LA GITANA HECHICERA DE JEREZ, VECINA DE ARCOS DE LA FRONTERA, Y LA SANTA INQUISICIÓN

Se llamaba Catalina la Santa, mujer de Juan de las Heras, gitana, vecina de Arcos de la Frontera, nacida en Jerez de la Frontera, quien fue acusada y llevada ante el tribunal de la Santa Inquisición por sortilegio.
El 12 de agosto de 1759, Francisca soltera hija de padres no conocidos de edad de 17 años, declaró “que estando sirviendo en casa de Don Pedro Alonso, que la rea Catalina la Santa, la dijo que si quería casarse ella se lo facilitaría y aunque desestimó la propuesta le hizo muchas instancias diciéndola que no tuviera vergüenza que sin duda alguna le facilitaría novio y sería de su gusto y a persuasiones repetidas consintió en ello y entonces le pidió vara y media de cinta encarnada y una tumbaga (sortija) y habiéndosela dado le solicitó cuatro reales que también le dio. Y en otra ocasión le dijo que fuese a las diez de la noche sola a su casa y estando en ella puso un lebrillo de agua y echó en ella unos granos de sal y formando sobre ella varias cruces decía unas oraciones que no entendió, y le dio medio pliego de papel blanco para que la solicitante lo tuviese entre las manos y después esa noche lo echase en el agua y lo escondió pasando la mano por encima y se hallaron estampados en él dos muñecos diciendo que el uno era el novio y el otro la misma reclamante y también tenía dicho papel cuatro señales sin mojar con otra lista también blanca que pasaba por encima de las cabezas de los muñecos y la dio a entender que aquella lista era la de tafetán que le habían de echar en la cabeza cuando nos casaremos y que aquellas cuatro señales blancas eran para que las viese o cuatro monedas o cuatro tumbagas (Sortija hecha de esta aleación), y al día siguiente esta reo la dio como seis papelillos de dulce para que se los diese a su novio y con ello se facilitaría el casamiento”.

Pero la solicitante no se los quiso dar y “después de algunos días se comió uno y otro dio a una muchacha de unos ocho años y a la solicitante le causó el efecto de estar desalentada con un gran dolor de cabeza y vómitos y a la muchacha lo mismo y habiéndoselo dicho a esta rea le respondió que había hecho un gran disparate, que no estaban para ella sino para el novio y que le podía costar una gran enfermedad. Y después la dio una piedra blanca del tamaño de una almendra diciéndola que en la Iglesia la mojase tres veces en el agua bendita y habiéndolo ejecutado la dijo la metiese en una bolsa y la trajese colgada como reliquia, lo que practicó por un día o dos y después la tiró.
Y que después la pidió un delantal y unas enaguas y se las dio. Y habiéndoselos pedido pasados unos días respondió que no podía dárselas porque las tenía bajo de tierra, y de sacarlas se le seguiría gran daño. Y en vista de esto se enfadó la solicitante y no quiso volver a verla”.

Catalina la Santa, fue juzgada en Sevilla, y en el Quemadero del Prado de San Sebastián las llamas salvaron su alma, mientras purificaban a la vez su cuerpo, sin verter una sola gota de sangre. Poco antes, y como precaución, la habían desencajado su mandíbula para que no pudiera maldecirlos (Es conocido el temor a la maldición gitana que al parecer simboliza un hechizo muy difícil de romper).
En la misma tanda, y para ahorrar gastos, cayeron los vecinos de Arcos: Gabriel Eusebio Rodríguez, de oficio vendedor de ropas por las calles, de edad de 23 años, por judaísmo. También Fernando Pacheco, natural de Ubrique, vecino de Arcos, de oficio arriero, de edad de 40 años, de estado casado, por judaísmo. Antes de ser chamuscados, todos fueron previamente paseados sentados en burros, atados y puestos al revés como simples peleles, para que no dieran más problemas.

FUENTE: Manuel Pérez Regordán, otros.

SUS PASOS YA ANDAN POR JEREZ

El fenómeno “Q” ha salido de los rincones más oscuros de Internet. Las misteriosas publicaciones de “Q” no pueden descartarse como un engaño del Internet Profundo. La realidad es que tiene un conocimiento especial, soterrado. Del cual algunos medios de comunicación del sistema se están preocupando. ¿Es manipulación? ¿Control? ¿Doble agente? ¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL?

En Jerez de la Frontera, y otros sitios (Gibraltar, Rota, Morón), ya hay gente que están investigando lo que dice, ordenándose, estructurando, son demasiados asuntos, demasiadas tramas, demasiados actores… mucho en juego.
Parece ser que lo que se trae entre manos “Q”, no es para consumidores de majaderías, ni para quienes esperan al mesías, subirse a este carro requiere esfuerzo… ¡Estáis en aviso!

EL DR. HANNIBAL LECTER ANDA SUELTO EN JEREZ DE LA FRONTERA

Las narraciones negras jerezanas, recogidas ese año por los cronistas e historiadores de mal vivir y mucho beber, dicen que “en un momento de la discusión, sin venir a cuento, de forma imprevista se abalanzó sobre su víctima, dándole una certera y contundente dentellada, arrancándole de cuajo un trozo del cuello o de la cara” (Sobre esto último referente a la parte del cuerpo, los testigos no se pusieron deacuerdo).
El incidente tuvo lugar durante el transcurso de una tarde poco calurosa veraniega del año 2018, cuando un vecino de la calle Caballeros se enzarzó con el dueño de un conocido abrevadero etílico-espiritoso, llamado Pub 7.
De pronto, y sin dar señales de sus intenciones, se lanzó sobre el propietario del establecimiento arrancándole de una carnicera tarascada un bocado que engulló de inmediato. A decir verdad nadie del barrio pone la mano en el fuego en cuanto a la certeza de este comentario sobre si tragó o no el “filete humano”, algo que más bien suena a exageración de conversación de tabanco jerezano.
Lo que sí es exacto es que varias personas que se encontraban en el local, intentaron mediar, recibiendo patadas y puñetazos por parte del aguerrido y combativo agresor, quien se marchó rápidamente antes de que llegaran las autoridades. El agredido fue llevado en volandas a un hospital de Sevilla para una reconstrucción facial, mientras que del caníbal poco se volvió a saber, o por lo menos no dicen nada los plumillas de la prensa local.

FUENTE: Nota encontrada por el Viajero del tiempo en el año 3010

EL “NIÑO COMPADRITO” EN JEREZ

La llamada globalización ha influido drásticamente en las costumbres y creencias culturales más en destinos de los propios viajes. No extraña, el que los nuevos turistas traigan de otras latitudes los típicos recuerdos en sus maletas, e incorporen a su vida cotidiana: lo religioso, creencias animistas y supersticiones.
Nadie confiesa abiertamente, aunque casi todos en Jerez se han percatado, que la Iglesia Católica está en medio de una crisis cuyo efecto más visible es la deserción de sus fieles a otras confesiones. Lo último entre los jerezanos viajeros de lo exótico y religioso, está la moda de visitar, conocer, y hacer posible, traer consigo estampitas del “Niño Compadrito” en Cusco (Perú). Le atribuyen al Niño Compadrito o niño de Cusco, el poder de sanar a los desahuciados o de provocar la muerte a sus enemigos. El culto al Niño Compadrito se remonta a la época del Virreinato, cuando los españoles dominaban el antiguo imperio de los incas.

El siniestro cráneo posee ojos de cristal, pintados de celeste, una peluca y una corona de plata. Produce escalofríos. Algo que inspira terror. Más que odiarlo y combatirlo, el Niño Compadrito debe ser tratado con respeto, ya que según cuentan sus poderes han sido confirmados. Dicen que El Niño solo habla en sueños. Los martes y los viernes es cuando se le rinde culto, cada cual por su cuenta y en privado, en su casa de Jerez.
Según la leyenda, el cráneo y el esqueleto pertenecen al hijo de un malvado virrey español y de una bondadosa princesa incaica, de ahí su facultad de hacer el mal o el bien.
A la estampita que han acarreado consigo de Cusco,  los jerezanos le ponen velas. Las rojas son para el amor, la blanca salud, amarillas para el dinero, verdes representan el trabajo, azules los estudios, rosadas para el triunfo, morado son los milagros, anaranjado felicidad y negro para cuestiones de juzgados. Con la libertad de culto (libertad de conciencia), más los viajes “Low Cost”, el turismo en busca de lo religioso (Santeria cubana, vudu en el Caribe, brujería africana, etc.), está en auge en Jerez de la Frontera.

ALGO DE OTRO MUNDO EN INTRAMUROS DE JEREZ DE LA FRONTERA

Los emplazamientos embrujados de Jerez han estado ahí por generaciones, con energías raras que se sienten al visitar estos sitios y las experiencias que se tienen en ellos dan lugar a un halo de terror. Jerez es una ciudad con una inmensa historia y como en todas las grandes poblaciones, las leyendas y el gusto por lo misterioso son una constante. A una gran mayoría de los jerezanos, les encantan los relatos de miedo.
No se puede juzgar con simpleza estas historias, en donde no hay que dejarse llevar por la anécdota y quedarse en la superficialidad. En las calles de Jerez de la Frontera, hay que ir de la mano con la muerte, acompañado de todo aquello que llamamos realidad, sumando las observaciones participantes. Aquí ya no hay lugar para las dudas, mezclaremos pasado, presente y fantasía. Como en los sueños. No hay necesidad de tergiversar la realidad, lo misterioso, lo secreto, lo oculto. Es el Jerez milagroso, con edificios encantados y calles curiosas.
De la Calle Vid, las gentes han hecho de este callejón el escenario perfecto para contar diversas historias de terror. Se dice que entre los muros de las viejas edificaciones habita el espíritu de una monja que nunca pudo alcanzar la paz después de morir durante el parto entre las paredes de uno de los edificios.

Una noche, dos hombres se toparon en la Calle Vid con una monja que se encontraba afuera del convento, como buscando ayuda. Los dos caballeros, preguntaron a la religiosa si podían serle de alguna utilidad.
Agradecida, la religiosa les pidió, por favor, que la acompañaran para cargar un saco que estaba a unos metros de ahí. Ellos, gustosos aceptaron.
La monja, al contrario de sus expectativas, caminó rápido y sin esperarlos. Por un momento, a ambos les costó seguirle el paso. Finalmente, cuando doblaron la esquina, el primero de los hombres se halló solo en la calle abandonada, apenas iluminada por la luz de la luna. No había ni rastro de la monja ni de su compañero. Regresó sobre sus pasos, para localizar de pronto el cadáver de su amigo degollado. La sangre empapaba el suelo mientras el Convento Santa María de Gracia era oscuro telón de fondo para aquella escena de espanto, que venía a complementarse con la mirada ya carente de vida del camarada.
La próxima vez que visiten Jerez de la Frontera, o transiten por la calle Vid, acérquense al Convento Santa María de Gracia, y observen con cuidado, tal vez vean algo que no sea de este mundo.

EL INFRAMUNDO DEL VILLAMARTA

Los sótanos (el estómago), son una parte muy importante de un teatro, al que todo el mundo olvida adrede. Nadie le presta atención. En realidad bajé a los sótanos del Teatro Villamarta para conocer cómo había resuelto el arquitecto Teodoro Anasagasti, la construcción de esos espacios del teatro en el año 1926 -1928 (fue uno de los primeros edificios en España levantados en gran parte con hormigón).
Grandes figuras de la escena mundial han pasando por el escenario del Villamarta, anteriormente a su construcción fue convento y hospital.
Son muchas las personas que dicen que hay fantasmas en el Teatro Villamarta. Nadie se atreve a contar públicamente lo que ha sucedido y, sigue ocurriendo, entre las bambalinas, en el patio de butacas, pasillos, la escalera que baja al sótano y el sótano mismo del teatro.
En el Villamarta se escuchan voces, pasos y se intuyen presencias de algo o alguien, que nadie puede ver físicamente. Seres extraños, risas infantiles, fantasmas, toques, gotas, accidentes, y muchas más situaciones que ponen a todos con los pelos de punta.

Hay algunas supersticiones acerca de esto en el mundo artístico, una es que se debe de dejar un día libre para que los fantasmas de cada teatro puedan disfrutar de sus propias funciones en una dimensión pasada, por esta razón y para dejar descansar a los artistas el lunes no hay funciones. Otra es dejar una luz encendida en el escenario para que esta sea la que ilumine la función del o los fantasmas que habitan el teatro.
Hace ya muchos años que se narran historias de sucesos extraños que acontecen en uno de los enclaves culturales más importantes de Jerez de la Frontera. Los empleados creen en ellos y se acostumbran, con el tiempo, a que formen parte del lugar. Se corporizan o manifiestan tocando elementos de la escenografía, moviendo cosas o haciendo ruidos se aparece en muchas ocasiones; a veces en el escenario o camerinos. También se cuenta de un hombre anciano que se presenta entre las butacas del público para ver las obras que le llaman la atención.

«Una mujer cubierta con un velo, increíblemente hermosa y, también mayor. Debe de tener más de sesenta años, con aspecto majestuoso y fuerte, como el de un ser atemporal. Tiene ojos profundos y conmovedores, más un cabello largo plateado que le cae sobre sus hombros». Son las palabras de uno de los testigos del Teatro Villamarta, que asegura haber visto un día.
Si en alguna ocasión visita este teatro jerezano misterioso, y un escalofrío le recorre el cuerpo, tal vez este sea provocado por el aliento de algo misterioso. En el mejor de los casos, si le gustan estas experiencias, no sea solo un simple escalofrío y tal vez pueda ver un alma en pena que quizás en vida estuvo relacionada con el Villamarta y que se aferra a quedarse en el lugar. El que sea otra cosa: ¡Vaya usted a saber!.

GRAN QUEDADA DE LOS HIJOS DE LA VIUDA EN LA PROVINCIA GADITANA: ¿TAMBIÉN VIENES AL ENTIERRO?

La tradición esotérica, de aquello que no puede ser explicado, dice que en el solsticio de verano se abre la puerta de los hombres y en el de invierno la de los dioses. Los solsticios representan el eterno contraste de la luz y la oscuridad, de la vida y la muerte y el perpetuo renacer de la creación, donde nada puede ser destruido, solo transformado en los tres estados naturales, sólido, líquido y gaseoso, es el ave fénix que siempre renace de sus cenizas.
Comúnmente se asume como patronos de la masonería universal conocida como simbólica o azul a Juan Bautista y a Juan Evangelista, en los que se representa las dos fiestas emanadas de la antigüedad, el primero la del verano y la del invierno el segundo. La tradición masónica las ha hecho celebraciones obligatorias y se auspicia, como reconocimiento de su impronta ceremonial, que es momento adecuado para llevar a cabo Asamblea General en Grandes Logias y Tenida Magna y Solemne en Logias regulares. La vertiente ortodoxa o “regular”, mayoritaria de la institución y reconocida por las grandes logias internacionales, mantiene entre sus reglas la creencia en un dios creador y la prohibición de admitir mujeres.

«Hermanos, cargad los cañones de pólvora» Con esta frase arrancan los brindis de la cena de celebración del solsticio de verano que anualmente conmemoran los masones gaditanos de las logias de obediencias regulares y no regulares: George Washington N.º 178 Rota, Trafalgar N.º 168 Algeciras, La Constitución N.º 63 Cádiz, Los Obreros de Hiram N.º 24 Cádiz, R.L. Resurrección N.º 30 San Roque, R.L. Odisea N.º 71 Jerez de la Frontera, etc.

El momento de los Brindis es sagrado y condensa el espíritu que convoca el propio ágape. Dentro del propio ritual del brindis masónico en el banquete, existe un lenguaje peculiar para nombrar los utensilios y el mismo banquete:
• Alimentos: materiales
• Agua: pólvora floja
• Cucharas: llanas
• Cuchillos: espadas
• Café: pólvora negra
• Fuentes: tejas poderosas
• Licores: pólvora fuerte
• Luces: estrellas
• Mantel: gran bandera
• Mesa: tablero
• Pan: piedra tosca
• Platos: tejas
• Pimienta: arena negra
• Servilleta: bandera
• Sillas: Estalos
• Sal: tridentes
• Vasos: cañones
• vino: pólvora roja

MALOS MALÍSIMO CON OLOR A AZUFRE

La expresión concreta “contubernio judeomasónico” no fue utilizada en los primeros tiempos del franquismo, a pesar de lo que comúnmente se cree. Contubernio significa alianza contra natura, y durante los años treinta y cuarenta se prefirieron hablar de “conjura”, “confabulación” o “consorcio” para asociar a los judíos y los masones, guardando el término contubernio para la unión de entidades consideradas antitéticas (como las izquierdas y los católicos, por ejemplo), y no para la natural alianza judeomasónica.

La idea de una alianza conspirativa entre judíos y masones surgió por primera vez en la Francia de principios del siglo XIX, aunque podemos encontrar unos cuantos precedentes del siglo XVIII. No es extraño que, esencialmente desde las filas católicas, se identificara a los enemigos seculares de la cristiandad, los judíos, con una nueva amenaza contra la Iglesia, la masonería. Ese mito judeomasónico se difundió en la Europa católica sobre todo a finales del siglo XIX, en la época de la “cuestión romana” (la disputa política creada en torno a la anexión de Roma por Italia, que acaba con el poder temporal del Papa) y llegó con fuerza a España.

FUENTE: Varias

EL FANTASMA DE LA CUESTA DEL ESPÍRITU SANTO

Uno no cree, ni deja de creer en estas historias, pero algo hay de cierto en todas ellas, yo las recojo tal y como me las cuentan. En Jerez por ser ciudad de conventos son muchos los relatos para regocijo de los amantes del misterio y de lo paranormal.
En el siglo XVII, en Jerez de la Frontera, una joven llamada María de la Merced, hija de un Caballero 24, se enamoró de un joven abogado con pocos medios económicos y menos futuro. Cuando se enteró el padre de lo que estaba sucediendo se opuso rotundamente a que ese matrimonio siguiera adelante, de modo que el Caballero 24 le prohibió tajante al joven enamorado que viera a su hija, a lo cual este se negó. El padre viendo la cabezonería del joven le ofreció mucho dinero. El enamorado aceptó y se marchó por un corto tiempo de la ciudad. Se fue sin dar ninguna explicación a María de la Merced, quien cayó en una profunda depresión. Dos años estuvo así, hasta que su padre decidió enclaustrarla en el convento del Espíritu Santo, donde se la pasaba rezando y pidiendo por él.
Un día, no pudo más con el dolor y se ahorcó en un árbol de varios que había en el patio del convento. La enterraron allí mismo y un mes después de su muerte, su fantasma empezó a aparecer por las noches. Desde entonces se prohibió la salida de cualquiera de las novicias al jardín cuando anocheciera.

La leyenda cuenta que como no podía soportar estar sin su amado, ya muerta salió a buscarlo y lo mató para estar con él aunque sea en el más allá. De acuerdo con la narración, ronda por las calles que circundan al antiguo convento donde estaba la orden de religiosas.
El Convento del Espíritu Santo, es el monasterio más antiguo de Jerez y el primer femenino que hubo en la ciudad, y ha dado nombre a la calle o cuesta en donde se encuentra ubicado aunque en la actualidad las monjas se han marchado, solo quedan las paredes. La Cuesta del Espíritu Santo es uno de los espacios más inquietantes de Jerez de la Frontera que por una razón soterrada siempre está desierta. Quien ha tenido la desagradable experiencia de tropezarse con la monja María de la Merced, dice que da miedo, sus manos y cara están ensangrentadas, mas una expresión de enorme dolor y desesperanza.

EL FLAMENCO EN LA MASONERÍA

El flamenco es un crisol misterioso, una manifestación musical tan vital, tan rica y tan compleja que suele resultar inclasificable. Nació de la fusión de varias culturas que en principio parecían antagónicas y acompañó en su camino de liberación y de expresión a muchos hombres que, desde la opresión, le deben la voz y la posibilidad de crecimiento. Por su fuerza aglutinadora, y su espíritu, el flamenco y sus múltiples colores como el que se encuentra en Paco de Lucía, Camarón de la Isla, Paco Cepero, Diego Carrasco, etc., resulta el tinte perfecto para una Tenida.

Una Plancha masónica es un trabajo original que se presenta en una Tenida masónica, y que sirve como base para un debate posterior sobre el tema central. Los trabajos (Plancha) son siempre desarrollados dentro del marco del ritual masónico que establece el siguiente orden:
– Apertura ritual de la logia.
– Lectura y adopción del acta de la sesión anterior.
– Introducción de visitantes.
– Comunicados de la Obediencia y correspondencia.
– Puntos puestos al Orden del Día.
– Cuestiones diversas.
– Rito de la Cadena de Unión.
– Proposiciones y solidaridad masónica.
– Cierre ritual de la logia.

Los masones se congregan al menos una vez al mes en el Templo de Logia para realizar los trabajos masónicos. Las sesiones de trabajo que se llevan a cabo dentro del marco ritual se denominan Tenidas de Obligación (Reunión con un significado Secreto).
Una Tenida de Obligación puede desarrollarse en cualquiera de los grados masónicos que confiere la Logia y su Orden del día puede incluir las pruebas de la Iniciación de un profano, la ceremonia de pase de grado de un masón, la lectura de trabajos intelectuales, los debates sobre temas masónicos o sociales estudiados por la logia, debates sobre temas administrativos, resoluciones y votaciones.

En una Tenida cualquier pieza musical, no importa qué género, puede ser apta si acompaña el ritual sin desvirtuar. De esta manera, aunque se haya decantado sin excepciones por la música clásica, por ejemplo la cantata K. 623 en do mayor de Mozart, a veces se trae para variar, una Plancha con flamenco a acompañar a los movimientos en Logia. Siempre se procura que la armonía impregne bien el ambiente creando una atmósfera adecuada que cohesiona a todos y transporte hacia el tiempo sagrado. Para eso es vital elegir muy cuidadosamente qué tipo de armonía debe corresponder a cada momento y a cada movimiento en Logia. Una música inadecuada puede estropear el hechizo o la importancia del momento.