LAS TRIPAS DEL PARQUE DEL MONTNEGRE Y EL CORREDOR, UN MUNDO INTRATERRESTRE 

Usted no tiene por qué creer lo que aquí vamos a decir, lo cierto es que si hay un porcentaje alto de realidad. Partimos de la premisa de que la mayoría de la gente nos movemos en dos dimensiones. No tenemos ni idea de lo que hay debajo. “En el subsuelo somos alienígenas. La selección natural nos ha diseñado para permanecer en la superficie y no para vivir bajo tierra”.

Por decirlo así, para los que habitamos la superficie del planeta, en un mundo bañado por la luz del sol, el subsuelo siempre nos ha sido invisible. El subsuelo es nuestro paisaje fantasma, que se extiende oculto bajo nuestros pies. “Los mundos subterráneos, recorren la historia como un hilo secreto: han guiado de formas sutiles y profundas cómo nos vemos a nosotros mismos y han modelado nuestra existencia”.

De alguna forma, la especie humana, siempre hemos notado una callada atracción por el subsuelo, al que estamos tan conectados como con nuestra propia sombra. Durante mucho tiempo, nos hemos sentido cautivados por la posibilidad de que haya criaturas subterráneas que llevan una vida paralela en el submundo: la «zona oscura», el nombre que otorgan los científicos a las partes de una cueva situadas más allá de una puerta al otro mundo.

Por decirlo así, para los que habitamos la superficie del planeta, en un mundo bañado por la luz del sol, el subsuelo siempre nos ha sido invisible. El subsuelo es nuestro paisaje fantasma, que se extiende oculto bajo nuestros pies. “Los mundos subterráneos, recorren la historia como un hilo secreto: han guiado de formas sutiles y profundas cómo nos vemos a nosotros mismos y han modelado nuestra existencia”.

No tiene explicación razonable fácil y, es difícil imaginar, mucho menos aceptar, que mundos intraterrestres pudiesen existir en el Parque del Montnegre y el Corredor. Los límites entre la realidad y la ficción nos resultan, desde siempre, inciertos y quebradizos. Ya ni que decir si hablamos de los testigos que los han visto: “Son de pequeña estatura (aproximadamente metro y medio). Sus cabezas muy grandes”.

Sencillamente, el Parque del Montnegre y el Corredor, es un espacio natural situado en el Macizo del Montnegre en la provincia de Barcelona, Cataluña. Interesa ir al municipio de Vallgorguina, en donde se alza la «Pedra Gentil». Lugar de entrada y salida de otra realidad (baliza). No extraña que a su alrededor se vean luces, objetos y naves desconocidas. Es un emplazamiento geodésico con unas peculiares energías telúricas.

Digámoslo así, desde siempre se ha querido enmascarar lo que ahí sucede con lo que de verdad pasa. Se distrae con leyendas de brujas y aquelarres, cuando los controladores del conocimiento saben perfectamente de la existencia de un «Portal de entrada y salida» de la ciudad que ahí existe en las mismísimas tripas del Parque del Montnegre y el Corredor, aunque nos cueste creerlo.

EL COSTILLAR DEL DIABLO: CASTILLO DE ALCALÁ DE XIVERT

Si nos preguntamos qué son fantasmas, obtendremos como respuesta: “Un evento terrible condenado a repetirse una y otra vez, quizás un instante de dolor, un sentimiento que permanece en el tiempo, algo muerto que parece vivo”. También, “un fantasma es una huella energética o psíquica que se ha quedado o dejado alguien en un lugar, una historia trágica. Una impregnación en el inconsciente (un universo) o de la comunidad”

La leyenda del castillo suma, no resta. El enigma del castillo de Alcalá de Xivert, tiene una larga historia cuajada de lucha, dolor y muerte. Actualmente sigue dando que hablar por los fenómenos que, según los testigos, ocurren en su interior. En este singular castillo, dicen, ver deambular un terrorífico fraile que pone los bellos como escarpias, del que muy pocos se aventuran a narrar por temor a una maldición… Unos pocos no tienen ningún inconveniente en contar que han escuchado ruido de choque de armas o el de un ejército marchando.

No he querido saber, pero he sabido el secreto que guarda el espeluznante castillo de Alcalà de Xivert, en la provincia valenciana de Castellón. Desde aquí, cada terrón o pedrusco son recuerdos que te hablan si sabes escuchar o sentir. Para mí ha sido esencial ir a este sitio. Estas piedras del castillo son el mismísimo costillar del diablo.

Digámoslo así, en ciertos enclaves, que solo los magos templarios conocían bien, se levantaron espacios secretos propicios al trance místico. En pocos lugares como en el castillo de Alcalà de Xivert, coinciden en un mismo espacio, cinco puntos de energía, cuyos vórtices, se localizan en su interior. Si los tiene bien puestos, puedes vivir aquí o probar la experiencia del Tritono.

De alguna forma, a lo largo de la historia de la música el Tritono ha sido habitualmente asociado al mal y a Satán. El uso del “diabolus in música” fue prohibido durante la Edad Media, pues se creía que era una especie de puerta de contacto con el mundo diabólico, probablemente porque puede facilitar el acceso a estados alterados de conciencia. El siniestro eco que acompaña este Tritono fue señalado desde el siglo XI como causa de toda suerte de maleficios y desgracias, una puerta al más allá más lóbrego que nadie podía cruzar.

El Tritono es un sonido metálico –conocido como Cuarta aumentada o Quinta disminuida– que la Iglesia católica de la Edad Media consideraba un llamamiento al mismísimo Diablo. Se creía que aquellos que la escuchaban, quedaban perturbados o atrapados por energías malévolas.

De hecho, pues, el estridente y molesto sonido del Tritono solo podía estar asociado al Príncipe de las Tinieblas. De modo que la Iglesia no tardó en prohibirlo.

Sin embargo, para los magos templarios estos sonidos, lejos de facilitar un contacto con Satanás, favorecían la meditación en el castillo de Alcalá de Xivert, abriendo una ventana en las mentes de los devotos miembros de la Orden del Temple.

LA NARIZ MASÓNICA DE PINOCHO

Esforzarse por alcanzar un nivel más alto de espiritualidad a través de la superación personal es un tema universal que se encuentra en la mayoría de las religiones. Vista a través de los ojos de un iniciado, la historia de Pinocho, en lugar de ser una serie de aventuras al azar, se convierte en una alegoría espiritual profundamente simbólica. El autor de la historia de Pinocho, Carlo Collodi, escribió una historia de iniciación en 1882, refiriéndose al aspecto más importante de la vida masónica. Pinocho es un ejemplo del lado más noble de las enseñanzas ocultas.

De la misma manera que los masones representan el proceso de iluminación mediante la transformación de una piedra tosca en una lisa, Pinocho inicia su viaje como un trozo de madera basta y busca suavizar sus bordes para convertirse finalmente en un niño de verdad. No se le entrega nada regalado. Es necesario que tenga lugar un proceso alquímico interno para que él sea digno de iluminación. Tiene que ir por la vida, luchar contra sus tentaciones y, usando su conciencia, debe encontrar el camino correcto.

Geppetto creó una marioneta de gran apariencia, pero se da cuenta de que necesita la ayuda del «Gran Dios» para darle a Pinocho la chispa divina necesaria para convertirse en un «niño de verdad» o, en términos esotéricos, un hombre iluminado. Entonces, ¿Qué hace? Él «desea una estrella». Le pide al Dios Mayor (el Gran Arquitecto de los Masones) que infunda a Pinocho con algo de su esencia divina.

El “Hada Azul”, representante del Gran Dios, desciende entonces a la tierra para dar a Pinocho una chispa de la Mente Universal, el “Nous” de los gnósticos. El Hada le confiere a Pinocho el don de la vida y el libre albedrío. Aunque está vivo, todavía no es un «niño de verdad».

Las escuelas de misterio enseñan que la vida real solo comienza después de la iluminación. Todo lo anterior a esto no es más que una lenta descomposición. Cuando Pinocho pregunta ¿Soy un niño de verdad?, el Hada responde “No, Pinocho. Hacer realidad el deseo de Geppetto depende totalmente de ti. Demuéstrate valiente, veraz y desinteresado y algún día serás un niño de verdad”.

Hay dos formas de leer “Las aventuras de Pinocho”. El primero es lo que se llama “profano” donde el lector, se entera de los percances del títere de madera. La segunda es una lectura desde un punto de vista masónico, donde el pesado simbolismo completa, sin sustituir, la narración simple y lineal de los hechos. Usted estimado lector@ escoge, solo usted decide.

FANTASMAS Y APARICIONES EN EL MARESME CATALÁN

En algunos lugares poco conocidos del Maresme (Provincia de Barcelona), es posible percibir a la luz de la Luna llena o en el claroscuro del anochecer, algo translucido flotando. Son los llamados fuegos fatuos, o ignis fatuus en latín, son llamas en casas, caminos y veredas. Las llamas difieren en color y temperatura, y se desplazan por las corrientes de aire al aproximarse a ellas. Espíritus, aseguran los videntes.

Esta provincia catalana, atesora en sus tradiciones una gran cantidad de historias y leyendas sobre espectros y seres de todo tipo; algunas hacen referencia a seres elementales de la naturaleza, otras a brujas y espíritus que vagan en las tinieblas.

Se llevan la palma en historias más que curiosas las poblaciones y entornos de Vallgorguina, Gualba, Sant Cebria de Vallalta, San Iscle. En donde las noches se llenan de fantasmas. Los males penetran en algunos cuerpos o se adueñan de los centros de poder como en el dolmen Pedra Gentil, ahí las almas de los individuos se pueden comunicar con los fuegos del destino.

Hay una masía (casa de campo) en donde una mujer llamada María, también denominada “la Señora”, con cabellos largos, se hace presente en la noche, anunciado la muerte de alguien o una catástrofe; se mueve rápidamente de un lugar a otro como burlándose de quien la ve o se topa con ella. En una finca distinta, se relata la existencia de un espectro que va detrás de las personas o sobre sus piernas haciendo ruidos y asustando, y ni que decir de un tercero que es como un cadáver amortajado que se queja estruendosamente o gime.

ESPANTA DEMONIOS EN ARENYS DE MUNT

De alguna manera, la puerta de la iglesia de San Martin de Tours en Arenys de Munt siglos XVI-XVII, recuerda a todo aquel que por ella pasa, que en el siglo X al herrero Dunstan, le pidió un individuo que le herrara los pies, ante cuya petición se apercibió de que se trataba del demonio, al que logró arrancarle la promesa de que nunca entraría en un lugar cuya puerta tuviera una herradura.

AVE MADRID – BARCELONA PARANORMAL

De alguna forma, los atentados del 11 de marzo de 2004 en España, conocidos por el “11M”, fueron una serie de ataques en cuatro trenes de la red de Cercanías de Madrid, han incrementado considerablemente los fenómenos paranormales en trenes estaciones y oficinas ferroviarias.

No tiene explicación razonable, el misterio de las almas en pena de las estaciones de trenes viene desde tiempos inmemoriales, las apariciones de pasajeros traslúcidos sentados en las formaciones o figuras que repiten a diario, a una hora específica, el momento en que se tiraron a los rieles para poner fin a su vida, son noticias habituales y conocidas por todos los trabajadores del riel.

Cuando miras dentro del abismo durante mucho tiempo, puedes caerte en él sin posibilidad de salvación.  No tiene sentido preocuparse por aquello que uno no puede controlar. Hacerlo es una buena forma de volverse loco. Máxime, cuando sabemos que las noches pueden dar paso a mañanas horripilantes. Nada apuntaba que ese día viviría una inquietante experiencia de la que aún guardo secuelas.

“El cinco de julio de este año 2022 viajaba muy pancho, hacia el trayecto Jerez de la Frontera – Barcelona, con trasbordo en Atocha para tomar el AVE 03123. Me encontraba ya instalado en el coche 03, plaza de pasillo, escuchando música Spotify con los auriculares, algo adormilado, cuando percibí una sombra que venía por el pasillo del vagón y que se deslizaba muy despacio hacia mi sitio. No podía moverme, sentía mi cuerpo muy pesado y un cosquilleo en mis brazos y en mis piernas. Aquella sombra se aproximaba más y más, y yo no podía ni pestañear.  Entonces se puso sobre mí y de inmediato comencé a asfixiarme.  Con un gran esfuerzo, moví mi brazo izquierdo y grité: ¡No!  Con ese movimiento, la sensación de ahogo desapareció. La persona que iba en el asiento continuo al mío se llevó un susto morrocotudo al recibir el manotazo que le di en la pierna”.

ALUBIAS AL COMPÁS DEL CHACACHÁ DEL TREN 

“No cabe duda de que, las largas horas de servicio a bordo de las locomotoras, debió aguzar la imaginación de los ferroviarios para poder comer caliente. Teniendo junto a ellos un gigantesco generador de vapor, la caldera de la locomotora, es fácil suponer que pronto idearían un sistema para aprovechar esta fuente de calor. La solución era sencilla: forrar una olla metálica, de modo que se conformaba una cámara en la que se introducía el vapor de la caldera. De este modo, y con el constante traqueteo de la locomotora, se cocinaban lenta y pausadamente, los mejores cocidos”.

Las «putxeras» u «ollas» ferroviarias es un sistema sencillo y eficaz con el que los ferroviarios pudieron compatibilizar su duro trabajo con una alimentación sabrosa y saludable. Las ollas ferroviarias también denominadas «putxetas», también se las conoce como pucheras, al menos, por las tierras «bañadas» por la Robla en el norte de la provincia de Burgos, obviamente con «ch» en lugar de «tx» al escribir.

Junto a la putxera, otro invento que hizo más agradable el trabajo en el ferrocarril, fue el chuletón a la pala. Para ello bastaba con asar la carne, untada con grasa, sobre la pala con la que se echaba carbón en la caldera de la máquina. De esta forma, cada uno tomaba la carne a su gusto, poco hecha, en su punto, o si no se prestaba atención, chamuscada.

El secreto de unas buenas alubias ferroviarias consiste en “hay que evitar que hiervan en exceso para no romperlas y tampoco deben moverse demasiado pensando que así van a lograr un caldo espeso». En la zona de Palencia y León, la olla ferroviaria se hace principalmente con alubia blanca y chacinería como papada o careta. En Cantabria, es más típico el cocido montañés, mientras que en el norte de Burgos y en Vizcaya, la olla es de alubia roja con hortalizas y chorizo, tocino y morcilla.

La alubia se cuece en agua fría. Una vez cocida, se añaden las hortalizas cortadas muy finas. Estas hortalizas son las que crean una especie de caldo o crema que caracteriza a este plato. Las verduras se cocinan con carbón a fuego muy lento durante unas cinco o seis horas. Es importante mover la olla con movimientos circulares, pero no se introduce ninguna cuchara o cazo para removerlo. El movimiento asemeja el vaivén del tren.

Al compás del chacachá, del chacachá del tren: ¡Que gusto da viajar, cuando se va en el tren! pues parece que el amor, con su dulzón vaivén, produce más calor, que el chacachá del tren…

LA DIOSA DEL VERANO AZTECA EN ALCOSSEBRE

En la otra acera de la terraza del bar Antonio, en Alcossebre (Castellón), me mira fijamente una mujer mayor. Pocas mujeres mejoran con la edad. Las arrugas en la mujer que me mira, frente al bar, cuando ríe y sonríe, son un excelente complemento.  

La clientela del bar Antonio es variopinta, hay algunos bebedores empedernidos, nada de aficionados, la mayoría hombres, que se tambalean en la barra y en la parte de la pared del fondo. No entran a este bar a entablar relaciones sociales, a hablar de deportes o de política, o a catar vinos estupendos. Entran a emborracharse y a continuar borrachos mientras se lo permitan sus bolsillos y sus hígados.

En Alcossebre, el sol en verano te golpea como un puñetazo en el pecho. Aquí, en verano, se tiene la impresión de que siempre hace sol. Siempre hace sol y calor, incluso de noche.

Las neuronas las tengo fritas, achicharradas y, recuerdo que hoy es un gran día en México. La tradición se remonta a la época azteca y rinde honor a la diosa Mictecacihuatl, la «Señora de los Muertos», pero los sacerdotes españoles con su Santa Inquisición acuestas, la maquillaron y la trasladaron de mediados de verano a otoño, para que coincidiera con la víspera del día de Todos los Santos.

Dicen que, si mueres en sueños mueres en vida, pero a veces es difícil diferenciar entre los vivos y los muertos. Mi próxima parada es el bar “El último pino”. Como soy del otro lado del charco, la fiesta a la diosa Mictecacihuatl, la «Señora de los Muertos», la celebro en verano, y esta vez en Alcossebre. ¡Continua la fiesta!

FANTASMAS Y ESPECTROS EN SANT MATEU (CASTELLÓN PARANORMAL)

Sencillamente, el estallido de la persecución contra los judíos en los reinos cristianos, estuvo en íntima relación con la crisis bajomedieval, convirtiéndose en verdaderos chivos expiatorios de muchos de los males que aquejaron a las sociedades medievales. Motines y levantamientos de campesinos, y de grupos populares urbanos derivaron, en muchas ocasiones, en asaltos a juderías y asesinatos.

De alguna forma, en los reinos españoles, siempre hubo una larvada corriente popular antijudía. Esta mentalidad tenía su origen en la consideración de los judíos como el pueblo deicida, así como en el recelo que muchos cristianos sentían por el enriquecimiento de un sector de estos, considerados como usureros.

Sobra decir que una de las principales causas de las persecuciones fue la presión ejercida por el fanatismo de un conjunto de clérigos que enardecieron y empujaron a masas de cristianos contra sinagogas, haciendas y vidas. La población de Sant Mateu en Castellón, no se libró de este mal social.

Matanza de judíos

De hecho, a Sant Mateu habían llegado familias judías huyendo de la intransigencia que asoló las vascongadas, cuando los vascos buscaban una pureza de sangre metida con calzador, aliñada con mucho incienso y campanario. Los judíos que se establecieron en Sant Mateu procedían de Abadiano, Bilbao, Orduña, Valmaseda.

lavaderos

Los sefardíes de Sant Mateu, padecieron en sus propias carnes y bienes, el encorsetamiento en calles especialmente diseñadas para su habitación, más el obligado acarreo de un distintivo que les señalaban su condición semítica, hasta finalmente, el sufrimiento del puro latrocinio, las flagrantes rapiñas o la más descarnada persecución violenta o la pasada a cuchillo en la judería.

Digámoslo así, en Sant Mateu, según testigos, inquietantes presencias se pueden observar en espacios diferenciados, como puede ser la mujer que se presenta en los Lavaderos, y ni que decir de los espíritus que deambulan por el interior del edificio en donde se encuentra el antiguo Horno Medieval, hoy día lugar reconvertido en oficina de turismo. 

Horno Medieval

Algunas noches, tras las rejas que cierran el Callejón de los Judíos en Sant Mateu, se creen entrever tenebrosas sombras de seres que tuvieron muerte violenta en este emplazamiento y que nos recuerdan hechos de los que nadie quiere rememorar o mucho menos hablar. Son cosas que no tiene explicación razonable, y aunque no dejan pegar ojo, dan alegría a los amantes del llamado turismo tenebroso en Castellón.

EL CONSOLAMENTUM CÁTARO EN MORELLA-CASTELLÓN

Digámoslo así, es cierto que existen dos principios de las cosas, el uno bueno, el otro malo; y este último es la causa de la corrupción de los santos elementos y, también de todo mal. Algunos cátaros en Castellón eran iniciados, que poseían los términos de entrada y salida en el cuerpo físico y dominio del mismo (endura). Su afección a la naturaleza (lo que ha hecho Dios es bueno) y su interés y manejo de esta, no serían sino la atención a uno de los dos polos (el femenino, el pasivo, la naturaleza naturada) de todo cuanto existe.

De alguna forma, un vecino de Morella, me facilitó tomar notas del servicio de la consolación (Consolamentum) de los cátaros que residieron en esta localidad. En Morella (Castellón), hubo un puñado de cátaros del siglo XIV, comandados por el perfecto Guillem Belibasta, que decidió refugiarse entre las escarpadas montañas de este santuario de la soledad.

Nos deja claro, el Consolamentum era el único sacramento administrado por los cátaros, una especie de bautismo, comunión y extremaunción juntas: “El Ordenado tomará entonces el libro (evangelio de San Juan) de las manos del creyente y le dirá: Josep (suponiendo que se llame así), ¿tenéis la voluntad de recibir este santo bautismo de Jesucristo, en la forma en la que se os ha recordado que ha sido dado, y de guardarlo toda la vida, con pureza de corazón y de espíritu, y de no faltar jamás a este compromiso por el motivo que sea?». Y Josep debe responder: «Sí, la tengo; rogad por mí al buen Dios a fin de que me dé su Gracia». El Ordenado debe decirle a continuación: «Que el verdadero Señor Dios os dé la gracia de recibir este don para su gloria y vuestra salvación». Que el creyente se levante, y haga una reverencia delante del Ordenado, y repita lo que le haya dicho el Anciano situado cerca del Ordenado, a saber: «He venido ante Dios, ante vos, ante la Iglesia y ante vuestro Santo Orden para recibir misericordia y perdón de todos mis pecados, que fueron cometidos o perpetrados en mí desde tal fecha hasta hoy. Rogad a Dios por mí a fin de que me perdone.

Benedicite parcite nobis. El Ordenado deberá responderle: «En nombre de Dios, en nuestro nombre, en nombre de la Iglesia, de su santo Orden, de sus santos preceptos y de sus discípulos, recibid perdón y misericordia por todos los pecados cometidos y perpetrados desde tal fecha hasta hoy. Que el Señor Dios de misericordia os perdone y os conduzca a la vida eterna». El creyente debe decir: «Amén, que nos sea hecho, Señor, según tu palabra».