EL MONAGUILLO PERVERTIDO  

Pedro Rubiano Sáenz, fue mi confesor espiritual, también me impartió, en el colegio, clases de ingles y religión. Para mí fue siempre el padre Rubiano, y así le llamé cada vez que nos encontrábamos, aunque era ya cardenal primado en Colombia. De su vida en Canadá y la pertenencia a la Orden de Malta, no diré ni pio, vaya a ser que sufra un accidente en la bañera. El padre Rubiano y yo, nos caíamos mutuamente bien. Como monaguillo que fui de él, no tuvo ninguna queja y aguantó con cara de jugador de póquer todas las pillerías que cometí, hasta que me declaró “monaguillo pervertido” (palabras textuales), por leer Lolita del ruso Vladimir Nabokov. Sentenció que no era una lectura apropiada para mi edad y que yo era mal ejemplo para el resto de los monaguillos del colegio. Supongo que razón tenía. Al padre Rubiano lo sustituí con mi acercamiento al padre Camilo Torres Restrepo (El cura guerrillero). Cuando se enteró Rubiano puso el grito en el cielo y yo pie en Europa.

Monseñor Pedro Rubiano Sáenz

Los curas siempre se han atravesado en mi vida, descartado contadas excepciones, siempre para bien. Un ejemplo: me hallaba compungido por lo que me sucedía en aquel entonces con una dama que me tenía en un sin vivir. Con ella quería llegar al cuerpo a cuerpo, pero no pasaba de un raquítico cruce de armas. Me puso por condición para ceder a mis pretensiones que la hiciera siempre reír. Yo que soy más soso que sevillano nacido en Viernes Santo, se me cayó el alma a los pies.

Camilo Torres Restrepo (El cura guerrillero).

El remedio a mis cuitas, vino de mano de un sacerdote que conocí en una biblioteca. Me dijo que la Iglesia tenía solución para todos los males a través de su santoral. Y que todo pasaba por encomendarse al santo adecuado. Me soltó que el mío era San Simeón.

San Simeón de Emesa es el loco más loco de todo el santoral, situándolo bajo el reinado de Justiniano (527-565 AD) y se describe como un “santo loco”, uno de esos pocos “monjes herbívoros” que consiguieron regresar al mundo desde el desierto en el que decidió vivir.

El comportamiento de Simeón es chocante y escandaloso, como los actos de un loco. Arroja piedras a las mujeres en la iglesia, defeca en la plaza pública camina desnudo por la ciudad, entra en los baños de mujeres, devora pasteles en Jueves Santo e incluso se finge poseído por demonios. Aparte de frecuentar a las prostitutas, Simeón se comporta como tres tipos de personajes de mala reputación: el poseso, el mago, y el bufón o actor de teatro, todos ellos vinculados con los demonios para los cristianos.

Simeón gusta de imitar a los posesos, cuyos vínculos con los demonios son evidentes, y la gente le confunde con uno de ellos. Igualmente, envía demonios contra los que le desobedecen y finge que puede crear amuletos protectores contra el mal de ojo, grabando conjuros en placas de metal. También deja bizcas a las muchachas que se ríen de él e inutiliza la mano de un prestidigitador y de un ciudadano que desobedece su advertencia de no golpear a sus esclavos.

En fin, y para hacer corta la historia, me encomiendo al santo loco y al final me caso con la dama, viviendo felices comiendo perdices, pero eso es otra historia truculenta que algún día contaré. 

RITUALES DE SEMANA SANTA EN JEREZ DE LA FRONTERA

El Domingo de Ramos marca el final de la Cuaresma y el inicio de la Semana Santa, en la que se revive la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

El color litúrgico de Domingo de Ramos es el rojo, ya que se conmemora la Pasión del Señor. Los feligreses acostumbran a realizar cruces con las palmas benditas y las colocan en la puerta de sus casas o lugares especiales.

Se tiene la creencia en Jerez de la Frontera, de que beber una infusión hecha con las palmas bendecidas tienen un poder curativo. Otras indican que las ramas son portadoras de buena suerte, brindan protección y alejan las malas influencias. Por supuesto, el agua bendita será nuestro contacto directo con el Señor, una bendición para atraer el mejor resultado.

Hay jerezanos que, así como las palmas, acostumbra a llevar los domingos de Ramos a la iglesia mucho laurel y de olivos para que lo bendiga el sacerdote, y luego se los llevan y se guardan en casa todo el año para la protección de la vivienda.

El laurel y el romero son ingredientes básicos para un ritual de bendiciones en Semana Santa, pues nos ayudará a alejar todo lo malo que nos quiera hacer daño y atraerá las bendiciones que tanto necesitamos. Así que coloca varias hojitas de laurel junto a tus velas y si es posible, rocíalas con agua bendita. También puedes agregar unas cuantas hojas o ramas de ruda a tu ritual. Como ya bien sabrás, la ruda es la planta protectora por excelencia, que sirve de amuleto perfecto para alejar todo mal.

Un ritual muy efectivo está hecho a base de romero, con el cual puedes solicitar la protección de tu hogar. Teniendo en cuenta las increíbles propiedades purificadoras y protectoras del romero a nivel espiritual, este es el ingrediente principal del ritual. Lo primero que debes hacer es tomar una hoja, así como una de laurel y un poco de canela.

Pon todos los ingredientes en un plato hondo, preferiblemente de color blanco para que el efecto sea mucho mejor, y procede a triturarlos, hasta que queden en trozos muy pequeños, como si fuera polvo. Cuando ya tengas la consistencia que deseas de las hojas y la canela, debes espolvorear un poco de sal marina sobre esta mezcla.

Tendrás que dejar el plato con todos los ingredientes bajo la exposición del sol, de esta manera, se potencializarán sus propiedades, saldrá su olor y además lo recargarás con la energía positiva que le aporta la luz.

Toma unas cerillas y enciende la preparación que tienes en el plato blanco, mientras recorres cada espacio de tu casa; de esta forma, el humo se encargará de llenar todos los rincones.

Finalmente, debes encender una vela, dedicándola a Jesús el Nazareno, y rézale con la intención de hacerle tus peticiones, especialmente para que mantenga tu hogar protegido.

CUANDO ESPAÑA IMPUSO LA MODA

El uso de los colores en la historia de la comunicación no verbal ha tenido mucho significado, importancia. El negro en el siglo XVI. XVII, y XVIII significaba poder y el dinero. El color dice mucho de lo que se calla a lo que se quiere sugerir. El negro es elegante está asociado en el subconsciente a que es caro. En el siglo XIX el misticismo se asoció al negro, y se tomó como color del luto.

Fue el español Marcos de Ayala, quien maravillado por los distintos colores que provenían del árbol “palo de Campeche” (Haematoxylum campechianum), comenzó a utilizarlo para teñir las telas de la Nueva España.

El palo de Campeche es un árbol originario de la península de Yucatán, de él se extrae un tinte vegetal que fue muy codiciado en el pasado. Luego, en el siglo XVII, la popularidad de este tinte llegaría hasta las regiones de Francia, Inglaterra y Holanda, quienes eran grandes naciones productoras de textiles.

El palo de tinte se convirtió en todo un elemento dentro de la moda europea. Todas las personas de las cortes europeas querían vestir de negro y era carísimo el palo de Campeche. Se institucionalizó lo que se llamaba “Vestir a la española”, ir de negro riguroso porque daba mucho poder y sobriedad.

Durante el reinado de Felipe II, la Corte española era ejemplo de buen gusto. Los trajes sobrios y negros eran símbolo de elegancia y esta tendencia se contagió a los países vecinos. La moda era vestir a la española y este tono no faltaba en los vestidores de los nobles europeos. España exportaba el tinte negro recién descubierto en el Nuevo Mundo, obtenido del palo Campeche (España tenía el monopolio).

La leyenda negra que se generó en lo internacional para perjudicar a la corte de Felipe II trató de identificar el negro que lucía el rey con una sociedad oscurantista, melancólica, sobria y triste. Felipe II viste de negro no porque va de luto, era para demostrar el poder.

Pero nada más lejos de la realidad: “El uso del negro por la corte española no tiene nada que ver con el estado de ánimo de Felipe II por la muerte de su tercera esposa”, como las “fakes news” (embustes), de aquel entonces propagaron.

Desde la cristianización de Europa en la Edad Media se establece una norma que prohíbe a las mujeres casadas mostrar su pelo. Por eso, surgen y se desarrollan los tocados y las cofias. El ideal de belleza era el de una mujer con la frente muy amplia y despejada. Para ello, las féminas se depilaban las cejas e incluso el comienzo del cabello.

En cuanto al escote, aunque la mujer empieza a mostrarlo, sus pechos no podían exponerse en exceso ni con su forma natural, por lo que algunos vestidos tenían refuerzos en el interior para aplastar los senos. Agnes Sorel fue retratada en varias ocasiones con atuendos de grandes escotes o incluso con un seno al aire. Varios expertos señalan que fue de las primeras mujeres en atreverse a lucir este tipo de escotes. En España continuaron tapadas por sécula seculorum.

QUÉ COSAS NO SE DEBEN HACER EN LA SEMANA SANTA JEREZANA

El alcohol es como el amor —dijo—. El primer beso es mágico, el segundo íntimo, el tercero pura rutina. En un tabanco (bar) de la plaza Rivero, en Jerez de la Frontera, un hombre hablaba solo, así mismo, mientas se dirigía a mí.

Físicamente era un hombre de esos que tanto pululan por las tabernas y bares, arrastrando una edad en la que la sangre corre despacio, los placeres son de un tipo gris y sombrío, y la alegría ha perdido, hace ya mucho rato, su espontaneidad.

Mi padre me decía: “Perpetuamente es un error meter baza con un borracho. Aunque te conozca y le caigas bien, es posible que se ponga flamenco y te salte un par de dientes. Aun borracho, siempre es más saludable darle la razón”. Los padres están para no hacerles caso y, menos aún, seguirles sus consejos. Lo digo como mal padre que soy, y peor hijo.

Resultó ser un abogado capillita de reconocido prestigio, remojado en cubatas. Era de esas personas que nunca quieren nada con pasión excepto, quizá, la mujer de otro y vivir como cofrade la Semana Santa jerezana. Me contó las cosas que no hay que hacer en la Semana Santa de Jerez de la Frontera.

“No salir después de las tres de la tarde. Hay que abstenerse de salir después de las tres de la tarde, ya que fue la hora en que murió Cristo y su enojo causaría la precipitación del cielo en forma de lluvia”.

“No escuchar música y menos si se trata de rock. La Semana Santa es un espacio para el silencio, la reflexión y solo para escuchar a Dios”.

“El Viernes Santo no se puede barrer porque se llena la casa de hormigas”.

“No vestirse de rojo porque sería identificarse con el diablo. Se debe vestir de negro, caminar despacio y no gritar para no faltarle el respeto a Dios”.

“No se pueden utilizar clavos porque Jesús fue crucificado de pies y manos con ellos”.

“No se debe cazar porque el daño se te puede devolver. No cortar nada, porque se estaría cortando el cuerpo de Cristo”.

“No comer ningún tipo de carne roja ni los Miércoles de Ceniza ni el Viernes Santo”.

“No bañarse en un río o en el mar, puedes transformarte en un pez”.

“No hay que tener relaciones sexuales. Se dice que quienes tienen relaciones sexuales durante estas fechas, se quedan pegados hasta la Pascua”.

El letrado borrachito de la plaza Rivero, pontifica o concluye que no tomar a pie juntillas lo que me ha dicho, significa no respetar a Jesús, y por no guardar luto por su muerte podría tener yo un merecido castigo divino.

Desde que le he escuchado, ando perdido como corcho en remolino tratando de averiguar qué diantres suceden en la Semana Santa oculta, en Jerez de la Frontera. Creo que un día de estos, me iré por el desagüe de alguna cantarilla y nadie me echará de menos.

LOS CHINOS, NUEVO OBJETO DE DESEO

Cuando ya sucedió el encuentro con el chino, Belle de Jour está sola en el cuarto, desordenado por el terremoto del sexo. Ella está tirada en diagonal sobre la cama, bocabajo, escondiendo la cara entre los brazos. Como sin querer molestarla, entra la chacha (sirvienta), del burdel, una mujer triste y gris, que endereza la lámpara caída, la mira con lástima y le dice: “Pobrecita, yo también tendría mucho miedo de un hombre así”. Entonces Belle de Jour levanta la cara de las sábanas y, toda desmelenada, con una sonrisa beatífica, le dice: “Qué sabrás tu”.

En general, en el cine y la literatura me atraen cuando revela la naturaleza humana con una historia que me hace ver que todos somos igual de monstruosos, de impresentables. Luis Buñuel vio venir el nuevo objeto del deseo: los chinos.

Hasta ahora la Supremacía Blanca ha impuesto que lo blanco era puro y lo negro pecado. Jesucristo se representa como hombre blanco y la Virgen María, a pesar de ser de oriente medio, también blanca. El cine de Hollywood ha hecho de trituradora, presentando los cánones de belleza amoldada al hombre y mujer de raza blanca de moral religiosa cristiana conservadora. Con la irrupción de Internet, este ha roto el monopolio estadounidense en las salas de cine llegando otros valores culturales, sociales y sexuales. La mujer española, esclava de llevar el cabello de panocha de maíz (rubio), empieza a lucir morena y guapa, no la tonta y rubia de bote de siempre. Lógicamente sus fantasías eróticas han cambiado.

El deseo es un misterio. ¿Qué había dentro de la caja que abría Catherine Deneuve en «Belle de Jour»? Es parte del juego de esta negrísima historia de sexo reprimido, esa mezcla de realidad y fantasía (sexual, claro), imposible de definir, con la Deneuve cimentando su imagen de mujer fría y misteriosa. Como su personaje, burguesa de pelo impecable y abrigos de Saint Laurent que se llevará a la tumba el contenido secreto de la caja (Juguete erótico).

Belle de Jour es la historia de una mujer recatada y casta en su matrimonio con un médico exitoso y perfecto, una mujer de la alta burguesía parisiense que, como tiene las tardes libres, se empieza a prostituir en una casa de putas, no por dinero, sino por morbo y curiosidad.

Uno de los clientes de Belle de Jour, un chino enorme (seguramente del norte de China), trae algo asombroso en una cajita, algo que los espectadores nunca vemos, pero que fascina y asusta a las mujeres.

FUENTE: P. Mairal, otros.

CÓMO ECHAR DE CASA AL MARIDO PETARDO EN JEREZ DE LA FRONTERA  

Parafraseando a Pérez-Reverte, “Quien me lee, me conoce. Y quien no me lee, tiene derecho a no leerme. A las redes sociales se viene llorado y duchado de casa”.

Me entero de que hay una iniciativa en el Parlamento catalán, para indultar a las brujas de Cataluña. Quinientas mujeres fueron ajusticiadas por ser brujas (ejecutadas). El mito de las brujas está muy firme en el inconsciente colectivo, es algo que debemos remover. A las brujas se las ha declarado de malas personas porque son el enemigo necesario para el sistema. En nuestros días, todavía dentro del catolicismo a las brujas se las sigue viendo como aliadas de Satán, y así venden la moto.

Las estadísticas dicen que la probabilidad de morir asesinado es cuatro veces mayor para un hombre que para una mujer. En Valencia la probabilidad de morir a manos de una esposa cabreada es alta, la mujer valenciana tiene fama de envenenadora (He dicho fama, y solo eso). Generalizando, los hombres matan motivados por el sexo, el dinero y el poder. Las mujeres, por los celos y el miedo.

Los muertos, muertos están. Y los vivos, pronto también lo estarán. Si quieres sobrevivir tienes que aprender a dejar que las cosas sigan su curso. Naturalmente hay que echar mano de alguna ayudita, por ejemplo, de los consejos de la “Mujer Sabia”, una bruja.

En la Calle Larga (Jerez de la Frontera), varias señoras despachan sendos cafés. Pongo la oreja y me seduce su conversación relajada. Una le dice a la otra: ––Por fin me he desecho de mi marido que me traía por el camino de la amargura. He logrado que se vaya de casa. No veas lo bien que me he quedado hecha una reina. Fui a consultar a una sabia (bruja), quien previo pago me dio el secreto infalible para echar un marido petardo de tu casa.

 –––Anda no seas mala y comparte ese secreto que me tienes en ascuas –le apunta la amiga.

–––Te lo voy a resumir y te lo paso gratis jaja

–––Consigues pólvora, preferible de cartucho de caza que no tenga perdigones. Extraes la pólvora con mucha precaución y la depositas en un plato. Posteriormente, y con cuidado de no ser vista por nadie, espolvoreas la pólvora en el interior de los zapatos de tu marido. Después ponte a esperar. Es efectivo, milagroso como mano de santo. Ahora paga los cafés, por el secreto, y vámonos que se nos hace tarde.

NOTA: Imágenes de Diana Pérez (Hacedora de cosas)

LOS TEJEDORES DE DIOS

A veces confundo la realidad con mis fantasías y tiendo a ir por la vida como si llevara una entrada para el cine. Una de ellas es el ocaso de la Iglesia romana. A veces tengo obsesiones de delincuente.

Hay hilos que unen el pasado con el presente, oposición al boato y las pompas del poder terrenal, especialmente el de la Iglesia. La hoja de rúcula, era un signo utilizado por la Inquisición para señalar las casas de aquellos que debían ser detenidos y torturados por el Santo Oficio, muy especial los cátaros huidos de Francia.

Buenos tejedores instalaron sus telares en la pujante Morella y San Mateu, eran cátaros. Estos “bons cristians” consuelan, ayudan, no cobran diezmos, no comen carne y evitan la cópula. Creen que Jesucristo es Dios, pero que el Papa y la jerarquía eclesiástica, los templos católicos y la Iglesia de Roma son hijos de Satán, que la misa es un engaño, que la hostia es mera harina y que adorar la cruz es aberrante: «¿Adorarías el árbol en que colgaron a tu padre?», preguntan. Repudian todos los sacramentos católicos —del bautismo al matrimonio, de la confesión a la extremaunción

En un tiempo, decir «tejedor» en Cataluña y Valencia, equivalía a decir «hereje». En los días extraños que nos rondan, es bueno recordar al catarismo que renace de nuevo y muy pujante.

LA SIRENA-HARPIA DE LA CAPILLA DE SILES (Jerez de la Frontera)

sirena-harpía, pilastra derecha

En la tradición judeocristiana, la puerta cobra un papel muy importante, porque es la que da el acceso a la Revelación y en ella se reflejan las armonías del Universo y así encontramos las puertas del cielo y del infierno o del perdón. En la simbología espiritual tenemos la frase de Jesús, «Yo soy la Puerta», que alude a ese estado espiritual en el que él iniciaba a sus seguidores.

De alguna manera, la Luz y la Oscuridad, la Vida y la Muerte, la Ignorancia y la Sabiduría, la Culpa y el Perdón, el Cielo y el Infierno, el Tesoro y la Necesidad… La puerta siempre nos introduce al viaje, al Misterio. La puerta en la capilla de Siles, es un símbolo dinámico que nos invita a traspasarla, es sugerencia al viaje hacia el más allá. Es la llamada a penetrar en lo sagrado y dejar atrás lo profano.

Para la ciencia hermética abrir una puerta siempre conlleva un riesgo pues, aunque no la atravesamos o la volvemos a cerrar a continuación, la visión de lo que hay detrás no se borrará nunca de nuestra mente, la tendremos presente hasta nuestro fin.

Si se compara la vida a un viaje, la sirena-harpía personifica las emboscadas nacidas de los deseos y las pasiones, de las creaciones de lo inconsciente donde se dibujan las pulsiones oscuras y más primitivas del ser humano. Es preciso aferrarse como Ulises a la dura realidad del mástil situado en el centro del navío –lo cual representa el eje vital del espíritu-, para defenderse y no caer arrastrado por las ilusiones de la pasión desatada que despiertan las sirenas.

sirena-harpía, pilastra izquierda

Sencillamente, la sirena-harpía, es imagen de la mujer-tentación, de la cortesana, sinónimo de la lujuria, una auténtica mujer-sexo, tal como se puede apreciar en la pilastra izquierda, con las piernas abiertas, ofreciendo el sexo en un gesto de increíble procacidad y realismo. Símbolo de la atracción sexual, que hace del hombre un juguete en sus manos. La sirena-harpía es, asimismo, representación de la codicia, del fraude y la falsedad.

Nos deja claro, la pilastra derecha, vuelve a mostrar la sirena-harpía, pero ha variado radicalmente. Ya no se muestra desvergonzada, pero las serpientes de sus brazos son más grandes y agresivas. No es la mujer-sexo, sino la mujer-codicia, símbolo de la avaricia. Este significado viene reforzado por las cabezas de lobos, atributo de la Avaricia.

No cabe duda de que el significado espiritual de las sirena-harpía, se relaciona directamente con la feminidad y la seducción. Representa también el poder femenino. La libertad de la mano del goce, la ferocidad para defender su territorio, la fuerza natural.

Los muros de este convento (Convento de San Francisco – 1267), que guarda la capilla de Siles, fueron testigos de historias de ambición, traición y venganza. Y también de amor, sexo y.… muerte. En la capilla jerezana de Siles, es preciso tener ojos para verla, inteligencia para comprenderla y alma para admirarla. Está llena de secretos —digo—, ¡de maravillosos secretos! El día que sepa al completo lo que quieren decir… ¡Dios mío! ¡Qué lujuria chispeante!

EL GUARDA DE LAS SOMBRAS JEREZANAS

De alguna forma, tras la muerte del fotógrafo René Robert, hay múltiples lecturas, por ejemplo: esa mano que le empuja, la misma que nadie ve, o quiso ver. A veces los fotógrafos se acercan al filo del secreto, de lo que no se debe saber y, menos hacer público. No tiene explicación razonable, lo cierto es que en un bar del centro de Jerez, un fotógrafo «desenfocado» del mundo de la “desinformación cotidiana”, me descubre la existencia de una misteriosa gárgola jerezana. La gárgola como ser protector, una especie viva que interactúa con otros seres y que, en general, tiene una actitud positiva, constructiva o neutral. Esta gárgola, como ser maligno, también conserva la situación de ser vivo o activo, con su actitud negativa o destructiva.

Nos deja claro, la gárgola jerezana, dejando aparte su funcionalidad, es pura imagen. Provoca sentimientos y emociones al contemplarla, y es arte, expresión secreta, belleza y fealdad. Cambia continuamente, a ojos del observador según el estado de ánimo que lleva en su interior, transformándose ante nuestros ojos. En ella constatamos que su piedra habla y nos desvela a través de la forma, la textura, el desgaste, el estilo, o la propia figura y sus diversas partes, nos transporta a una época con sus modalidades.

Digámoslo así, pocos jerezanos saben que existe, pero está al acecho. Es el inicio de una línea de conocimiento hermético que encierra respuestas a preguntas que ya nadie quiere recordar en Jerez de la Frontera. Esta singular gárgola confiere a la posición de umbral del más allá, una interrogación que se traslada a las alturas, cumpliendo su función de nacimiento a la nueva vida.

De hecho, pues, representa la gárgola de Jerez, una agresividad incontrolada que en principio debe ser aplacada o dominada por la razón, pero lo imposibilita el apresamiento al que el hombre se ve sometido en una maraña de intrincadísimas ramas, por lo que su rostro adquiere espeluznante signo de angustiosa tragedia.

Según la tradición, las gárgolas tienen la función simbólica de proteger la edificación sobre la que descansan, deben asustar a cualquier pecador que intente mancillar la pureza del recinto, mostrándole lo oscuro de las fuerzas que habitan en el infierno. En la actualidad, los diferentes planos de existencia. Su representación de una serpiente (anfisbena) rodeando a un ser humanoide, tiene connotación demoníaca. Hace referencia a la serpiente que rodea el árbol del Paraíso. En la iconografía cristiana, la serpiente-dragón se vincula a la idea del mal y al demonio. La serpiente –símbolo de la lujuria y del diablo en el Génesis– como los basiliscos o las anfisbenas. “Todo bicho que anda arrastrándose sobre la tierra es cosa abominable” (Lev. 11, 41-42). “La serpiente es el hijo querido del diablo. Es su preferido, por el que tiene una predilección particular”.

Posiblemente el fotógrafo imprudente de Jerez de la Frontera, por descubrir secretos, padecerá la furia de los seres oscuros. Desvela este fotógrafo, indiscretamente, que la gárgola señala el lugar de una entrada al inframundo u otros mundos. 

EL TREN DE LOS NECIOS

Las Torres Gemelas

Muchos personajes históricos han reconocido el uso de las banderas falsas. Estamos pues, ante una práctica antiquísima, tan antigua como la propia política y el propio uso de ejércitos.

Independientemente de quien inició en realidad el incendio, Nerón culpó falsamente a los cristianos de iniciar el fuego y a continuación, torturó y asesinó a decenas de cristianos por algo que probablemente no habían hecho.

1898 – Hundimiento del acorazado Maine

1941 – El mito de Pearl Harbor

1964 – El golfo de Tonkin

2001 – Las Torres Gemelas

2013 – Maratón de Boston

… y la lista continua

Hundimiento del Lusitania

Estados Unidos entró en la Primera Guerra Mundial porque el público se conmovió en un frenesí por el hundimiento del Lusitania por los submarinos alemanes. 195 pasajeros estadounidenses iban a bordo. A los estadounidenses no se les dijo que el transatlántico transportaba una enorme cantidad de municiones para Inglaterra y Francia. Tampoco se les dijo que Alemania intentó advertir a los ciudadanos estadounidenses que esto estaba ocurriendo y que sus vidas estaban en riesgo si reservaban el pasaje colocando anuncios en docenas de periódicos.

El mito de Pearl Harbor

– El gobierno británico admite que entre 1946 y 1948, bombardeó 5 buques que transportaban Judíos que intentaban huir del Holocausto y que buscaban establecerse en Palestina. Para ello, el gobierno británico creó un grupo falso llamado “Defensores de la Palestina árabe”, que luego reclamó falsamente la responsabilidad de los atentados.

Hundimiento del acorazado Maine

Israel admite que, en 1954, una célula terrorista israelí que operaba en Egipto, hizo estallar bombas en varios edificios, incluyendo instalaciones diplomáticas de Estados Unidos, luego dejó un rastro de “evidencias” falsas que apuntaban a los árabes como los culpables de los atentados. Una de las bombas detonó prematuramente, lo que permitió a los egipcios identificar a los terroristas, hecho que llevó a que varios de los israelíes confesaran los hechos.

El golfo de Tonkin

– El primer ministro británico, Harold Macmillan, admitió a su secretario de Defensa que él y el presidente estadounidense Dwight Eisenhower aprobaron un plan en 1957, para llevar a cabo ataques e incidentes en la frontera siria y echarle la culpa al gobierno sirio, con el fin de lograr un cambio de régimen.

Maratón de Boston

– El ex primer ministro italiano, un juez italiano, y el exjefe del contraespionaje italiano admitieron que la OTAN, con la ayuda del Pentágono y de la CIA, llevó a cabo atentados terroristas en Italia y en otros países europeos en la década de 1950 y culpó de ello a los comunistas, con el fin de conseguir el apoyo de la población europea hacia sus gobiernos en su lucha contra el comunismo

En el tren de los necios o falsas banderas, no hay buenos ni malos, eso se deja a la chusma. En el tren, unos hacen negocios, otros ponen los muertos y terceros llevan las maletas. ¿Su país a qué grupo pertenece? ¿Usted en qué vagón va?

Próxima parada: ¡Ucrania!