A TUMBA ABIERTA EN LOS JERELES

Si tenías una calle inclinada y la juntabas con el principio de la gravedad, no necesitabas motor. Nadie sabía por qué, pero esto era así siempre. Algo como de magia negra.
No eran de alta tecnología. No eran bonitos. No eran silenciosos. No eran fiables. Pero eran peligrosos y con eso bastaba. El carrIto de cojinetes pertenecía a una época donde era común caerte y romperte algún hueso y eso no suponía un drama familiar.
La calle inclinada era totalmente necesaria para el correcto funcionamiento del carrIto de cojinetes. Sin plano inclinado o “cuesta abajo” tenías que buscarte lo que en el barrio se llamaba “el motor”. Esto no era más que un chaval, por lo general poco avispado, que se pasaba la tarde empujándote de un lado a otro mientras tú le prometías que en 10 minutos le tocaría a él montar. Cuando le tocaba a él, casualmente te tenías que ir a merendar.
Me cuentan que en Jerez había un par de puntos suicidas: Cuesta de la Chaparra y Cuesta del Palenque.

LA HERMANDAD DEL UNICORNIO EN JEREZ DE LA FRONTERA

El unicornio da calma, paz interior, pureza y sentido de la justicia, independencia y libertad a quien lo posee. Otorga sabiduría y serenidad para superar todos los obstáculos o para no alterarse y saber buscar las soluciones más justas a los problemas que nos encontramos en la vida. Dona belleza interior, generosidad y nobleza, pues mejora el alma y el ánimo. Da fortaleza y rectitud de comportamiento. Sin duda, si sientes la llamada del unicornio y lo encuentras en la Capilla de Consolación (Iglesia Santo Domingo, Jerez), estás llamado a mejorar en todos los sentidos, pues él te ha elegido para ello, porque en efecto sabe que tienes esas aptitudes en tu interior, y te cuidará y dará íntegramente sus dones, como ya hizo en otros tiempos con sus elegidos.

Es un animal de veloz carrera, de un solo cuerno y que alimenta malos propósitos hacia los hombres. La tradición más común lo figura como caballo blanco con un solo cuerno que le brota de la frente, pero la esotérica le otorga cuerpo blanco, cabeza roja y ojos azules. La Iglesia, apunta Jung, ignora este aspecto negativo del unicornio. En cambio, la alquimia usa de su ambivalencia para utilizarlo como símbolo del Monstnim Hermaplzroditum.

El unicornio, por la cualidad de que solo pueda ser cazado por una virgen, es el símbolo de la castidad, hasta el punto de que en el cortejo que representa el triunfo del Pudor, el carro que lleva a la Castidad es tirado por dos unicornios. Aunque en el terreno moral, la idea de la virginidad es la predominante, sin embargo el unicornio tiene un simbolismo múltiple. El Fisiólogo hace de este animal la representación de Cristo, simbolizando la Encarnación. Esta interpretación está presente tanto en San Ambrosio como en San Isidoro. El unicornio como símbolo de la Encarnación es una constante en todo el arte cristiano de la Edad Media.

Para la Hermandad secreta del unicornio, en Jerez de la Frontera, su lugar de poder (y encuentro), se centra en el unicornio que aparece en la portada de la Capilla de Consolación, en el jerezano convento de Santo Domingo, obra del arquitecto y escultor Pedro Fernández de la Zarza, a mediados del siglo XVI. El catecismo de cabecera de la Hermandad del Unicornio, es el Codex Unicornix. Un manuscrito del año 1457 denominado “El Codex Unicornis”, perteneciente a una Hermandad filosófica italiana del siglo XV, es un extenso tratado sobre estos seres mitológicos.

Durante muchos años, el Collegium Gnosticum mantuvo en secreto la existencia del libro, pero en 1983, Michael Jonathan Green, originario de Pennsylvania, descubrió éste tesoro y luego de traducirlo lo dio a conocer. Y dice así:
“¡Atención! Vendrá una edad en que la ciencia oscurecerá por doquier las esperanzas de los hombres. Carros de hierro rodarán por la tierra, que se endurecerá y vaciará para soportar su peso. El aire se llenará con el clamor de muchas voces. Plagas y enfermedades desconocidas serán multitud. La esfera de la Luna retendrá las huellas del calzado del Hombre. Dos reinos poderosos se disputarán el mundo, y se volverán contra él, hasta que el suelo y el mar enfermen, y el viento se convierta en un flujo de vapores envenenados. Y todo hombre será puesto a prueba dolorosamente, de tal modo que al fin ninguno escapará de la opción entre la Luz y la Oscuridad. Entonces, en el Tiempo de la Gran Purificación, volverá el Unicornio con gran fuerza. Se mantendrá en los límites de nuestra realidad, sembrará en nuestra mente sueños de una edad más brillante en el futuro; serán muchos los ansiosos por verle en su forma verdadera. Pero el Unicornio es una criatura espiritual y se conforma según las imágenes que convoca en el corazón de quienes le llaman. Y habrá tanta idea deforme o conflictiva sobre su naturaleza que con suma dificultad hallará el camino para satisfacer a todos. Entonces se deberán revelar estas páginas y comunicarse sin restricciones. Para que toda confusión se resuelva y haya unidad de visión que convoque al Unicornio en su estado original, verdadero y perfecto”.

MAGIA CAÓTICA EN EL JEREZ UNDERGROUND

El futuro es más de usar que de tener. Lo notamos, por ejemplo, en que nuestro móvil se queda viejo y se estropea y hay que cambiar de terminal cada dos años. Ahora observamos cómo con virus tecnológicos se puede robar a cientos de millones de personas a la vez. Se piden rescates para equipos informáticos de empresas: bloqueas un ordenador y tienes el poder. Y a medida que tengamos casas electrónicas, vehículos conectados, abre una línea fascinante: todo el mal que se puede hacer con conocimientos de programación a nuestros pies. Estamos ante Joker, el lado opuesto de Batman.
Un sistema caótico es el que cualquier fenómeno del universo, por insignificante que sea, tiene el poder potencial de desencadenar una ola de acontecimientos que alteren el sistema completo en el futuro. Un ejemplo habitual es el Efecto mariposa, que plantea que el aleteo de una mariposa en un rincón del mundo puede desencadenar un tornado en el otro. El Caos siempre lleva consigo un cambio caótico como el que estamos viviendo del cambio climático.
A mediados de los años 70, el ocultista llamado Peter J. Carroll y otro llamado Ray Sherwin crearon la nueva Magia del Caos. Magia del caos en dónde nada es cierto y todo está permitido.

Se dice que el practicante de la magia del caos puede tener un poder impresionante y lograr cosas que con otros tipos de magia podrían no lograrse, pero también se considera que la magia del caos puede llegar a ser muy peligrosa si no se tiene una clara idea de las consecuencias que puede traer. Los daños pueden ser directos y permanentes y afectar a la psicología de la persona que la practica.
Un mago del caos en Jerez, no se casa con nadie, un día puede ser un filósofo pacifista, otro un cristiano ferviente, otro un ateo convencido, y otro lo que le dé la gana, utiliza lo que quiere, desde lo más tradicional hasta el dibujo, el rock y la fantasía, todo lo que le aporte creatividad y produzca unos resultados, esa es justamente la palabra clave: “Resultados”.

Que la letra del rock y sus variantes se presta a mil y una interpretaciones parece estar fuera de duda. Lo que ocurre es que en su contexto aparecieron mensajes “ocultos” en grabaciones al revés. Hablamos de lo que se conoce como Backmasking y desde su aparición se dieron decenas de historias para no dormir. Backmasking, se trata de una técnica de grabación en la que un sonido o mensaje se registra hacia atrás sobre una pista que, en principio, está destinada a escucharse hacia delante. Por tanto, cuando hablamos de ella en la música estamos ante un proceso deliberado. Jerez no es una excepción en sus manifestaciones artísticas: rock, pintura, cómics, etc.
La Magia Caótica, es magia sin límites morales ni creencias autenticas. Algunos magos del nuevo caos en Jerez de la Frontera, piensan que el probar creencias inusuales, y a menudo extrañas, es en sí una experiencia que vale tener y, consideran a la flexibilidad de creencias como una forma de poder o libertad en un sentido cibernético de la palabra.
En Jerez, yo estoy muy contento con mi relación que mantengo con los jóvenes y sus benditas locuras. Como siempre, hay alguno que es tonto del culo, sin contarlo, veo en la mayoría una gran cantidad de talento en ellos. Y de ingenio, en los jereles, hay para llenar un par de sacos.

Dibujos de “Azogue”, Alberto Belmonte Luque, José Jiménez Santiago (Ozé Ozefito).

EL FANTASMA PROTECTOR DE LAS BIBLIOTECAS

A igual del ñu, yo también migro atravesando las llanuras del Kalahari jerezano, desde la Plaza del Caballo hasta llegar a la placidez de la Biblioteca Central, esquivando las fauces y dentelladas del tabanco que sale a mi paso. A veces lo consigo, otras no. Ahí, en la Central, la noto, la percibo, siento su eterna presencia.
Dice Javier García Blanco, que para librarse de la molesta Hipatia, el obispo Cirilo se vio obligado a difundir rumores que señalaban a la respetada filósofa como practicante de magia negra y las artes oscuras. La acusación, tal y como la plantearon el obispo y los enemigos de la sabia, era falsa, pero sin embargo poseía ciertos posos de realidad. En la época en la que vivió Hipatia, a finales de la Antigüedad tardía, el límite entre nuestra astronomía actual y la astrología era muy difuso, y los sabios que dominaban tales disciplinas solían ser al mismo tiempo avezados matemáticos. De hecho, los estudiosos de esta época de la historia aceptan sin reparos el hecho de que la inmensa mayoría de los matemáticos alejandrinos no solo cultivaban el amor por los números y los astros, sino también por ciertos tipos de magia y adivinación, que no dudaban en mezclar con el estudio de textos herméticos de moda en la época, como los libros atribuidos a Hermes Trismegisto.
Hipatia, no figura en ningún santoral, no obstante a ella se puede encomendar la protección de cualquier biblioteca pública o privada, independientemente de su importancia o tamaño en cuanto volúmenes guarde. Cuentan algunos bomberos que durante la extinción de determinados y lamentables incendios, han visto una figura de mujer (Hipatia), entre las llamas recogiendo libros y legajos.

EL NOMBRE SECRETO DE JEREZ

Según Borges, hasta Dios tiene un nombre secreto, recordando a cuando Moisés le pregunta a Dios por su nombre este le responde tangencialmente: “soy el que soy”. Aunque para la tradición cabalística Moisés sí sabía el nombre secreto de Dios.
En Jerez de la Frontera encontramos en la iglesia de San Francisco, un importante mensaje encriptado, nos referimos al “Nombre Secreto de Xerez”.
La criptografía es la ciencia de cifrar o descifrar información utilizando técnicas que hacen posible intercambiar mensajes, de manera que solo puedan ser leídos por las personas a las que van dirigidos. El truco está en esconder la información o mensaje donde todo el mundo puede verla, sin enterarse de su existencia o contenido del mensaje.
Un ejemplo lo hallamos en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que ha logrado descifrar el contenido de las cartas encriptadas que se enviaron en 1502 y 1503 el rey Fernando el Católico y Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán.

En Jerez hay un grupo que se está partiendo el lomo por saber el nombre secreto de la ciudad (Se supone que hacer revelación del tal título expone a la localidad a calamidades y conjuros en su contra, abriéndola al peligro de conquistas y castigos, llegando incluso a arrebatarle la protección divina que le fue encomendada al ser fundada). El grupo se hace llamar La Manzana Dorada o Jode-Mentes.

De La Manzana Dorada, es difícil puntualizar exactamente quiénes son los miembros en la actualidad de esta espectral organización. Hacemos alusión a los que tienen como símbolo a la diosa Eris, denominados “Mindfuck (Jode-Mentes).
Cuenta la historia en el inició la Guerra de Troya: Tanto los dioses y diosas como mortales fueron invitados a la boda de Peleo y Tetis (padres de Aquiles). Pero Eris no fue invitada debido a su naturaleza follonera (problemática), quien se apareció en la fiesta con la Manzana de la Discordia, una manzana dorada con la palabra kallisti (‘para la más hermosa’ o ‘para la más bella’) inscrita, que arrojó entre las diosas suscitando que Afrodita, Hera y Atenea empezaran una disputa, provocando así la Guerra de Troya.
¿Cuántas palabras se pueden formar que respeten la alternancia vocal-consonante? ¿Cuántas palabras pronunciables podemos formar con estas cinco letras: X-E-R-E-Z?

CUANDO EL DIABLO BAILÓ EN SEMANA SANTA EN JEREZ DE LA FRONTERA

En el antiguo Jerez, los más viejos dicen que no es sano salir de juerga o a bailar en Semana Santa, en especial los jueves y viernes, porque puede aparecerte el diablo o ser poseído.
Cuentan que en el barrio de Santiago, una chica pizpireta y alocada afirmó que esa noche bailaría, de ser preciso, hasta con el mismísimo diablo y, al parecer, su petición fue escuchada pues, al instante, entró al tabanco un gitano atractivo, moreno y bien plantado que la abordó de inmediato. Tras pedir una botella de vino fino y hablar un poco, él la sacó a bailar advirtiéndole que no le fuera a mirar los pies, a lo que ella aceptó.
Se movía como ninguno. Sin duda era el mejor bailaor que se había visto en mucho tiempo en Jerez de la Frontera.

La curiosidad mata, y en una mujer aun más, ella no aguantó la tentación. Su sorpresa fue mayúscula cuando en lugar de pies le vio pezuñas, como de toro. La muchacha comenzó a gritar de terror al ver que los pies del acompañante se convertían en cascos y la cara asumía un aspecto macabro y aterrador. Tras esto se escuchó una explosión y la muchacha cayó al piso.
De inmediato se regó un olor a azufre por todo el establecimiento, mientras la chica rodaba por los suelos desmayada, el supuesto joven se perdía en una nube de humo.
Pasados los minutos, con los nervios de punta todavía, dos valientes hombres entraron al lugar de los hechos. La mujer estaba tendida sobre las baldosas con los brazos quemados. Algunos hablan que murió, otros aseguran que salió viva del asunto pero que tuvo que ser recluida en un manicomio.
Era el Diablo que le quiso dar una lección, decían los comentarios de la gente. Y el rumor se hizo mito… No se debe bailotear un Jueves Santo o Viernes Santo, por eso en la zona legendaria de prostitución Rompechapines, las mujeres no ejercían su oficio, ni bailaban bulerías durante estos días del año.

¡INVITA NUESTRO SEÑOR!

Cuando Alfonso X de Castilla, conquistó Jerez, el 9 de octubre de 1264, Manuel Romero Bejarano ya estaba recogiendo notas para sus estudios y publicaciones. La vez que los reyes Fernando e Isabel asomaron por las calles jerezanas, a Bejarano lo encontraron enseñando el patrimonio histórico y luchando por la conservación del Casco antiguo.
Escuchar al historiador Romero Bejarano es una delicia, gusta su manera amena de explicar las cosas. Te lleva a través de las joyas del patrimonio de la ciudad a un viaje fantástico.
Dice él, que Doña Blanca era una reina que iba saltando de castillo en castillo, inmersa en una guerra civil, hasta que a la buena señora le dieron pasaporte (la asesinaron) por cuestiones de estado. Doña Blanca fue enterrada en el templo de San Francisco. También le he escuchado algo referente al dogma de fe de la Inmaculada Concepción. No me he enterado ni papa, reconozco que de estas cosas sé un poco menos que sobre la vida oculta de Spiderman o de Batman. Lo que si tomé buena nota es de que en Jerez hay una hermandad que tiene por escudo tres cruces y una barca, de la que se cuenta (con poca veracidad), que en una ocasión, cuando llevaba en procesión su imagen del Santísimo Cristo, iba una persona recaudando donativos con una barca de plata. Finalizada la procesión, se acerca el portador de la barca con los donativos en su interior a un tabanco del barrio, y, colocándola encima de la barra del bar dijo: ¡Escuchad! En esta ocasión invita Nuestro Señor.