TESORO DE GEOMETRÍA SAGRADA EN ARCOS DE LA FRONTERA

La Geometría Sagrada es un lenguaje matemático perfecto, que nos ayuda a entender la Unidad, el origen único de todas las cosas lo que para algunos es Dios, Gran Espíritu, Infinito, Madre Naturaleza.
Desde la antigüedad, en las escuelas herméticas, se sabe que a través del uso de las Geometrías Sagradas uno puede recrear y activar nuestro campo de energía (MERKABAH) alrededor del cuerpo físico, lo cual permite la expansión de conciencia que conduce a la ascensión.
La Geometría es una fascinante rama de las Matemáticas dedicada a explorar la interacción entre figuras y espacios. Su origen data del segundo milenio antes de nuestra época, ligado a las culturas egipcia y mesopotámica. Trece siglos después, su estudio floreció en la antigua Grecia y fue espectacularmente cultivado por múltiples filósofos y pensadores, en particular por el lúcido Pitágoras.

La estrella de seis puntas del Colegio Nuestra Señora de las Nieves en Arcos de la Frontera, es símbolo del macrocosmos, de lo divino y de lo espiritual, de la Luz Suprema. Nos recuerda la miel, símbolo natural de la Luz Suprema, igual que el hexágono están considerados por muchos el símbolo de la dulzura del corazón y el Amor. Recibe el nombre de Estrella de David o Sello de Salomón.
La estrella de ocho puntas, que podemos apreciar en el artesanado del actual Colegio Nuestra Señora de las Nieves, es la Spica (Espiga) estrella tartesia, rosa de los cielos, rosa de los vientos, es una forma geométrica usada por varias culturas bajo distintos nombres y significados. Como vemos la estrella consiste en una estrella de ocho puntas, también dos cuadrados superpuestos a 45°.

Los andaluces turdetanos representaban esta estrella en sus monedas como un claro símbolo político, en una época de plena independencia andaluza. Los béticos, al no ser independientes, se limitaban a representar la estrella en la mayoría de sus mosaicos. Los mozárabes y mudéjares llevaron la estrella de ocho puntas por todo el norte de la Península Ibérica y los musulmanes y moriscos la difundieron por el Magreb y el Oriente Medio. Actualmente puede verse en numerosos edificios de España, como en la Alhambra.

CUANDO EL TREN DABA PÁNICO EN JEREZ

Los primeros trenes se valían de la fuerza animal para moverse. Se usaban caballos para arrastrar carros sobre rieles. Eran los inicios del tren, fue hasta 1812 cuando Matthew Murray diseña y construye la locomotora Salamanca en los talleres Feton, Murray and Wood.
El primer tren español, se construyó en Cuba, perteneciente a la corona Española, para transporte de caña de azúcar al puerto de La Habana. Esta línea se construyó entre 1835 y 1837 cubriendo el trayecto entre La Habana y Bejucal. En la península no fue hasta el año 1848 cuando se levantó la primera línea que cubría el trayecto entre Barcelona y Mataró. Conforme más se extendía el uso del ferrocarril más miedos aparecían en torno a la población. En 1872 llegó el primer tren urbano a Jerez de la Frontera para transportar vino. El desconocimiento de entonces hizo pensar que el humo que liberaba la locomotora podía ocasionar daños irreversibles en los campos y mataría a los pájaros. El miedo y la ignorancia a lo desconocido, a lo nuevo, hicieron que muchos jerezanos temieran a esta enorme máquina metálica infernal, y estuvieran especialmente deseosos de prohibirla. En general, las preocupaciones se basan en tres pilares: Peligros ambientales (las únicas razones medianamente justificadas), sociales y médicos.

Entre las muchas cosas que se dijeron, encontramos afirmaciones como que era algo antinatural, que corrompía la moral de Jerez y que el humo que expulsaba el tren asolaba los campos y mata a los pájaros.
Los médicos no se quedaron, ni mucho menos, atrás en esa histeria colectiva en contra del tren. Estas son algunas de las afirmaciones que expusieron los médicos del siglo XIX alertando de los riesgos para la salud que ofrecía este diabólico invento:
-La gente podría morir asfixiada si viajaba a velocidades superiores a 32 kilómetros por hora.
-El ser humano no estaba físicamente preparado para soportar las velocidades del ferrocarril, pues sufría un trauma físico por la aceleración y deceleración causado por este medio de transporte.
-El paso excesivamente rápido produce un efecto mortal sobre las vías respiratorias. El movimiento de trepidación suscita enfermedades nerviosas, mientras que la rápida sucesión de imágenes provoca inflamaciones de retina. El polvo y el humo ocasionan bronquitis. Además, el temor a los peligros mantiene a las personas en una ansiedad perpetua que es origen de enfermedades cerebrales. Para una mujer embarazada, puede producirle un aborto prematuro.

“HOJAS DE NIEBLA”, EL OTRO JEREZ

Al final y después de todo, cuando terminas de leer el libro, parece que hayas estado en otro mundo, en una especie de “cielo” e “infierno” en la tierra, entonces todo Jerez de la Frontera te parece diferente, esa es la magia de “Hojas de Niebla”. Mantente atento, Mantente alocado, disparatado. Estás en contacto con el más allá.

BDSM- SADO, TURISMO EN AUGE EN LA PROVINCIA GADITANA

El mercado de las “APPS” y su oferta hotelera está en continua evolución, con opciones cada vez más especializadas en el negocio: calidad, comodidad y discreción. Lo más buscado por los seguidores de BDSM que visitan la provincia de Cádiz, son alojamientos que incluyan mazmorra (espacio preparado para la práctica Sado). Zahara de los Atunes-Atlanterra, Chiclana, y Jerez de la Frontera, son los destinos en la provincia, en donde la demanda desborda a la oferta.

Entendemos que la normalidad es muy difícil de definir; clasificamos al BDSM como parafilia, o sea, esas conductas sexuales, eróticas, que no son comprendidas por la mayoría de las personas. El libro y la película “Cincuenta sombras de Grey”, más Internet y sus redes sociales, son los culpables del repunte en la difusión del BDSM (B: sometimiento, D: dominación, S: sumisión, M: masoquismo). La fantasía de dominador/dominado resulta ser una de las más comunes y practicadas por todo tipo de parejas, lo mismo ocurre con los encuentros en los que uno de los miembros es ligeramente “castigado” por su pareja.

El BDSM es una de las prácticas sexuales más comunes que pueden existir, aunque para muchos se trate aún de un tabú o algo “moralmente incorrecto”; la realidad es que es una de tantas formas existentes de encarar los encuentros sexuales y de obtener placer. En opinión de sus seguidores, “en el BDSM es importante marcar de antemano unos límites y unas reglas, esto hará que la relación sea más placentera y se consiga el objetivo de una excitación fuera de límites”. “Muy importante para ellos es establecer de antemano una palabra o gesto de seguridad que pare o aminore la intensidad de la sesión, ya que en el fragor del amor puede ser que todo se vaya de madre”. Si el sumiso está atado y no puede hablar, se puede haber pactado señales con los dedos, como por ejemplo: Levantar el pulgar: “Me encanta lo que estás haciendo, quiero más”. Hacer un círculo con el índice y el pulgar: “Sigue así, pero no aumentes la intensidad”.

Recalcan: “ya sea una fantasía sexual ligera e inocente en casa o un acto mucho más preparado, es necesario el consenso de ambos miembros de la pareja, así el placer será compartido y no solo cosa de uno”. Igualmente repiten, una y otra vez, en “tener mucho cuidado con las personas que se conocen por Internet, en el Ciberespacio hay mucho psicópata suelto, de ambos sexos”.

SERENA FORTIN, CREACIÓN Y TERNURA

La obra de la italiana Serena Fortin, está basada en un balance de fuerzas opuestas o en la relación rítmica entre valores plásticos opuestos. Lleva a cabo la conjunción entre planos independientes, que reemplazan a las formas de la abstracción geométrica, aboliendo la tendencia a interpretar cualquier forma como una figura sobre un plano de fondo. Sigue fiel a la no figuración, se distingue por su claridad y mesura, confiando en elementos mínimos dispuestos explorando líneas curvas y contrastes de luz.

Podemos alimentar el espíritu, visitando su exposición en Espacio Abierto, calle Alvar López 12 – Jerez de la Frontera.
Son muy sugerentes y atractivas las joyas expuestas de Serena Fortin, en donde la madera, a igual que en muchas culturas, es el mejor elemento catalizador de energías para llevar muy cerca al cuerpo. La madera es un elemento muy práctico en el rechazo de personas tóxicas.

EL MIEDO NOS SALVÓ

Ante un peligro eminente nuestro cerebro se activa para prepararnos con una reacción de huida o de ataque. El miedo es un mecanismo de defensa, nos asusta y a la vez nos ayuda. Los antropólogos reconocemos que el miedo es lo que ha permitido que nuestra especie haya sobrevivido. Sin miedo el ser humano habría desaparecido de la faz de la tierra. Es una de las emociones más útiles de todas las que consideradas.
Hay miedos que vienen con nosotros, por ejemplo a la muerte es un temor innato que nos hace preservar nuestras vidas a toda costa. También existe el miedo aprendido, social o infundido por intereses de los gobiernos. A estos últimos los antropólogos solemos llamar “Redes del terror imaginario”.
A muchas personas les atrae pasar miedo. Hay algo en la mente humana que le gusta pasar miedo. En situaciones siempre controladas nos producen una descarga de adrenalina, luego da paso a la euforia (dopamina)

El último miedo en Jerez de la Frontera es la pesadilla del llamado “Hombre del sombrero”, una historia en la ciudad bastante desconcertante dentro de las leyendas urbanas que han surgido. Es una rareza de la que no sabemos a qué atenernos, si es un fenómeno real o una campaña viral, o que nuestras pesadillas están mutando y convirtiéndose en algo contaminado. Este contagio onírico se da en diferentes localidades gaditanas: Chiclana, Sanlúcar, Arcos, Jerez y Cádiz. Hace referencia a un hombre siniestro de negro, tocado con un sombrero. Son muchos los testimonios de personas que aseguran haber soñado con este personaje.

Para algunos, soñar con este individuo puede ser el anticipo de la muerte o incluso producirse durante el mismo sueño. Otros, relacionan a estos sucesos al llamado “síndrome de muerte por pesadilla” (realmente se puede llegar a morir de miedo).
¡No se puede asegurar nada!

FUENTE: M. Carballal, M. Martínez, otros.

HOJAS DE NIEBLA: LIBRO APÓCRIFO

Cuando el diablo se aburre, mejor ponerse a leer. Adentrarse en el tobogán de “Hojas de Niebla”, asfixia. Supone perder pie, ser absorbido por una espiral donde se olvidan reglas como la ley de la gravedad. El lector asistirá al vértigo de una existencia abrumadora donde la apariencia es un escenario en el que el “Misterio”, vive décadas.
Sacamos pasaje al misterio. Un viaje hacia lo insólito de Jerez de la Frontera. ¿Quién nos ayuda a cruzar al otro lado?