª categoría.

Distrito 2º: Rosa Serrano en C/ Compás no 1, de 1.ª Categoría. María de los Dolores Regife en C/ Baño Viejo, 3 de 1.ª categoría. Francisca Lobo en C/ Carpintería Baja, 2 de 2.ª Categoría. Josefa Díaz en C/Liebre no 1, de 3.ª Categoría y la de. Teresa Coto en C/ Baño Viejo n.º 5, de 2.ª categoría.

Distrito 3º: María del Carmen de Orto en C/ Melgarejo, 3 de 1.ª categoría. Francisca Triano en C/ Caracuel, 12. Teresa de Mora en C/ S. Juan de Dios, 3 de 2.ª categoría. María de los Dolores Coto en C/ Limones bajo, 29 de 2.ª categoría y la de María Grandal en C/ Claustro, 2 de 2.ª categoría.

Distrito 4º: María de los Dolores Mena en C/ Cuatro Juanes, 7 de 1.ª categoría. Cayetana López en C/ Huevar, 10 de 1.ª categoría. María del Carmen Briones en C/ Medina 69, de 2.ª categoría. Josefa Serrano en C/ Limones Alto, 13 de 2.ª categoría y la de Antonia Núñez en C/ Sol, 3 de 3.ª categoría.

Distrito 5º: Ana María Peña en C/ Castellanos, 1 de 1.ª categoría. María Dolores Grajillos en C/ Alvar López, 3. María Dolores Alpuín en C/ Limones Alto, 9 de 2.ª categoría. María Dolores Gamboa en C/ Pilar, 1 de 3.ª categoría y la de Gertrudis Rodríguez en C/ Doctor Lillo, 8

Distrito 6º: María de los Dolores Álvarez en C/ Callejuela de Belén, 3 de
1.ª categoría. Margarita de la Reguera en C/ S. Pablo, 8. María Navarro en C/ Limones alto, 6 de 2.ª categoría. Luisa Ponce en C/ Cuesta Espíritu Santo, Antonia González en C/ Limones Bajo, 6 c. Cristobalina Lázaro en C/ Molineros, 27 y la de María del Carmen López en C/ Letrados, 4.ª categoría.

En los años del s XIX, el que no mojaba en Jerez era porque no quería, no había que ir ni a Madrid, ni a París. Luego con confesar la lujuria, más una limosna, estaba todo perdonado quedando el alma sana y salva.
Bromas aparte, lo triste es que la explotación de la mujer en la sociedad actual, lejos de disminuir se ha incrementado con el fenómeno de la globalización, siendo juntamente con las armas y las farmacéuticas, uno de los negocios más prósperos del s XXI.

FUENTES: M. Ramírez López, J. Gómez Palomeque, J. Cirera González, otros.

Misterioso dibujo hallado en Arcos de la Frontera

Andalucía guarda el arte ornamental rural, como símbolo mágico propiciatorio o protector, algo más que un bello motivo geométrico.
En lo que fue la Judería del Casco antiguo de Arcos de la Frontera, durante la realización de obras en una vivienda, se encontró una “Estrella – roseta”, ritual de protección judío. Simboliza las doce tribus del pueblo judío, los hijos de Jacob, el patriarca, representa la forma en que acampaban los Hijos de Israel en el desierto. En el centro estaba el Santuario con los Levitas y Sacerdotes.
Para comprender determinado símbolo, basta considerar su naturaleza o su forma, después su definición doctrinal, luego tradicional, y por último las realidades metafísicas y espirituales de las que ese símbolo es expresión.
La simbología en la “Estrella roseta de Arcos”, trabaja en dos direcciones, en el aspecto esotérico y exotérico y podemos hallar bajo signos convencionales temas universales dirigido por la inteligencia ética y estética. En ella, el símbolo se legitima, a través de sus importantes geometrías, todo un sistema representativo de expresión y capacidad mística.
La “Estrella roseta de Arcos de la Frontera”, se trata en definitiva de una abstracción fascinante de la materia viva hacia un universo puramente esencial y algebraico.
Las “estrellas rosetas” como símbolo mágico ritualista de protección fueron muy perseguidas entre los conversos por la Santa Inquisición, mantenerlas resultaba peligroso.

Literatura urbana el grafiti.

Toda persona que escriba está obligada a transmitir la realidad, sus vivencias y todo el dolor de su época. No pretendo congraciarme con nadie, antes fui puta que monja. Unos le llaman vandalismo. Hay una parte que sí lo es, por ejemplo los que hacen grafitis en monumentos históricos, pero hay otros que no. Hay claves, códigos. No es lo mismo un grafiti en un dolmen que en una pared de Juzgado de Primera Instancia visualmente aburrida.
El arte oficial quiere domesticar a los torturadores de ladrillos y tapias dándoles lugares para que hagan grafitis. Eso no es grafiti, para los escritores y artistas de paredes es vender el culo.
En Jerez hay de todo en sus muros. Miro, leo y pienso… ¡Aprendo!
A la altura lograda de mi edad, llego a un punto en el que comienzas a volver como Ulises, a la Ítaca cuando fui gamberro.

Habitantes del Alma

Creo que la escultura nos muestra cosas que la escritura no puede. Igualmente, la escritura nos cuenta historias y pensamientos que las artes no alcanzan.
La observación de las obras recientes de la escultora Lola Jiménez en el espacio cultural “ArteaDiario”, en la calle Patricio Garbey s/n (Diario de Jerez), me causan turbación y deleite, pero ignoro el porqué. Durante y después de la contemplación, la búsqueda del porqué también me resulta inquietante y placentera a la vez.
Visitar esta exposición “Habitantes del Alma” es un buen ejercicio para los sentidos del corazón.