PEGARSE POR GUSTO, DINERO Y GLORIA

A los tontos solo hay que darles una cuerda y se ahorcan solos. Los dioses no son más que el nombre que les damos a nuestros deseos y, sobre todo, a nuestros miedos. El miedo, el miedo mantiene a los esclavos (individuos) en su sitio y a los amos en sus reinos económicos. La mala suerte es la manera que tienen los mediocres de llamar a sus errores.
Antes se ponía a pelear a dos gallos, ahora se enfrentan a personas. Las apuestas son altas, el dinero corre de mano en mano. Es un “deporte” peligroso, muy nocivo para las manos y para la cara. Pero el instinto del ser humano es más fuerte, la esencia te manda a luchar.
La idea es escapar a las reglas o, dicho de otra manera, tener por única regla el “sin reglas”, el encuentro debe ser clandestino. Es uno contra otro, sin guantes, sin árbitros, dentro de una jaula. ¿El lugar? La provincia de Cádiz.
Las peleas clandestinas e ilegales, de competidores que están decididos a dejarlo todo para ganar, siempre han existido y seguirán existiendo. Ya se sabe que se necesita muy poco para organizar una en Jerez, Cádiz, Arcos, Sanlúcar, Tarifa o cualquier pueblo que tenga gimnasio de artes marciales.

Sin vendas, ni guantes, Solo unas muñequeras. A puño limpio. Con sangre, sudor y lágrimas. Los nudillos cortan los rostros y las peleas son baños de sufrimiento. Son hombres y mujeres que luchan, tanto dentro como fuera del ring. Se destrozan por un poco de dinero y por la esperanza de alcanzar la gloria efímera.
Cinco minutos es el tiempo que dura cada asalto de “Artes Marciales Mixtas”, con un minuto de descanso. No vale morder, “meter dedos”, tirar del pelo, ni golpes en testículos, columna o nuca. Los flancos por excelencia son la nariz, los ojos, las mejillas y el mentón, entre otros. Las reglas prohíben patadas y golpes bajos. Pero sí se puede sujetar de la nuca al rival. Y en algunos casos, hasta se meten los dedos en los ojos. Es una pelea sucia. Y ensangrentada.
El ring es una “jaula” rodeada de tejido, de similares dimensiones a uno de boxeo. Se pelea de pie y también en el piso. Vale (casi) todo. Según como se pacte, pueden lanzarse codazos y golpes en el suelo. La pelea finaliza con “nock out”, empate o la sumisión, cuando uno de los dos obliga a su oponente a rendirse.

En la provincia de Cádiz, proliferan los gimnasios que ofrecen clases de “Vale Todo”. No es fácil entrar a la “jaula”, no cualquiera lo hace. Mucha gente habla, pero el que nunca peleó ni entrenó en Artes Marciales Mixtas no puede abrir la boca.

DEPRESIÓN: LA COZ DEL EGO, UN TUTEO CON LA MUERTE

“No era na lo del ojo y lo llevaba en la mano”. Dicen que estar loco es una mierda, pero saberse loco es aún peor. Una vez que te echan del paraíso no hay nada que te pueda devolver a él. Los locos son muertos en vida, almas perdidas atrapadas en una cárcel de carne y hueso.
Si un trastorno humano merece ser calificado de antropológico, aquel es la depresión. La depresión podría definirse como un “hundimiento vital”. Es quizá, la única enfermedad en la que se desea morir; el depresivo se tutea con la muerte, la desea como forma de poner fin a su sufrimiento.
La depresión ha tenido a lo largo del tiempo, tres principales nombres, melancolía, acedia y depresión, que significaban una misma realidad: el abatimiento, la postración, el hundimiento, el descenso a la oscuridad vital y a la muerte. La gente habla de depresión todo el tiempo. La diferencia entre la depresión y la tristeza es que la tristeza es sólo una consecuencia de la casualidad: lo que sea que haya sucedido o no para ti, o la pena, o lo que sea que sea. La depresión es tu cuerpo diciendo «joder, no quiero ser más este personaje, no quiero sostener este avatar que has creado en el mundo».

La depresión hace que la persona que la padece se sienta inútil, indefensa y desprendida de la vida. También puede afectar la autoestima y las relaciones con los demás.
Las personas con depresión tienen dificultades para separar sus pensamientos de la realidad; a menudo, pueden ser víctimas del pensamiento en blanco y negro. Esto significa que ven todo como bueno o malo, y no pueden ver ninguna zona gris. Sin embargo, si te desprendes de tu ego y simplemente ves toda la vida como una experiencia, puede ayudarte a moverte a través de tu viaje por la Tierra de una manera más fluida.

Una sociedad individualista se transforma en una sociedad depresiva, para después, modificar a una sociedad (droga) adicta. La sociedad occidental, al intentar ser “competitiva individual”, se “hunde” en la depresión (a mayor individualismo, mayor epidemia depresiva). Si la sociedad padece el “hundimiento depresivo”, necesita levantarse, utiliza “euforizantes” que le devuelvan las ganas de vivir. Esto explica el progresivo aumento y consumo de drogas estimulantes (cafeína, nicotina, alcohol, cocaína, etc.) o de adiciones psicológicas (tragaperras, compra compulsiva, bulimias, riesgo y velocidad, etc.). Las personas más fuertes son los más difíciles de recomponer cuando se rompen.

CAFÉ CANELA

La risa se consideró una señal diabólica. Dios no reía, ni Cristo rió jamás. Aristóteles escribió que, de entre todos los animales de la creación, únicamente el hombre era capaz de reír.
A mi edad ya no tienes que demostrar nada, solo que no estás demente, porque siempre se sospecha que te está fallando la cabeza. Siempre tengo serias dudas de mi cordura.
Paseando por la calle Larga, miro sin mucha atención los escaparates de las tiendas y me acuerdo del asombro de Sócrates ante las abundancias del mercado de Atenas: «Cuántas cosas existen que yo no necesito».
Me atraen los bares en Jerez, en el momento cuando acaban de abrir para la clientela de la tarde, en ese instante que no encuentro en ellos ni al gato. Uno de los antros jerezanos en los que busco refugio, para estar conmigo mismo, es el CAFÉ Canela, tiene buenas tartas (nunca en verano).
Jerez de la Frontera, es un lugar estupendo. Me gusta vivir aquí como un hijo de la Gran Bretaña: sin que me importe, sin que me duela. Solo lo vivo, solo lo estudio. Más, confieso, con la verdad de la buena, que no lo consigo.
En esta ciudad, la ley natural del universo es la entropía, todo tiende al desorden, a romperse, a dispersarse, la gente se pierde. Se requiere una voluntad heroica para mantener todo en su sitio. Se vive a una velocidad perceptual que me lleva a preguntarme por qué no salta por los aires.

Leo libros que son como nosotros mismos, repetimos siempre lo mismo… asesinatos, desapariciones misteriosas, amores, santos griales… menos mal que están los contenedores de reciclaje y los tanatorios con sus crematorios.
Si la vida después de la muerte se plantea como una posibilidad, entonces también puede plantearse la vida antes del nacimiento. «¿Quién sabe a través de qué puerta andará la sabiduría?»

EL SEXO DE LOS OLVIDADOS

Hasta hace poco, las trabajadoras sexuales han sido las únicas que atendieron a la sexualidad de la gente con discapacidad. No se trata de una red de prostitución solidaria, sino de terapia y asistencia emocional. Aunque la asistencia sexual a personas con discapacidad suscita controversia, no se la puede juzgar como algo malo, ya que hay muchas personas que sin ella, no podrían ejercer su sexualidad de otro modo.
Hablar de la sexualidad resulta para muchos, incómodo; más todavía, si se trata de la sexualidad de personas con discapacidad. Lamentablemente vivimos en un mundo que no está hecho para seres con discapacidades.

Los individuos con discapacidad no deben ser privadas de la oportunidad de experimentar su sexualidad, tener relaciones sexuales o tener hijos, en “igualdad de condiciones” que el resto de personas sin discapacidad. La creencia popular establece que una persona discapacitada pierde su sexualidad y con ella, toda posibilidad de concebir un proyecto de vida individual y familiar. La sociedad enfoca la discapacidad desde el punto de vista médico y psicológico pero no lo valora como un tema de interés social. Es el hegemónico modelo médico que ve a las personas con discapacidades como incompletas, alejadas de la norma y susceptibles de cura.

“Las personas en sillas de ruedas no son atractivas” Este mito afecta la calidad de vida erótica afectiva cuando se le cree ya que él o ella no se atreven a iniciar o reiniciar una vida en pareja. Esto pesa más sobre la mujer con lesión medular que sobre el varón ya que es más frecuente encontrar varones casados o en pareja que mujeres en la misma situación. El género femenino parece más dispuesto a no preocuparse por la silla de ruedas y aceptar como pareja a un varón lesionado medular que los hombres sin lesión a aceptar como pareja a mujeres lesionadas medulares.
Se piensa que las mujeres con discapacidad no son sujetos sexualmente deseables. Se las ve como seres asexuados, que no tienen necesidades erótico-afectivas, o que son sexualmente incompetentes. Los parámetros de referencia con los que han de medirse las mujeres son fundamentalmente la belleza y la salud, ambas dedicadas al deleite y cuidado de los demás, nunca a sí mismas. En estos parámetros las personas, mujeres con discapacidad, no caben, están fuera.

PALABRAS DE LA “HISTORIA PROHIBIDA DE JEREZ”

El inventor del paraguas negro debió de ser un tipo siniestro. Yo también intenté alejarme de mí, pero me resultó imposible. Me aterra pensar, por la cuenta que me tiene, que todo borracho acaba a la larga con una mujer de vida alegre. Nadie nos condena a tener solo una vida, solo nosotros mismos con algo negro en el fondo de los ojos.
Los currantes de la Biblioteca Central de Jerez de la Frontera, sueñan con estar trabajando en el Banco España, ser bancarios y no bibliotecarios. Entiendo que las bibliotecas son las únicas instituciones que reniegan de lo que hacen. Tienen los libros por obligación, porque no les queda más remedio, porque lo que les gustaría de verdad sería convertirse en bancos.
En Jerez, el 80 % de las personas que dejan de vivir son hombres No sale a la luz porque sería dar argumentos para entorpecer la lucha en la violencia doméstica, cualquier antagonismo ahora mismo está vetado y prohibido. Si hablamos de la violencia domestica de los hombres parece que estamos en contra de la lucha de la mujer, y no es así.

La revolución sexual de los años sesenta (En España en los setenta) sólo consiguió que más mujeres estuvieran disponibles sexualmente para un mayor número de hombres. El “no” de los años cincuenta simplemente fue sustituido por un “sí” constante y entusiasta. Ahora, se implanta el “No es No”, y los hombres se quedan rezagados…
Las palabras empiezan a diluirse. “Vagina” no es una palabra pornográfica; de hecho, es una palabra médica, un término para referirse a una parte del cuerpo, al igual que “codo”, “mano” o “costilla”. Aun hoy en día abunda en Jerez la generación del “ahí abajo”. Es decir, mujeres que pronuncian en voz baja esas palabras para referirse a todos los genitales femeninos, internos o externos.
Vivimos con la fantasía de estar informados. Incluso sobreinformados. La sobreinformación es uno de los síntomas de la desinformación. Las costumbres sexuales son pura convención…, como llevar corbata negra con el esmoquin o en los duelos.

EL “FOLLAMIGO” EN LA TERCERA EDAD, UN TABÚ EN LA SOCIEDAD JEREZANA

Partamos que el concepto de vejez es un juicio cultural que tiene que ver con las formas de parentesco, con la economía, la salud, la capacidad de auto mantenimiento, con determinados modelos de conducta, de religión, de marginación, con la moral, la política y otros ámbitos culturales y sociales.
En Jerez de la Frontera, el hecho de vivir y gozar la sexualidad como parte de una vida normal, se ve interrumpido por las ideas preconcebidas que cada cual posee. Por ejemplo, relacionar la sexualidad con un acto reproductivo que cesa con los cambios fisiológicos de la menopausia. Sin embargo, es importante señalar que la sexualidad va mucho más allá de la genitalidad.
La sexualidad es una constante vital que se va desarrollando a lo largo de nuestras vidas y nos acompaña hasta la muerte. Por lo tanto, plantear que la sexualidad desaparece con los años no se fundamenta, ya que nadie, desde el punto de vista científico, podría decir a qué edad desaparece la actividad sexual, bien como pensamiento o deseo sexual (libido) o como actividad física (coito, tocamientos, besos, caricias, etc.).

En muchas ocasiones, la posibilidad de que las personas mayores puedan tener manifestaciones sexuales de cualquier tipo puede ser sistemáticamente negada, rechazada o ignorada en la mayoría de los ámbitos de la sociedad jerezana. Para un joven de Jerez (varón o hembra), es inaudito concebir que su madre tenga un follamigo, o que de vez en cuando se dé un homenaje (achuchón). Es una reclusa en su hogar, limitada ella a cuidar nietos (Dictadura de los hijos).
En Jerez de la Frontera, se ha aceptado, desde siempre, que el envejecimiento lleva asociado un marcado declinar de la sexualidad e incluso su desaparición. Por ello, es bastante habitual la creencia local de que los hombres y las mujeres no tengan necesidades y relaciones sexuales cuando llegan a la vejez.

Tradicionalmente ha existido en esta localidad, una fuerte tendencia social a considerar como negativo el establecimiento de nuevas relaciones afectivas e incluso los nuevos matrimonios, más en las mujeres viudas que en los varones, lo cual sin lugar a dudas puede limitar la actividad sexual de estas. Una gran mayoría de mujeres viudas cesan sus relaciones sexuales a partir del fallecimiento de su esposo (Afortunadamente ha variado con el repliegue de la religión y su férreo control social).
De todo este come coco social (tabú) en la tercera edad, la que sale peor parada es la mujer, para quien la acostumbrada cultura católica pesa como una losa imposible de quitar, llevándola a consumir ansiolíticos a destajo, y beber alcohol en el interior del hogar.

LA PROVINCIA DE CÁDIZ, DESTINO DEL “TURISMO DARK”

El turismo oscuro es cada vez más popular porque la gente quiere desafiar sus miedos y prejuicios yendo a lugares extraordinarios. Es un  producto turístico diferente, proporcionando relaciones diferenciadas del individuo con el sitio, contribuyendo a una mirada nueva sobre la provincia de Cádiz.
Cada vez más prácticas turísticas alternativas, creativas e innovadoras, ganan espacio en el mercado turístico. En este escenario, las experiencias relacionadas con lo sobrenatural, el terror, la muerte, los cementerios y los fantasmas, temas que despiertan el interés de turistas y residentes, han sido instrumentalizadas para diseñar nuevos productos turísticos urbanos. Esta tendencia se ha observado principalmente en la última década en la provincia de Cádiz, donde las historias de fantasmas y leyendas locales, muchas de ellas relatadas o publicadas en libros, atraviesan el imaginario popular cotidiano.

Conocidos como “dark-tourism”, o “thana-tourism”, en español turismo negro o turismo macabro, ha puesto en cuestionamiento la idea clásica que asocia la atracción turística a lo bello, lo apolíneo, o incluso al placer.
Los sitios de turismo negro en Cádiz, comprenden un viaje de peregrinación a espacios o sitios que simbólicamente e históricamente han estado marcados por un gran sufrimiento en Jerez de la Frontera, San Fernando, Sanlúcar, Chipiona, Arcos de la Frontera, Chiclana, Cádiz, etc.
La oferta turística “Dark” gaditana se constituye en una nueva práctica de turismo. De esta manera, se recogen los productos turísticos de la provincia relacionados con la temática Dark y los respectivos actores involucrados.

En este sentido, se está preparando la publicación “Guia Dark en la Provincia de Cádiz”, escapando de la normalidad en un viaje y poner pie en lo inesperado con experiencias extremas, en muchos casos, para adictos a la adrenalina, teniendo como fin último sentirse más feliz de estar vivo (Uno de los atractivos de este turismo negro es que no tiene tabús).