MUJERES ARRUMBADAS O INVISIBLES

La Vulgata, es la traducción al latín que San Jerónimo hizo de la Biblia. En ella, el santo resalta los aspectos más misóginos del libro sagrado e incide especialmente en la necesidad de las mujeres en mantener su virtuosidad: virginidad, pureza, cautela, discreción… Toda una serie de rasgos que no se le exige a hombre y que le somete, una vez más, al dominio masculino. La Vulgata, además, es una de las más aclamadas traducciones de la Biblia, con lo que sus preceptos eran acatados y tomados como mandamientos de obligado cumplimiento. La Biblia es considerada por muchas personas como la obra más misógina nunca creada.

Por asimilarlo de algún modo, y en general, la historia que se estudia en occidente ha sido creada por el hombre “blanco”, heterosexual, clasificado dentro del género que le fue asignado al nacer, y privilegiado de saber escribir.

Nos deja claro, en su relato patriarcal, la figura de la mujer aparece ninguneada, desoída. En donde a la mujer profetisa se la tilda de “pitonisa”, mientras al hombre inflado de testosterona, se le sede el puesto entre los elegidos por Dios.

No pilla de sorpresa que Jehová hable en la Biblia a Ezequiel de mujeres israelitas que estaban actuando como profetisas desde su propio corazón. Esto indica que su terrorífico dios Jehová no las había comisionado, sino que ellas se habían erigido en falsas profetisas.

Miriam es la primera mujer a la que la Biblia llama profetisa. Es más que probable que Dios transmitiera uno o más mensajes por medio de ella, quizás mediante canciones inspiradas. (Ex15:20, 21). Por eso Miriam y Aarón le dijeron a Moisés: ¿No ha hablado también [Jehová] por nosotros? (Nu 12:2).. El propio Jehová dijo por medio del profeta Miqueas que había enviado a Moisés, Aarón y Miriam delante de los israelitas cuando los sacó de Egipto. (Miq 6:4). Aunque a Miriam se le otorgó el privilegio de transmitir mensajes divinos, no tuvo la misma relación con Dios que su hermano Moisés, y cuando no se mantuvo en su lugar apropiado, Dios la castigó con severidad (Nu 12:1-15).

Para bien o para mal, hay al menos cinco mujeres a las que se llama profetisas en el Antiguo Testamento: María, hermana de Moisés (Exo 15:20); Débora (Jdg 4:4); Hulda (2Ki 22:14); Noadiaa (Neh 6:14) y la esposa de Isaías, de quien no se conoce el nombre, a cuyos hijos Isaías dio nombres proféticos (Isa 8 :3).

En el Nuevo Testamento aparece Ana la profetisa (Luc. 2.36), que anuncia maravillas sobre Jesús. Y se habla también de las cuatro hijas de Felipe, que eran profetisas (Hech. 21.9). Y, para terminar, en el Apocalipsis se cita a la profetisa Jezabel (Ap. 2.20): “Pero tengo contra ti: que toleras a esa mujer Jezabel, que se dice ser profetisa, y enseña y seduce a mis siervos a que cometan actos inmorales y coman cosas sacrificadas a los ídolos.”

MALEFICIUM GADITANO; EL CONGELAMIENTO

En los albores de la existencia humana, la religión y la magia iban juntas, luego se separaron por celos e intereses contrapuestos, aunque para el prójimo corriente continúan siendo el mismo perro con diferente collar.

Tenemos claro que para el antropólogo que anda desperdigado sin ataduras académicas, inmerso en sus curiosos y extravagantes estudios, Maleficium significa ‘mala acción’, ‘daño’, ‘perjuicio’ y el hechizar se entiende como e‖ ejercer un maleficio sobre alguien.

De alguna forma, el “Libro Negro”, es un ejemplar perteneciente a la “Biblioteca Perdida de Jerez”, en donde se recogen muchos testimonios ya contemplados en Picatrix o Ghayat al Hakim, que es una de las obras más importantes escrita sobre la magia astrológica (Andalucía 1000 d. C.). De hecho, muchas de las anotaciones del “Libro Negro gaditano” aún perviven en los pueblos de la provincia, soterradas con la marabunta de las redes sociales y el escabroso mundo del Internet.

Sencillamente, para el investigador, Villaluenga del Rosario es uno de los pueblos más interesantes de la Sierra gaditana en donde el estudioso social puede escarbar para encontrar huellas perdidas dentro de la nebulosa del tiempo. Por ejemplo, la utilización de hojas de laurel en las que se anotan peticiones de salud, o el llamativo y secreto de escribir sobre la piel de un burro solicitando a los espíritus maléficos deseos inconfesables, estos casi siempre muy dañinos. Se aconseja, doblarlo y depositarlo en una tumba o esconderlo dentro del cementerio (Como te pille la Guardia Civil trajinando estos menesteres te empapela).

La estrella de la hechicería de andar por casa en Cádiz es el llamado “Ritual de congelamiento”. Se realiza de la siguiente forma: “Tomando un recipiente, introducimos en él una foto de la persona sobre la que se quiere actuar”. A continuación, pronunciamos las siguientes palabras: “A partir de ahora, ya no tienes poder sobre mi persona ni sobre ningún ser allegado a mí”, luego y en voz alta el nombre de la persona que queremos congelar en voz alta para pasar a depositar el recipiente con la foto dentro y en el fondo del congelador. Mientras cerramos la puerta del congelador pronunciamos la siguiente frase: “Te congelo, quedas congelado/da hasta que yo decida”. Inmediatamente debemos retener en la mente esta última frase para repetirla cada vez que se presente la situación o persona que deseamos congelar. También no está demás mirar de vez en cuando el vaso congelado con la foto adentro y repitiendo la frase (Facebook e Instagram son fuentes de obtención de fotos de las personas sobre la que deseamos actuar).

De alguna manera, los resultados son increíbles. Este ritual de congelamiento es muy potente y efectivo. Cuanto más clara tengamos en mente la imagen de la persona en un recipiente congelado mejor funcionará.
El ritual es muy sencillo, tan solo es necesario tener cierta concentración y evitar las dudas. El objetivo de este “congelamiento” es detener a una persona que nos está perjudicando en lo material o en lo amoroso.

BARBATE, MAGIA & RELIGIÓN

De alguna manera Barbate (Cádiz), con Baelo Claudia a la cabeza, en el siglo II d. C. se convirtió en un centro religioso como en la actualidad lo es Fátima, Lourdes o Santiago de Compostela para los católicos.
Sencillamente a la población Baelo Claudia (Ahora pertenece al municipio de Tarifa), acudían peregrinos de todas partes de la región para obtener favores de los dioses y solución a sus necesidades humanas de ámbito físico, económico, sin faltar el espiritual. También buscando venganza o el mal ajeno. Sus sacerdotes y sacerdotisas eran poderosos magos reconocidos en su saber, como igualmente temidos.

La magia desde la más remota antigüedad siempre ha estado en Cádiz. Los gaditanos pronto descubrieron que los sentimientos eran el motor que les permitían actuar en el entorno y a su favor.
Un ejemplo del pedir cotidiano lo hallamos en una tablilla de plomo que se conserva en el museo provincial de Cádiz, en donde una mujer agraviada solicita a la diosa Isis su intervención “Te pido quites la vida a quien me ha arrebatado una manta de camisa blanca, un cobertor nuevo, dos colchas para mi propio uso; te ruego ¡Oh soberana mía! Que castigues este robo”.

De hecho, y, dentro de las manifestaciones más sorprendentes de la magia gaditana, encontramos las figuras traídas del mundo fenicio, griego y romano, que solían estar vinculadas a la magia amorosa. Son las figurillas, denominadas “kolossoi” por los primeros griegos que aparecieron en Málaga y el golfo de Cádiz. Traían consigo creaciones realizadas en bronce, arcilla o cera y su uso era muy similar al de las tablillas de maldición del mundo romano, como la anteriormente nombrada del robo a una mujer reclamando venganza, Incluso muchas veces ambos elementos aparecen conjuntamente, reforzando de esta forma el hechizo o la maldición amorosa.

Los “kolossoi”, se enterraban, en el Cádiz antiguo, en lugares vinculados a divinidades subterráneas, cementerios, cruce de caminos. Y se activaban escribiendo el nombre de la persona adecuada sobre la figura, potenciando su magia a través de nudos, lazos y clavos, es decir, la figura era atravesada mediante clavos en puntos de órganos vitales, como ojos, cabeza, extremidades u órganos sexuales. Por decirlo así o de otro modo, estos muñecos eran considerados como la magia más potente, peligrosa y extraña a ojos de los habitantes del Imperio romano del espacio gaditano como por ejemplo en Asta Regia (Jerez de la Frontera).

Todo lo anterior nos deja claro que existe un poder dentro del individuo. Y que los ritos mágicos siempre han funcionado al gaditano que se percató de la oportunidad de crear su entorno en función de sus capacidades.
La ciencia ortodoxa, acompañada de las religiones oficiales, se ha preocupado machaconamente en decir que es falso, que no es real, que es un mito.

MISTERIO QUE ESCONDE EL PARQUE GENOVÉS DE CÁDIZ

El poder de los muertos reside en que pensamos que pueden vernos constantemente. Parecemos creer que es posible mantener a raya a la muerte a base de observar las reglas de urbanidad. En nuestro mundo actual, no morimos: compramos. La muerte es una cualidad que reina en el aire. Está en todas partes y en ninguna.
Hay veces en que las cosas ocurren sin que nadie pueda saber por qué ocurren. Y eso sí que nos llena de terror. ¿Qué significa esa extraña obsesión en algunas personas por los parques y los fantasmas? Parques misteriosos en los que puede haber sucedido algo que nos llena de inquietud.

De día, estos parques son hermosos, interesantes e imperdibles. Convocan amores, amigos; conjuran terrores y pesadillas; confiesan sueños y secretos, celebran la belleza. Pero por la noche, se convierten en lugares bastante terroríficos, llenos de leyendas fantasmas y rincones siniestros. Para los fanáticos de lo paranormal, se vuelven una visita obligada.

El llamado Parque Genovés, se encuentra en el casco histórico de la ciudad de Cádiz. Existe desde el siglo XVII cuando se le conocía como paseo del Perejil. A mediados del siglo XIX se urbanizó y paso a llamarse paseo de las delicias. En 1892 tomó el nombre Genovés por ser su alcalde Eduardo J. Genovés el que dispuso su remodelación definitiva.

En uno de sus rincones más interesantes te topas con una fuente en donde hay unos niños bajo un paraguas, protegiéndose del agua que les caen encima. Son Pablo y Virginia (un hecho real que sucedió en el año 1744). Vivían en la isla Mauricio cuando sus madres, mujeres solteras se ven obligadas a criar a sus hijos al margen de la sociedad. Los dos crecen como hermanos, pero una vez llegados a la adolescencia, surge el amor entre ellos.

Enterada de lo sucedido, la madre de Virginia, Madame de la Tour, toma una drástica decisión con el objetivo de separar a la pareja: enviarla a estudiar a Francia. Cuando años después Virginia anuncia su retorno a la isla, ocurre algo inesperado que pondrá el fin definitivo a su difícil historia de amor. El barco sufre un grave accidente en medio de una horrible tempestad cobrándose la vida de Virginia. Ante el inesperado de giro de los acontecimientos, Pablo no tarda en reencontrarse con ella sumido en un dolor sin consuelo.

Dicen en Cádiz, algunos testigos anónimos, que en algunas ocasiones se sienten sus presencias, o se les ve pasar cogidos de la mano. El rincón de la Fuente de Los niños del Paraguas, en el Parque Genovés gaditano, está impregnado de un olor a vidas desdichadas de película que realmente me estremece.

JOVEN JEREZANO HÍBRIDO HUMANO

En la provincia de Cádiz, como en muchas otras partes del planeta, una raza alienígena está involucrada en un proyecto para crear una nueva especie de seres que reemplace a la humanidad.
De alguna manera, una generación de híbridos se mueve entre nosotros. Su estrategia pasa por llenar gradualmente la Tierra con estas entidades hibridas, que se ven y actúan como humanos normales, pero en realidad son híbridos con habilidades físicas y mentales especiales.

Existen unas pautas para percatarse si se forma parte de ellos, cuenta el jerezano Francisco, hijo de una madre abducida. Nos deja claro Francisco, que las personas híbridas como lo es él, suelen sentirse muy solos si no logran establecer una conexión emocional y en algunos casos física con los seres humanos ordinarios, tienen una gran atracción sexual por personas no-híbridas, este comportamiento responde a que previamente han sido programados con el fin de propagar el ADN extraterrestre.

Poseen una alta capacidad de influir en el mundo material con tan solo pensar en ello. Curiosamente gozan de un conocimiento único sobre nuestro mundo que nos rodea y el campo de la ciencia. Manifiestan habilidades telepáticas, la posibilidad de percibir lo que otra persona siente o piensa. Resalta en ellos su alta capacidad de intuición y gran cantidad de sueños lucidos, con muchas experiencias de ‘déjà vu’ (Extraña experiencia que sentimos cuando un momento determinado nos parece estar repitiéndose, como si lo rescatáramos de un pasado lejano).

Digámoslo así, los humanos estamos a punto de convertirnos en una especie secundaria en donde los híbridos usurparan nuestro mundo que será diferente a tal como lo conocemos. Las especies híbridas alienígenas-humanas están entre nosotros, en Jerez de la Frontera he conocido a uno de ellos.

Una pequeña parte de los gaditanos son una combinación biológica de origen extraterrestre. Lo más sorprendente es que una gran mayoría de ellos no sabrían reconocerse como híbridos extraterrestres.

GOLIARDOS, EXTRAÑOS MONJES BORRACHINES DE VIDA ESCANDALOSA

Digámoslo así: el juego, el vino y el amor, fueron los principales pilares de la temática sobre la que escribían, dando pie a granjearse las críticas e indignación de los más fieles y seguidores furibundos de las doctrinas medievales establecidas. A pesar de atacar la estructura social vigente, lo hacían no por ser portadores de una ideología subversiva, sino por considerarse los más capaces e intelectuales.
Obviamente, fueron condenados en concilios, sínodos por eclesiásticos fanáticos de los siglos XII y XIII. También recibieron todo tipo de improperios por parte de sus detractores, siendo calificados como: bohemios, falsos estudiantes, turbadores del orden, gente peligrosa, vagabundos, bribones, juglares con sentido de farsantes y charlatanes.

De alguna forma, eran monjes exclaustrados de vida irregular, que cantaron a la primavera, el amor, los placeres y el juego, pero también dejaron letras satíricas, canciones morales y cantos sacros, incluida una Pasión. Tenían órdenes menores o, al menos, la tonsura, lo que les permitía disfrutar del “privilegium fori” y, aunque no siempre y a veces excesivamente pequeño, de algún beneficio.
De hecho, pues, son los youtuber influencers de hoy, aunque en la Edad Media, que se desenvolvían en el mundo de la marginalidad. Eran hombres cultos, compaginaban los estudios, con una vida alegre, escandalosa o disoluta, en donde la taberna, las canciones, el vino, el juego y las mujeres ocupaban un destacado lugar.
Se caracterizaron por llevar una vida antipapista, criticando con letra y música las pretensiones temporales del papado, Reprochaban a la curia vaticana la acomodación con el siglo, el lujo y el gusto por el dinero, dejando de lado la humildad inicial cristiana

Con tono inmoral y rayando lo obsceno, los goliardos plasmaron en sus obras una moral de orden natural, donde se elogia lo humano –erotismo– y se niega de las doctrinas que la Iglesia y la moral tradicional intentaban plasmar en la sociedad, la cual debía caminar por la senda de la rectitud, la castidad y la mortificación como fin para una vida en el más allá. Por el contrario, el goliardo busca liberar el espíritu del hombre, disfrutar del cuerpo en plenitud, y vivir el día a día sin pensar demasiado en la salvación del alma.
“Es mi voluntad
en una taberna morir,
y que el vino esté cercano
a los labios del moribundo
cuando alegres canten
los coros angélicos:
Sé benigno, oh Dios,
con este bebedor.”

Se llamaron a sí mismos clérigos errabundos o vagantes, y desde fecha muy temprana fueron impugnados: en el siglo X los mandaron rapar por redadas para borrarles la tonsura clerical: en 1223 se les prohibió cantar en las misas versos religiosos: diversos decretos, leyes, ordenanzas y concilios les prohibieron cantar y comportarse conforme al espíritu de sus poemas: muchos fueron excomulgados y a otros se les privó de sus privilegios eclesiásticos y quedaron sujetos a la jurisdicción secular.

“Llevado soy como barco sin tripulante,
o como, errabunda, las rutas de los vientos llevan al ave.
No me sujetan cadenas ni me retienen llaves;
en pos de mis iguales ando: con los perversos me junto.”

EL LIBRO DE HECHIZOS MÁS BUSCADO EN LA PROVINCIA GADITANA: “LA GALLINA NEGRA”

De hecho, este libro (grimorio), describe las formas correctas de fabricar anillos con propiedades sobrenaturales y mágicas, así como diversos talismanes. Entre los más atractivos se encuentran los anillos para enamorar y dar fertilidad. “Anillos que susurran cuando están en las tinieblas, hasta aterradores filtros amorosos que pueden orillar a su portador al suicidio”. Anillos que vuelven invisible a su portador, talismanes para enamorar o dar fertilidad a los ancianos, anillos que susurran en la oscuridad, ungüentos eróticos que despiertan el deseo incluso en los muertos. También incluye invocaciones a seres sobrenaturales.

Digámoslo así, “La gallina negra” aborda tres variantes fundamentales del ocultismo: los anillos, los talismanes, y la invocación de vampiros. Comienza como una pieza narrativa. Allí se relata la historia de un soldado francés durante la ocupación de Egipto. Su pelotón es emboscado y diezmado por una partida de beduinos. El protagonista escapa, y se convierte en el único sobreviviente. En la región de Gizeh, el soldado entra en contacto con un anciano que lo lleva al interior de una cámara secreta bajo las pirámides. En las entrañas de esa mole piramidal el soldado descubre los restos de la Gran Biblioteca de Ptolomeo.

De alguna forma, su parte más atractiva e interesante es sin duda la de invocación de los muertos y de ciertas criaturas: vampiros. Obviamente no son vampiros como los que conocemos de las películas, sino de seres provenientes del plano astral. Al cual se le atrae con un talismán que junto a las palabras de conjuración correctas atrae al ser conocido como: Ifrit. A partir de entonces, según él en La Gallina Negra, el vampiro estará obligado a hacer lo que el invocador indique.

El Cádiz brujeril, nos deja claro encontrar múltiples hechizos, por ejemplo, cuentan el hechizo para que se vaya un vecino: “Se extiende una tela negra y se colocan encima plumas de una gallina negra, más tierra de cementerio, luego se empapa todo con vinagre de uva y agua bendita. A continuación, se ata todo con una cinta negra y se arroja a la puerta de la casa del vecino”.
Este tipo de cosas hace que hallemos en la provincia gaditana, el Aceite litúrgico Gallina Negra, que se utiliza esencialmente para peticiones en rituales y ceremonias en los que se necesite combatir maleficios y todo tipo de energías negativas. Ayuda a alejar el daño.

También existe la Oración a la Gallina Negra: “Dios y señor nuestro que este misterio de tu divina creación saque el cuerpo de mí mismo nombre propio o de familiar para que saque todo mal estorbo robo maldad maleficio hechos por hombre o mujer y que ese daño y maldad se materialice en este huevo y todo podamos verlo dios y señor en ti confió así sea y así será”.

Sencillamente, por último, recordemos, que la llamada gallina castellana negra es una de las razas más antiguas de España. Cristóbal Colón la llevó a América alentado por Isabel la Católica a la que «le gustaba» especialmente esta ave que estaba entre sus favoritas. Naturalmente el libro “La Gallina Negra” pasó océano y fronteras.
¡¡¡Busque y encuentre el libro La gallina Negra!!!

EL SUFÍ LOCO DE ARCOS DE LA FRONTERA

De hecho, pertenecía a la Hermandad Sarmoung, también conocida como el “Circulo interno de la humanidad”, que se originó en la antigua Babilonia alrededor del año 2500 antes de Cristo.

De alguna forma, su sabiduría y conocimientos despertaban muchas envidias entre sus detractores que no descansaban de levantar falsos testimonios y burlarse de él porque tenía la costumbre de pensar en voz alta. Le llamaban loco. Cuentan que fue encarcelado en una de las mazmorras de Arcos de la Frontera por difundir la geometría sagrada en el llamado “Circulo mágico” y el eneagrama. Para el hombre que es capaz de utilizar, el eneagrama y el Círculo mágico, hacen fútiles los libros y las bibliotecas. Todas las cosas pueden incluirse y leerse en el eneagrama y en el Círculo. Un hombre puede estar completamente solo en cualquier lugar, trazar el eneagrama y leer en él las leyes eternas del universo.

El eneagrama y el Círculo mágico, son diagramas esquemáticos de movimiento continuo, o sea, una máquina de movimiento perpetuo. Pero evidentemente es necesario saber cómo leer dichos diagramas. La comprensión de estos símbolos y la habilidad de utilizarlos le proporciona mucho poder al hombre. Se trata del movimiento continuo y también de la Piedra filosofal de los alquimistas.

Al místico Sufí, estando en prisión, sus seguidores le hicieron llegar el diseño de la cerradura de su celda en una alfombra de plegarias sobre la que oraba cinco veces al día. Al darse cuenta de que la alfombra de plegarias contenía el diseño de la cerradura de su celda, hizo un trato con sus carceleros para conseguir herramientas con las que hacer pequeños objetos, los cuales luego estos podían vender con beneficio. Mientras tanto, también utilizó las herramientas para hacerse una llave, y un día, con ayuda externa se fugó trasladándose en secreto a la Axarquía malagueña, en donde vivió hasta su muerte en una Rábita (ermita) en Canillas de Aceituno (La Cueva de los morabitos).

De alguna manera, la moraleja de la historia del “Sufí loco de Arcos de la Frontera”, es que comprender el diseño de la cerradura que nos mantiene presos puede ayudarnos a confeccionar la llave que puede abrirla.

Nos deja claro que a menudo no reconocemos lo limitada que es nuestra experiencia de la realidad; el hecho de que habitamos un mundo que nos confina de un modo innecesario.

Aunque no veamos barras y muros constriñéndonos, estamos realmente en la cárcel de la realidad holográfica mediante la que filtramos el mundo que nos rodea y las experiencias reales de nosotros mismos.

EL POZO DEL OLVIDO EN JEREZ DE LA FRONTERA

En Jerez de la Frontera, por lo regular, hay verdades y datos perdidos, que, no recogidos en las bibliotecas, se han refugiado en la memoria del pueblo, en la que se han archivado; y así nunca deben desecharse sin maduro examen. Una de esas verdades perdidas es la existencia del “Pozo del olvido”. Parece ser que se localiza en una de las viviendas del callejón de las Siete Revueltas.

No extraña la existencia de un curioso Pozo del olvido en Jerez, si vemos que a poca distancia a la ciudad pasa el río Guadalete: “El río de Guadalete, que entra en la baya del Puerto de Santa María, y Cádiz, es el Leteo; y esto se confirma con la etymología del vocablo, que antiguamente no se llamaba sino Lete, que quiere decir olvido, a la qual palabra, los Árabes Moros que ocuparon España, le añadieron esta palabra, Guada, que quiere dezir río; y así Guadalete quiere dezir Rio Leteo…”
(El Guadalete, fue originalmente llamado el Leteo por los colonos locales de Grecia y Fenicia. Los dos grupos estaban a punto de ir a la guerra, pero en cambio resolvieron sus diferencias amistosamente nombrando al río el Lete y olvidando así su antigua disputa. El río fue rebautizado como Guadalete cuando los árabes conquistaron la región más tarde, pero Guadalete significa “río Lete” en árabe).

En la mitología, Lete o también Leteo es uno de los ríos del Hades. Beber de sus aguas provoca un olvido completo. Algunos griegos antiguos creían que se hacía beber de este río a las almas antes de reencarnarlas, de forma que no recordasen sus vidas pasadas.
Leteo: cuyo nombre significa “olvido” era una divinidad nacida del Éride (La Discordia), concebida como una abstracción, y hermana de Hipno (el Sueño) y Tánato (la Muerte). Un río del Hades lleva su nombre (Leteo) y en sus aguas tranquilas las almas de los muertos beben el olvido de su vida terrestre. Las aguas del Pozo del Olvido de Jerez, vierten del mismísimo río Leteo. Río que recorre el inframundo (lugar donde los muertos habitan), cuyas aguas al ser bebidas producen un olvido, necesario para pasar a la siguiente vida.

Se cree que el río Lete fluye a través de las cuevas de Hypnos, el dios del sueño, en el inframundo. Se dice que la entrada de la cueva está poblada de amapolas y otras plantas hipnóticas. Ni la luz ni el sonido entran en la cueva.
En la mitología, al que muere se le da a elegir antes de volver a nacer entre beber de dos ríos: uno le proporciona el olvido absoluto de su vida anterior y el otro le otorga la posibilidad de recordarlo todo. ¿Es mejor olvidar o recordar cuando queremos empezar de nuevo?

Para aquellos que tienen sed de una pizarra en blanco y desean continuar en un camino de dulce ignorancia, las refrescantes aguas del Pozo del olvido en el callejón de las Siete Revueltas de Jerez de la Frontera los esperan.

LA TUMBA DEL MÍTICO REY GERIÓN EN BARBATE-CÁDIZ

La primera gran batalla de la Historia de España, tuvo lugar en Tarifa y en ella encontró la muerte Gerión que fue enterrado con honores en Barbate en un lugar de la carretera Arroyo San Ambrosio (ermita de San Ambrosio) antiguo Oráculo de Baesippo.

En las llanuras de Tarifa, cuando España no tenía ese nombre y era el fin del mundo, donde empezaban los infiernos se enfrentaron los ejércitos del rey local llamado Gerión y las huestes guerreras de Heracles. El motivo de la batalla fue porque el griego mató al pastor de los ganados de Gerión y al perro de este.

Hasta principios del siglo III a. C., la Península Ibérica estuvo alejada del cualquier centro relevante de poder por lo que, desde la perspectiva griega, era vista como una tierra lejana y marginal. Las primeras noticias vendrían seguramente de los comerciantes griegos que desde el siglo VII a. C. se aventuraron hacia el Mediterráneo Occidental, noticias, evidentemente, confusas y poco precisas que alimentaban susceptible de ser interpretado bajo los esquemas míticos, confundiendo realidad y ficción.

Existía un monumental temor supersticioso sentido entre los griegos al adentrarse en las regiones occidentales situadas en el más allá, justo donde se ocultaba el sol y ellos localizaron la entrada a los dominios infernales de Hades, y que finalmente fueron capaces de superar. Este es el significado, en definitiva, del heroico enfrentamiento entre el mítico Heracles y el rey Gerión.

El mito de Heracles y Gerión debió de tener su origen entre los rodios, un pueblo helénico de estirpe doria que creía descender del mismo Heracles y que había iniciado la exploración del lejano occidente en la misma época en que lo hicieron los fenicios, con quienes los rodios debieron de mantener unas estrechas relaciones. Por ello la conquista de la isla Eritia, donde se fundó Cádiz, llegó a ser asimismo atribuida a Heracles, el gran héroe que fue identificado con el dios fenicio Melkart.

Más tarde, cuando los griegos empezaron a visitar asiduamente a los tartesios (desde finales del siglo VII a C), el mito de Heracles y Gerión se relacionó más directamente con el reino de Tartessos, tal como fue narrado por Estesícoro de Himera.

El trasfondo histórico del mito griego sobre el décimo trabajo de Heracles entremezcla las hazañas realizadas por los fenicios y por los griegos en occidente, y esta fusión de leyendas debió de ser elaborada originalmente por los rodios.