EL COLEGIO DE ENSEÑANZA ELITISTA QUE EMERGIÓ DEL VINO EN JEREZ DE LA FRONTERA

libro-trazos-jerez-asombroso

Juan Manuel Sánchez López de la Torre natural de Ruiloba (Santander), montañés de familia acomodada se traslada a Jerez donde hace fortuna como bodeguero.
En 1781 sienta las bases de la sociedad Sánchez Romate Hermanos, una de las pocas bodegas que sigue actualmente en manos de propietarios jerezanos. La misma que en 1909 fue nombrada “Proveedora de la Cámara de los Lores” y, años más tarde, en 1917, “Proveedora del Sacro Palacio Apostólico”.
Sánchez López de la Torre fue fundador de un Colegio de Humanidades en Jerez, convertido al poco tiempo en Instituto de Enseñanza Media y que con el correr de los años será el origen de IES Padre Luis Coloma.
El bodeguero no tuvo herederos naturales, lo que provocó la elaboración de un detenido y especial testamento. El testamento quedó redactado y firmado el 27 de noviembre de 1836. Dispone que 120.000 pesos fuertes sean destinados a crear en Jerez o su comarca un Colegio de Humanidades.
D. Juan Sánchez murió el 25 de febrero de 1838. Tenía 82 años de edad. Sus dos albaceas se apresuraron a poner en marcha lo indicado en el testamento. Del capital fueron separados 120.000 pesos fuertes que, depositados en el Banco de Francia, producían una renta anual de 100.000 reales de vellón, con los que se habría de mantener el Colegio de Humanidades que se fundara.

Se admitieron unos 50 o 60 alumnos y el Colegio se instaló en una casa de la calle Sevilla, esquina con la de Eguiluz, Nº 531, mientras se terminaban las obras que se habían iniciado en la casa Nº 56 de la Plaza del Mercado, a la que enseguida se trasladaron.
Desde un principio se aceptan alumnos internos, externos y mediopensionistas, desde los 6 a los 15 o 16 años. La matrícula se hace en Secretaría y deben señalar todos sus datos personales (nombre, apellidos, datos de sus padres, domicilio,…). Se les exige certificado de estar bautizado y vacunado.
Pagan las siguientes pensiones, según los cursos. Damos como ejemplo el año 1845:
Internos, 3.000 reales de vellón anuales;
— mediopensionistas, 2.160 reales de vellón anuales.
— externos de Primaria, 480 reales de vellón anuales.
— externos de Secundaria, 720 reales de vellón anuales.
Estas cantidades se pagaban en tres plazos. Aparte se desembolsaba la matrícula del Instituto.
En el año 1886:
Enseñanza Primaria
— internos, 3.960 reales anuales.
— mediopensionistas, 2.700 reales anuales.
— externos, 480 reales anuales.
Segunda Enseñanza
— internos, 4.800 reales anuales.
— mediopensionistas, 3.600 reales anuales.

El equipo que debían traer al Colegio en el año 1845, eran necesarios los siguientes elementos:
— Ocho camisas, seis pares de medias, cuatro calzoncillos, seis pañuelos. cuatro sábanas, cuatro fundas de almohada, una colcha, un colchón, dos almohadas, dos cobertores, cuatro servilletas, cuatro toallas, cuatro pantalones de verano, dos blancos y los dos restantes aplomado, dos blusas de color aplomado, tres pantalones de paño, dos azules y uno gris, una chaqueta de paño azul, dos pares de guantes blancos de algodón, dos pares de tirantes, dos pañuelos negros para el cuello, un sombrero de copa alta y una levita de paño azul para la calle los mayores, una casaca corta del mismo paño, y una gorrita al uso los pequeño, tres chalecos negros uno de ellos de seda, tres pares de zapatos, un cuchillo de cabo blanco, una cuchara y tenedor de plata, un vaso de plata, cepillos de ropa, dientes y cabeza, peines, tijeras, jaboncillo, polvos de dientes, un cajoncillo de peines, palangana, jarro y escupidera de pedernal blanco, un espejo, dos sacos de crea fuerte para la ropa, un libro de ejercicio cotidiano y su respectivo baúl.
Los medio pupilos traerán una servilleta que deberán renovar todas las semanas: cuchara, tenedor y vaso de plata, un cuchillo de cabo blanco, un ejercicio cotidiano. La ropa y los útiles vendrán marcados con el nombre y apellido del alumno.
No se permitía, que los alumnos tuviesen en el Colegio más ropa que la expresada. Tampoco poseer reloj, cadenas, ni otras prendas de oro o plata.

En 1851, el equipo imprescindible se recoge a continuación:
Cada colegial interno traerá para su uso 1 ejercicio cuotidiano, 8 camisas, 2 de ellas de dormir, 8 pares de medias, 6 calzoncillos, 2 camisetas de abrigo, 6 pañuelos, 1 colchón, 2 almohadas con 6 fundas, 6 sábanas, 2 cobertores, 2 colchas, 4 toallas, cepillos para la ropa, dientes, cabeza, peines y uñas, batidor y peine blanco en un cajoncito, tijeras jaboncillo, polvos de dientes, 1 esponja, palangana, jarro y escupidera de pedernal, 1 espejo, 2 sacos de crea fuerte para la ropa, 1 baúl, I cuchara, y tenedor de plata, 1 cuchillo de cabo blanco, 4 servilletas, 1 aro para ellas con el número que se le designe al colegial, 3 pares de pantalones de paño, 2 de ellos color gris, y I par azules, 4 id. de verano, 2 de ellos de dril, color aplomado, 1 par blanco y otro marrón, 4 chalecos, 2 de ellos de casimir blanco, cerrados y con botones dorados, y 2 de piqué blanco, 1 chaqueta de paño azul abotonada, 2 blusas de dril, color aplomado, 1 casaca corta de paño azul los pequeños, y los mayores 1 levita corta también azul, y botones dorados, 2 corbatas negras, 1 gorra azul con galón de oro, 2 pares de guantes blancos de algodón, 2 pares de botas o zapatos altos negros, 2 pares de zapatos blancos de becerro fino, y 1 par de zapatos bajos finos negros.
Los medio pensionistas traerán 1 ejercicio cuotidiano, una servilleta, que renovarán cuando se renueven las de los internos, 1 aro para ella, cuchara y tenedor de plata, y cuchillo con cabo blanco.
Usarán de1 mismo traje que los internos para los actos públicos así interiores como exteriores del Colegio. Todos los efectos de los colegiales estarán marcados, y en los que sea posible se pondrá su nombre y apellido.

El uniforme queda también perfectamente descrito por ejemplo, en el reglamento de 1866:
1 levita de paño azul con una abeja de oro bordada en cada extremo de la solapa, 1 pantalón de invierno, 2 ídem blancos, 2 chalecos de casimir blancos, 2 ídem blancos de piqué, 2 corbatas negras, 2 pares de guantes de cabritilla, color de paja, 1 gorra con una abeja de oro bordada sobre la visera, 2 pares de botas de charol.
Horario de actividades:
— a las 7,30, Misa.
— a las 8, Desayuno.
— a las 9, Clases.
— a las 13, Comida.
— a las 15, Clases.
— a las 18, Merienda y Recreo.
— a las 19, Estudio hasta las 20,30.
— a las 21, Cena y Descanso Nocturno.
El horario de día de fiesta es el siguiente:
— a las 8 de la mañana, Desayuno.
— a las 8,30, Misa.
— a las 9, Estudio de Doctrina Cristiana hasta las 10.
— a las 10, Paseo.
— a las 14, Comida.
— Paseo por la tarde.
Desayuno: huevos, chocolate o café con leche, pan y manteca.
Comida: sopa, cocido, principio,
Postres: pan y frutas
Merienda: pan y queso; o pan y fruta en los meses de abril, mayo y junio.
Cena: ensalada o gazpacho, según la estación carne, pescado o huevos ,postre.
Castigos:
.- prohibición de jugar en los recreos,
.- sin postre,
.- plantón (de pie en clase o en los pasillos),
.- detención (hay una habitación-calabozo en los planos de la casa),
.- no ir a casa, no salir,
.- retención a los externos a la hora de la salida,
.- amonestación en secreto,
.- amonestación pública,
.- expulsión.

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

FUENTE: M.ª Dolores Rodríguez Doblas, José Luis Jiménez García, otros.

EL DESTINO DE JEREZ DE LA FRONTERA, ES QUE NO SE CREA SU DESTINO


José Santiago Garnelo y Alda

libro-trazos-jerez-asombroso

Desde su llegada a Jerez procedente del Museo de Arte Moderno durante la dictadura de Primo de Rivera, la obra ha pasado por distintas ubicaciones. El último de sus destinos fue el instituto de enseñanza media Padre Luis Coloma, en cuya escalera figuró como elemento decorativo sin ninguna protección.
Jerez tuvo al pintor José Santiago Garnelo y Alda (Maestro de Picasso), en una de sus obras más emblemáticas “La muerte de Lucano”. Se trata de un cuadro de gran formato (3×5 metros) pintado en 1887, que obtuvo la Medalla de Segunda Clase en la Exposición Nacional del mismo año. La obra pertenece al Museo del Prado y en la actualidad ha sido cedida en depósito para ser exhibida, de manera permanente, en la Sala de Grandes Formatos de la pinacoteca Museo Garnelo de Montilla (Córdoba).
Para la historiadora M. ª Dolores Rodríguez Doblas, el cuadro de Garnelo: “Ese cuadro lo donó el Museo del Prado al instituto y quedó en depósito en los juzgados, pero quedó abandonado y en un estado lamentable. El Ayuntamiento decidió no tirarlo y lo guardó en un almacén que lo deterioró con ciertas obras de albañilería. Yo lo descubrí y pedí su traslado -creo que fue por 1980-, y en mi ingenuidad, pensé que la ciudad, al saberlo, se avergonzaría de tener la Muerte de Lucano abandonada”.
¡Que lloren los jerezanos por haber perdido una obra de arte de tanto prestigio!

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

 

LA CASITA DEL DICTADOR, EN JEREZ DE LA FRONTERA

libro-trazos-jerez-asombroso

El corazón, como sabemos, es embustero y complicado. En hebreo, Satán significa «el adversario», y el mayor adversario, por supuesto, está dentro de nosotros, es el que nos detiene cuando queremos hacer lo que nos gustaría hacer. Me encanta esa idea de Satán como el adversario, y si así es el caso, entonces todos lo llevamos dentro de nuestros corazones.

Mucha de la mala fama cerril española se ganó a pulso gracias a la mezcla de vanidad, incultura, mala leche, violencia y fanatismo que de siempre ha meneado al españolito de a pie y que aún colea hoy; aunque ahora el fanatismo -lo otro sigue igual- sea más de fútbol, demagogia política y nacionalismo miserable, centralista o autonómico, que de púlpitos y escapularios.
En España se tiende a pensar qu6 los dictadores son menos dictadores y, los crápulas tan solo se dan en otros países a los que se les denomina bananeros.

“Dos días después de la entrega de la casa, su nuevo propietario invitó a todo Jerez para que la visitara. El enorme gentío fue llenando a rebosar la vivienda, desbordando a los guardias que no podían hacer nada por reconducir «este río amalgamado de mujeres y hombres, materialmente incrustados unos en otros». Esas porciones compactas de muchedumbre (…) estaban integradas por todas las clases sociales, desde lo más ínfimo a lo más encopetado; predominaba una magnífica representación del selecto mujerío jerezano». El general repartía sendos cigarros habanos entre los visitantes del sexo fuerte (…) y vino dulce entre las mujeres. De cuando en cuando las libaciones eran interrumpidas para lanzar un viva coreado a Primo de Rivera, seguido de aplausos y entusiastas manifestaciones”.

En la “Vieja piel de toro”, se seguirá peleando entre sí, como niños de escuela infantil, defendiendo a unos líderes, atacando a otros; unos a favor de la izquierda, otros de parte de la derecha, peleados todos, fanatizados cada uno con su pequeña idea, y dispuestos incluso a morir por ella para derramar sangre para los dioses, siempre hambrientos de nuestras mejores esencias. No somos conscientes de nuestras carencias, que no tenemos en las manos la solución a los grandes problemas, porque los auténticos dueños del dinero y del poder –servidores de ellos —son los que los crean y los magnifican para mantenernos esclavizados.

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

FUENTE: Juan Luis Sánchez Villanueva, otros.
NOTA: Miguel Primo de Rivera y Urquijo, nieto del dictador, devolvió la casa a la ciudad de Jerez.

EL GARBANCERO QUE OLÍA A AZUFRE EN JEREZ DE LA FRONTERA

libro-trazos-jerez-asombroso

Pérez Reverte dice que la salvación colectiva es imposible. Agrega que no es teoría. Para el académico: ¿Quiénes se salvan? Los más listos, más egoístas, hábiles y rápidos. Aprendió en el mar: “el primero que muere es el idiota”. Y si el estúpido es el que promueve el nivel de salvación, estamos todos condenados. Hay que apartarse de él y buscar tu propia salida
Valle-Inclán llamó a Galdós «el garbancero», y algún que otro crítico dijo de su literatura que olía a cocido.
A los caciques jerezanos, con sus eternos palmeros a cuestas, no les hacia ninguna gracia Pérez Galdós, no es de extrañar que en la ciudad esté más que satanizado. ¡Apesta a azufre!
“Gracias a Galdós y a su caudal de información sobre temas gastronómicos podemos conocer cuáles eran los gustos de la clase media española de su época, en cuanto al comer y al beber se refiere”.

Los cambios de costumbres en las comidas que trae desde Nápoles la reina consorte, María Cristina, se reflejan en Luchana, cuando se dice: «Pediré otra para mí [una taza de caldo], y además dos copitas de Jerez con sus bizcochos, porque, amiga mía, no puedo avenirme a esta novísima costumbre de comer a las tres y cenar a las once de la noche».
Galdós lo que hace en sus escritos es reflejar la realidad que le rodea, prestando atención a las tradiciones ancestrales que la sabiduría popular ha sabido perpetuar en remedios caseros para alivio de males, ya como condimento ya como complemento de las comidas (el vino de Jerez).

La gastronomía y la mujer jerezana están relacionadas. Hasta los dieciocho años son como el sushi, ricas, deliciosas pero crudas. No tienen pasado, carecen de preterito.
Hay que conocer la historia de la ciudad en que se come y se bebe, como otro tanto, los pecados de la mujer que te acompaña.

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

FUENTE: J.L. Jiménez García, otros

EL DEMONIO DE JEREZ DE LA FRONTERA: BEHEMOT

libro-trazos-jerez-asombroso

¿Dónde están los animales en nuestros tiempos? ¿Por qué ya no podemos verlos? La respuesta aventura que los animales, tal como el hombre los ha conocido y representado a lo largo de milenios, han huido, se han borrado de su horizonte.
Los animales han desvanecido la capacidad de metaforizar al hombre, han descuidado su lugar simbólico, eso no significa que se haya ocultado la necesidad humana de seguir representándolos.
En la iglesia jerezana de San Marcos, y en su puerta del lado de la Epístola al interior del templo le vemos, es Behemot, también como Bégimo. Un demonio de origen hebreo y con características metamórficas; es poderoso y puede adoptar la forma de bestias como un elefante monstruoso o más popularmente relacionado con un terrible hipopótamo.

El arte medieval en Jerez es una fuente fundamental para comprender, una vez más, tanto la mentalidad de la época hacia los animales como la complejidad y la ambigüedad con respecto a su representación.
Desde las primeras manifestaciones paleocristianas surge una simbología estrictamente medieval basada en la interpretación de la fauna. El tratamiento al animal en el mundo pagano posee una característica que se ausenta con el cristianismo: no existe sacralización del mismo por cuanto cualquier culto sería considerado diabólico.
Jehová le preguntó a Job: “En vista del poder del Behemot y su impresionante boca, ¿se atrevería alguien a enfrentarse con tal monstruo cara a cara y tratar de agujerear su nariz con un anzuelo?” (vs. 24). Se refiere a un solo animal (Behemot), pues la descripción que se da de él no está en plural, sino en singular; por lo general se considera que este animal es el hipopótamo (Hippopotamus amphibius). De hecho, la mayoría de las traducciones de la Biblia (EMN, LT, NBE, NM, RH, BJ y otras) usan la palabra “hipopótamo” en el texto principal o en las notas al pie de la página para identificar a esta criatura de la que habla Dios.

En Thoueris (hipopótamo) vemos que existe una posible relación entre la iconografía egipcia y la cristiana, reforzada por el hecho de que el Pueblo Judío vivió en Egipto y obviamente resultó influenciado por esta poderosa cultura.
“Esta es una bestia fiera que se cría en los grandes ríos, y particularmente en el Nilo. Tiene dos uñas hendidas como buey, el cuello, crin y espalda o cerro, de caballo. Tiene su relincho, el rostro remachado, la cola torcida, los dientes como los colmillos del jabalí. Del cual hace mención Plinio lib. 8, c. 35. Es el Hipopótamo símbolo de impiedad y crueldad de los hijos contra los padres, y de irreverencia, ingratitud e injusticia; por cuanto en creciendo quiere tener acceso con su madre: y si el padre se lo defiende le hace rostro, y si puede lo mata. Verás a Pierio Valeriano libro 29, cap. Impietas”.
A Behemot o Bégimo se le menciona en el Libro de Job 40:15-24. Metafóricamente, su nombre ha llegado a ser usado para connotar algo extremadamente grande o poderoso, como tal le puedemos ver en el templo de San Marcos (Jerez de la Frontera).

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz


LOS EMPALAOS DE VENEZUELA, LA HISTORIA DE UNA ESPAÑA QUE NO SE CUENTA

libro-trazos-jerez-asombroso

Cerro El Empalao toma su nombre de la historia de Venezuela, cuando el encomendero Garci González de Silva se dedicó a «empalar» a los aborígenes que le ofrecían resistencia a sus intentos de esclavizarlos. La cruel práctica de empalar consistía en atravesar longitudinalmente a una persona con una estaca previamente clavada en el suelo con la punta.
En la historia de Venezuela hallamos algunas referencias de hechos relacionados con el empalamiento como forma de amedrentamiento, llegando este a ser uno de los peores castigos sufridos la población aborigen a manos de los conquistadores españoles, luego de su llegada al nuevo continente; lo aplicaban con la finalidad de reducirlos y sembrar en ellos el terror, aspirando escarmentar y les obedecieran.

Siendo el año de 1585, en lo que hoy es la ciudad de Cumaná, el capitán Magallanes llegó de España con 40 hombres, y al gobernador le pareció que debía enviarlo a contener el tumultuoso laberinto de los indios. Llamó al capitán Marcos de Campos y le encomendó salir a la conquista de los indios y a formar pueblos.
“Campos ofreció paz, atravesó la sierra entre el mar y los llanos hasta llegar a Mataruco donde fundó un lugar con 40 soldados, a corta distancia del sitio en que está hoy el del Apóstol San Pablo de indios palenques Caracares”.
Y después de una larga refriega cogieron a uno de los indios (…) Cumanagoto, a quien con el silencio de la noche empalaron y desampararon, dejándolo por trofeo de sus victorias, con horror de cuantos le miraban.

A fin de escandalizar a los indígenas a quienes quería someter, Campos castigó al cacique Gil González con la muerte por lo que una vez desaparecido el jefe de la comarca, Campos tenía vía libre para ejercer su venganza. Ahorcó a varios de sus prisioneros y los colgó de los mástiles de su barco para que fuesen más visibles desde la costa; desembarcó en la Costa de Maracapana (lo que hoy es desde Guanta a Cumaná), y mientras enviaba a buscar sus carabelas a Cubagua, se entregó a las más horribles crueldades.
“Unos habitantes fueron degollados, otros ahorcados, otros empalados, la mayoría hechos prisioneros y Ocampo los envió en las carabelas a la Española para que allí sean vendidos para cubrir de esta manera los gastos de su expedición”.

En 1587, dos años después, habiendo concurrido Marcos de Campos en casa de un cacique llamado Caripe, allí se hallaba un indio palenque, hermano del que empalaron en Mataruco. “Los excitó de tal suerte a la venganza del agravio, que mancomunados los indios en casa de Caripe dieron al Capitán Campos una lastimosa muerte”.

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

Gracias a las nuevas tecnologías y a las Redes sociales, la Historia no es propiedad de los vencedores. Algún día, esperemos no muy lejano, las dos orillas se deben aceptar, perdonar y sobretodo amarse así mismas.

FUENTE: Antonio Caulin, Jules Humbert, Huellas KA-TU-GUA: Cronología de la resistencia KA-TU-GUA: S. XVI, otros.

LA RISA SE FUE A TOMAR POR SACO

libro-trazos-jerez-asombroso

La risa es el lenguaje del alma. El único hombre sobre la tierra que más suelta la feliz risotada primitiva es el negro de África o sus descendientes en el Caribe. La risa de Lutero, que se oía al final de las largas calles de Worms, el reír del gran Leonardo de Vinci, «que hacía temblar los mármoles», serían hoy actos de impertinencia e irreverencia.
¡Qué miradas de sorpresa y de censura nos provoca, alguna carcajada que tenga aún por acaso el brillante y sano retiñir de la risa antigua!
Nadie ríe; y nadie quiere reír. Tenemos todos los indefinidos sentimientos de que la risa estridente y clara desentona en la atmósfera moral de nuestro tiempo.

Aun recordamos el haber oído, en nuestra infancia, la carcajada—la antigua carcajada, genuina, libre, franca, resonante, cristalina…— ¡Venía del alma, hacía temblar todas las vidrieras de una casa y solo por su sonido puro, probaba la fuerza, la salud, la paz, la sencillez, la libertad!
Nunca más se volvió a escuchar esa carcajada magnífica. Lo que hoy se escucha a veces, es una risa cascada (por tener el sonido del cascajo que rueda), seca, dura, áspera, corta, que sale a través de una resistencia, como arrancada por unas cosquillas, y que bruscamente muere, dejando los rostros mudos y fríos.

Pensamos que la risa acabó porque la humanidad se entristeció. Y consternada por causa de su inmensa civilización, adoradora del Becerro de oro. Fue la enorme civilización del siglo XX, la civilización material, la política, la económica, la social, la literaria, la artística, la que mató nuestra risa, como el deseo de reinar y los ardides sangrientos en que se envolvió para satisfacerlo mataran el sueño de Lady Macbeth.
El infeliz ser de nuestros días está condenado al bostezar infinito. Y tiene por único consuelo que los medios de comunicación le llamen y que él se llame a sí mismo el Gran Civilizado. El mundo, que es obra suya, solo puede mostrar tristeza. Tristeza en su literatura, tristeza en su sociedad, tristeza en sus fiestas, tristeza en los trajes negros que viste… Tristeza por dentro y tristeza por fuera de sí.

Y cuando por acaso, alguien, por profesión tradicional, como los payasos, o por contraste, o por nostalgia de la antigua alegría, desea resucitarla, procura hacer reír al mundo, solo consigue arrancarle tal o cual risa cascada, corta, áspera, rechinante, casi dolorosa, que parece resultar de cosquillas brutales hechas en los pies de un enfermo.

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

FUENTE: Eça de Queiroz, otros.