EN EL 2045 EL GADITANO SERÁ “HOMBRE-MÁQUINA”

De alguna forma, no quiero enterarme de nada que no sea lo que llega a mis oídos y lo que ven ahora mismo mis ojos. Solo hay una forma de aprender, y es aceptar lo que nos cuentan. Cuán fácil es creer que se sabe y no saber nada. La elite, el Nuevo Orden Mundial o el Estado Profundo, apuesta por una nueva humanidad, una nueva civilización, una nueva ética, una nueva cultura, una nueva metafísica.

Nuestro cuerpo humano no es más que una carcasa condenada a sucumbir, mientras, por el contrario, las máquinas tienen la capacidad de seguir actualizándose infinitamente. Digámoslo así, en el año 2045 se incorporan las primeras máquinas al organismo y dejando atrás lo orgánico, algo en sí mismo tan quebradizo y expuesto a las enfermedades. A partir de este año, no quedará mucho lugar en el planeta para el cuerpo humano.

La cibernética y la nanotecnología harán viable una nueva realidad. La tecnología hará que el hombre vaya a mejor y sobre todo para eliminar enfermedades, sufrimientos e incluso la muerte. Ya no es un ser humano, es un ser totalmente nuevo. Nos encontraremos ante el nacimiento del hombre – maquina.

Es la unión de la ciencia y la tecnología con el fin de vivir más tiempo, mejorar el cuerpo humano y disminuir las deficiencias, mejora la mente y alarga la experiencia humana.

Serán máquinas con comportamiento ético No habrá conflictos hombre – maquina. Cuando llegue la máquina y el ser humano, no quedará mucho de lo que hoy entendemos por humanidad, el concepto de humanidad quedará obsoleto. El gaditano será historia, como los neandertales lo son ahora para nosotros.  Como soporte biológico humano será un mero recuerdo para todos.

Empezará la ciencia a mejorar la civilización. La vida, y especialmente el cuerpo humano. Puede alcanzar la inmortalidad. Obviamente, la pega a todo lo anterior es que el “Posthumanismo”, “la inmortalidad”, solo será para unos pocos privilegiados, los pudientes, el resto irá despareciendo por guerras, pandemias y epidemias artificiales de laboratorio. Lo positivo es que la nueva humanidad del hombre-máquina, estará entonces, y solo entonces, preparada para la conquista y explotación de otros planetas.

Poco a poco se cumple el mandato de disminución de la población en el planeta Tierra. Sencillamente, la realidad no tiene nada que ver con lo que nos cuentan… La mejor guerra es la silenciosa. Reconozco que el mundo, en cualquiera de sus rincones, siempre me parece mucho más limpio sin gente.

EL MAYOR TERROR DE LOS VARONES GADITANOS

Sin explicación razonable, durante los siglos XV y XVI se desató en la provincia de Cádiz el pánico, entre los hombres. debido al robo de penes por parte de mujeres-brujas, quienes iban por doquier desmembrando el miembro viril a los más incautos.

Digámoslo así, la leña al fuego purificador es arrojada desde los pulpitos donde rugen los fanáticos con sotana, descontrolados en su inútil empeño por mantener a raya la moral, y alejar al varón español de su tendencia natural: el putiferio (En la actualidad, España ocupa el primer lugar de Europa en consumo de prostitución).

Sencillamente, para el mundo gaditano de esa época, las personas realmente creían en este tipo de magia o poder, y, más aún cuando la información venia difundida por personas “cultas” y de “confianza” como lo eran los integrantes de la Iglesia católica. De hecho, esta santa institución se sacó de la maga, un libro que fue la base de todo pánico y terror sobre el robo de penes (Hizo furor en Jerez). Dicho libro fue escrito por un clérigo y un monje dominico, nos referimos al “Malleus Maleficarum”.

Nos deja claro, y de acuerdo con el “Malleus Maleficarum”, eran muchas las mujeres que pactaban con el diablo para poseer la capacidad o habilidad de desaparecer miembros viriles. Incluso, algunas de estas mujeres conservaban los falos masculinos para cuidarlos y alimentarlos como sus mascotas.

“Las brujas recogen órganos masculinos en grandes cantidades, entre 20 o 30 miembros cada vez, y los ponen en un nido de pájaros, o los encierran en una caja. Los mantienen vivos, alimentándolos con avena y maíz, como han observado muchos testigos”.

Deja claro para los aterrorizados gaditanos que estas mujeres eran capaces de borrar el pene de los hombres con el uso de su magia. Dicen que las brujas locales podían “quitar el órgano masculino ocultándolo sin necesidad de despojarlo del cuerpo”. Y si fuera poco, añaden la existencia del árbol de penes cuyos frutos eran falos.

Entre la clientela masculina de los tabancos jerezanos se cuenta el caso de un hombre que trata de recuperar sus genitales perdidos: “Por su cuenta, el pobre, con el miembro castrado, se acerca a una bruja de la barriada de San Miguel, la cual le dice que trepe a un árbol en concreto donde los nidos contienen varios miembros, y le permite que coja el que él quiera. Pero para infortunio del hombre es rechazado ya que trató de tomar uno muy grande que pertenecía a un cura”.

Las creencias en brujas que roban penes tuvo gran repercusión en la vida social gaditana, especialmente de las mujeres que fueron a parar a manos de los inquisidores.

El mayor temor que puede tener el gaditano de hoy día está en referencia a la pérdida o daño que pudiera sufrir su pene, algo que viene grabado a fuego en su ADN desde los siglos XV y XVI. No es de extrañar que miren con desconfianza, y no le quieten ojo a su parienta (esposa) o novia celosa, por si las moscas. ¡Nunca se sabe!

LAS GADITANAS QUE NO ACUDEN A VELATORIOS, FUNERALES Y SEPELIOS

No tiene explicación razonable, aunque la tradición local se basa en la creencia de que un difunto se puede pegar a una persona que posea ciertas características como ser niños pequeños o mujeres embarazadas, absorbiendo el muerto la energía vital de estas personas hasta provocarles su final.

Digámoslo así: tras la muerte de alguien, un espíritu puede perfectamente quedar enganchado a nuestro plano de existencia y en determinadas circunstancias puede influir en individuos por ejemplo bebés, niños de corta edad y muy en especial en los fetos dentro de las madres y esto debido a que en el feto es posible que su alma a un no se haya acoplado del todo.

Sencillamente en la provincia de Cádiz, existe una costumbre de la cual se habla poco y se sabe menos, la misma que suele transmitirse boca a boca, entre los corros de amigas, o pasar la información de abuelas a hijas, haciendo alusión a que las mujeres embarazadas, no deben hacer actos de presencia en los funerales o sepelios porque el fallecido puede poseer al feto que lleva la madre encinta.

Suele correr la voz, entre las futuras madres de la Sierra gaditana, donde sin saber cómo, llega un aire a la criatura que va a nacer infundiéndole el espíritu del muerto o persona fallecida. En algunos pueblos de España se guarda este “decir” al que se le llama “Mal del aire” o “Mal del difunto”. También se da en zonas tan distantes el mismo fenómeno social y cultural como pueden ser Colombia o México. 

Los signos que muestran que un niño está sufriendo el “mal” son que “en la casa en donde vive el niño se produzcan fenómenos paranormales como puertas que se abren y se cierran, luces que se encienden y se apagan: Igualmente que el niño llora, imparablemente, desde las doce de la medianoche”. Otro signo es que “el bebé no come, no es capaz de dormir, llora continuamente, siempre a la misma hora, y poco a poco su salud se va deteriorando, se ve como el niño se va consumiendo, apagando como una vela”.

Todo lo anterior dicho aquí se hace difícil de aceptar desde el punto vista racional, lo que no evita reconocer que está presente entre las creencias de algunas mujeres en la sociedad gaditana.

HALLAN LAS MUESTRAS DE ELABORACIÓN DE VINO MÁS ANTIGUAS DE ANDALUCÍA

Encuentran en Antequera (Málaga-España) la evidencia de elaboración de vino, de 8000 – 6000 años a. C. Este descubrimiento es muy significativo para la prehistoria, porque hasta el momento se trata de las muestras más antiguas de vinificación en toda la Península Ibérica: NI LOS FENICIOS NI LOS GRIEGOS trajeron la vinicultura s.VII – IX a. C.

Un equipo de especialistas de la Universidad de Sevilla, dirigidos y coordinados por el arqueólogo Leonardo García Sanjuán, ha descubierto indicios de vino en fragmentos de cerámica del Neolítico andaluz, excavado en un ambiente probablemente dedicado al culto, como es la Cueva de Menga.

La vinicultura fue una de las primeras adaptaciones del estilo de vida neolítico. Creemos que este hallazgo, se trata en sí mismo, el ejemplo más antiguo de domesticación de una vid silvestre exclusivamente para la producción de vino.

En la actualidad, los adelantos, en las últimas décadas, permiten aproximarse al estudio de los espacios arquitectónicos utilizados, a la identificación de los recipientes empleados para su almacenamiento o preparación y en ocasiones a la identificación de sustancias remanentes de los alimentos originales.

En años recientes el uso de los residuos químicos en cerámicas, como parte de la investigación arqueológica se ha visto favorecido por los buenos resultados obtenidos. Los análisis de residuos químicos impregnados en los poros de la cerámica se insertan en el estudio de las actividades cotidianas de los habitantes del pasado y pueden ser considerados parte importante de la investigación dirigida a individualizar áreas de actividad en el interior de los espacios arquitectónicos, así como para definir el uso y la funcionalidad de los recipientes cerámicos.

El estudio de los residuos en cerámica tiene aplicaciones en el estudio de la alimentación en el pasado, principalmente porque permite entender qué alimentos se producían, conservaban, cocinaban y transportaban en esta. En particular el estudio de la cerámica de cocina permite evaluar los alimentos cocinados y la forma de cocción.

El análisis de los fragmentos cerámicos, desarrollado por los científicos, demuestra que la evidencia más antigua de vinificación hasta la fecha se remonta al 6000 a. C., unos 600-1.000 años antes de las fechas previamente aceptadas: la evidencia química de vino más antigua era del 5400-5000 a. C., procedente de la cadena montañosa de Zagros en Irán.

El hallazgo en el conjunto dolménico de Antequera, concibe a una antigua sociedad en la cual la ingesta y ofrecimiento de vino formaba parte de casi todos los aspectos de la vida: en la práctica médica y en las celebraciones especiales, desde el nacimiento hasta la muerte, brindar era una actividad común.

LA SEXUALIDAD OSCURA Y PROHIBIDA

Lo único constante es el cambio, evolucionamos constantemente. Hay conductas sexuales que no conllevan patología. En las parafilias hay muchas polémicas. En el pasado la homosexualidad era perseguida, la sociedad va cambiando en la transexualidad o parafilias.

Las parafilias no se diagnostican hasta que se dan. En la sociedad actual el 12 % de los varones y el 4 % de las mujeres son voyeristas.  Las fantasías admiten el voyerismo.

Las mismas rutas del dolor son las del placer: masoquismo, voyerismo, exhibicionismo, sadismo, fetichismo, travestimos, pedofilia, sadomasoquismo, urofilia lluvia dorada, zoofilia, escatología telefónica, necrofilia, etc.

Hay que dejar de demonizar el término parafilia y dejarlo solamente para cuando hay disfunción. Todos somos innatamente sexuales, la realidad social la acorrala. Somos responsables de disfrutar el placer y a la par responsables de no forzar a nadie si no quiere. Los impulsos hay que controlarlos, que no nos pierdan.

Nos encontramos, o nos movemos, en un terreno muy empantanado en donde los pedófilos son llevados a una muerte social por ser criminales sexuales.

Una cosa son las parafilias y otras las fantasías. La creatividad en el sexo es tan antigua como el Kama Sutra, y favorece la relación de pareja para ir más allá de la posición del misionero. En nuestra época, hay apertura sexual en donde se admiten algunas parafilias, siempre que haya una relación consensual.

La sexualidad es algo cultural en donde las parafilias han sido demonizadas mientras, a la par, el mapa sexual-amoroso va cambiando, entrando en tropel el llamado “Genero fluido”, que es aquel en donde se pueden ubicar diversas identidades sexuales, manifestándose como un cambio entre lo masculino y lo femenino o neutro; aunque puede abarcar otros géneros e inclusive identificarse con más de un género a la vez.

El sexo debe ser consensuado, en donde cada individuo está llevado a aceptar lo que se es y le da sentido a su vida. El placer es infinito, hay que encontrar el equilibrio.

A mi edad me pilla el mundo descolocado y con el paso cambiado. Veo más mujeres, llevando en el cuello, el símbolo del collar y la argolla, mientras escucho de fondo la canción: “Voy a ser tu prisionera esclava de mis ansias y alma atormentada y así puedo ver tu nombre en mi alma esposada al deseo y al dolor, infinitamente prisioneros, eternamente juntos viviendo nuestro amor”.

RASCA IGUAL

De alguna forma, Jerez de la Frontera es más que un lugar en el sur de España, es una presencia. Si quieres conversar con ella, sube al mirador de la Biblioteca Municipal Central, ahí serás iluminado. No tiene explicación razonable, bajaras transformado en un estoico o en cínico de la Escuela de Cinosarges.

El estoicismo es una corriente de pensamiento muy intenso, peligrosamente potente, porque crea individuos que no pueden ser intimidados por los poderosos, porque no temen abandonar todo o morir. El estoicismo es muy duro, firme, peligrosamente robusto, porque proporciona al individuo un arma infalible para luchar contra la adversidad: la capacidad para armarnos contra la desgracia y salir adelante. Por algo es eliminado de los planes de educación en los Institutos, no conviene al “Sistema”.

A los Cínicos y a los Estoicos les importa todo un rábano, les resbala todo, les implica todo un huevo, todo se la trae al pairo, todo les atañe un carajo, les afecta un culo. Aunque no podemos controlar lo que nos pasa en la vida, podemos controlar nuestra percepción y nuestra reacción. Cuando todo te importa un pepino, eres capaz de lograr las hazañas más increíbles. Hay que ver el lado positivo de casa cosa, porque cada cosa por sí misma, merece la pena un pimiento. Un estoico no es perturbado por las cosas, porque sabe que no tiene control sobre ellas. Simplemente, puedes cambiar de opinión sobre las cosas malas que te ocurren.

Los no estoicos viven en una constante frustración, haciendo frente a las vicisitudes de la vida y sintiendo que todo lo que nos rodea es un ataque contra nuestra persona.

Que todo rasque igual, no significa que permanezcamos indiferente a todo, sino que estemos cómodos con todo lo que venga. No hay nada de bueno en la indiferencia, es esconderse en un pozo gris sin emociones. En Colombia decirnos “me importa un culo” y seguimos tan campantes. La clave está en que las circunstancias externas te importen menos o igual que caca de gallina en la punta de un palo (En España se dice importa un culo).

Muchas cosas son capaces de amargarnos la mañana, la tarde, la noche y todo el santo día. Y no deberían. Son una oportunidad. Si todo te importa un huevo, la vida es más fácil.

Con la edad de Matusalén, en la que transcurro, se da uno cuenta que la mayoría de las cosas tienen poco impacto en la vida, ahora parecen una nimiedad. Nos hemos vuelto selectivos con los pimientos, los rábanos, los huevos y los culos que verdaderamente importan.

La simplificación estoica nos hace jodidamente felices. No podemos cambiar las cosas, pero si la forma en la que la vemos. De alguna manera, tienen la importancia que uno les quiera dar. Por eso, sencillamente digo que RASCA IGUAL, ME IMPORTA UN HUEVO.

DE VÉRTIGO EL AUMENTO DE PORTALES ORGÁNICOS

El cuerpo y alma son dos cosas separadas que se unen para formar lo que se conoce como un ser humano. Sin embargo, no todos tienen un alma ‘humana’ dentro de sí mismos. De alguna manera, en algunos individuos, su alma se retrotrae y abandona el cuerpo o contenedor físico pasando a ser Portales Orgánicos, posteriormente son ocupados por diferentes entidades.

Existen seres sin alma. Los seres sin alma son los llamados Portales Orgánicos que se alimentan de los seres “almados” o con alma para poder desarrollar sus chacras superiores y hacernos creer que son iguales a nosotros, los que normalmente llamamos psicópatas, son una variedad de los portales orgánicos.

La enfermedad y la muerte nos inquietan emocionalmente y provoca el drenaje. Cuando ocurren desastres masivos y particulares, los seres humanos estamos sujetos al sufrimiento.  Debemos de controlar las emociones, tanto como sea posible, en todas las situaciones de sufrimiento que ponen en peligro nuestro bienestar interior.  

La imposición del sufrimiento es una trampa para emocionalmente drenar a los seres humanos de su energía, y cortar esa conexión con el ser divino interior.     

Uno de los mayores engaños de las religiones es el decirnos que por el camino del sufrimiento y el sacrificio llegamos a la iluminación o a la liberación. Esto es una falacia propagada en la que se hace referencia a que el sufrimiento es por el propio bien del ser espiritual y que da lugar a una recompensa en una morada celestial.

El valor del sufrimiento en filosofías y religiones es un fraude que nos da el sistema establecido o “Controladores”, para atrapamos en el pensamiento de que el sufrimiento es necesario. Se trata de programar a los seres a aceptar todo el sufrimiento y hacer que parezca como que es consecuencia de una orden divina.

El sufrimiento se debe directamente a la programación y contaminación de los “Seres”, y a la explotación emocional de ellos, para que puedan ser despojados de su energía divina interna. El sufrimiento nunca ha sido parte de la creación divina. El sufrimiento causado por accidente, lesión, enfermedad, degeneración, explotación emocional, y el miedo de muchas cosas, incluyendo la muerte física, son el resultado directo de la creación holográfica.

La urgente necesidad de identificar a los Portales Orgánicos, no es por capricho, sino como un asunto practico para guardarnos de la perdida de nuestra propia energía. Los Portales Orgánicos, son los responsables de la manipulación del sufrimiento, ya que, en última instancia, este es su alimento.

¿TU CASA ESTÁ POSEÍDA? SIGNOS QUE TE LO INDICAN

En la mayoría de las ocasiones los fenómenos tienen una explicación racional. Corrientes de agua, defectos en las instalaciones eléctricas, de fontanería o de gas, aislamientos acústicos deficientes, movimientos de pequeños animales, etc. pueden ser las múltiples causas que provoquen confusiones a los moradores de un inmueble, cuya imaginación puede desencadenar un episodio de Poltergeist.

Debe prestar especial atención si hay:

FENÓMENOS ÓPTICOS: fenómenos luminosos, orbes o extrañas luces en forma, bolas de luz que se desplazan, sombras y pirogénesis (combustión).

ALTERACIONES AMBIENTALES: Fenómenos atmosféricos, bajadas bruscas de temperatura.

PRESENCIAS:  sentirse observado, sensación de roce, tocamientos o agresión, sensación de peso o presión. Visión de sombras con forma humana e incluso apariciones de personas fallecidas.

RAPS; fenómenos acústicos todo tipo de sonidos sin causa u origen aparente. Raps o golpes sobre diversas superficies que a su vez se dividen en dos categorías: primarios, cuando la percusión no parece real y secundarios o producidos por el efecto de choque de objetos entre si. Mimofonías, o imitación de caída de objetos inertes (timbres, campanas, etc.) o de sonidos producidos por el ser humano (murmullos, susurros, suspiros, pasos…). Parafonolalias, o imitación de melodías, cantos, coros litúrgicos.

OSMOGENESIS: fenómenos olfativos pestilentes que se producen. En los fenómenos Olfativos, se encuentran toda clase de olores, sean agradables o desagradables (fragancias o hedores). Este fenómeno también va ligado en muchas ocasiones a la fantasmogénesis.

OBJETOS: Aportes y desapariciones de objetos, se incluyen todo tipo de desplazamiento de objetos sin mediar una causa física aparente.  Desplazamiento de objetos sin que nadie actúe sobre ellos de forma física visible, se manifiestan con movimientos de lámparas, cortinas que se mueven, jarrones que se rompen o estallan, caída de objetos y todo lo que implique el movimiento de cualquier de los enseres de la casa.

POSESIÓN:  algo toma el control de una persona.

ALTERACIONES ELECTROMAGNÉTICAS: variación de nivel de campo magnético y alteración en el funcionamiento de aparatos eléctricos o electrónicos.

CONDUCTA: Cambios de comportamiento en una persona.

MALA SUERTE: situaciones persistentes o muy continuadas de “mala suerte” sin explicación aparente alguna en lo económico, relaciones familiares o de salud.

TEMPLO A BAAL EN SAN FERNANDO – CÁDIZ

Digámoslo así, los navegantes lejanos provenientes de Tiro, en el sur español, siguieron su viejo patrón de asentamientos, buscando lugares que reunieran unas condiciones de defensa fácil: islas cercanas a la costa, promontorios rodeados de agua, penínsulas, lugares elevados en el interior, pero cerca de la costa, o pequeños conjuntos de islas muy próximas entre sí y estratégicamente situadas en relación con la tierra firme, con acceso inmediato a ríos navegables por pequeñas embarcaciones. Se asentaron en las islas de León, Erytheia y Kotinoussa (actual isla de San Pedro o Sancti Petri), en plena bahía de Cádiz.

De alguna manera, Cádiz fue un archipiélago hasta al menos época romana muy avanzada y sus pobladores excelentes remeros que con sus botes rústicos hacían distancias largas por el litoral y ríos. La comunicación entre las islas y tierra firme tan solo era posible vía marítima. Uno de los puntos de atraque fue el de Gallineras en la isla de San Fernando por su estratégica situación.

Los fenicios se instalaron en Gallineras que pertenece al municipio de San Fernando. Como era su costumbre levantaron altares para agradecer el haber tenido una buena navegación. El primero de los templos fenicios en Gallineras que conformaban la tríada era el de Krónion, Kronos o Baal Hammon (divinidad principal del panteón cartaginés).

Por decirlo así, el templo olvidado al dios Baal Hammon, posiblemente estaba en el espacio llamado, hoy en día, cerro de los Mártires, un área militar de San Fernando sin explorar arqueológicamente, alejada en la actualidad unos trescientos metros de la línea de costa y que en época púnica era la isla más elevada de la bahía de Cádiz: la que todas las naves podían ver desde la lejanía. Este se encontraba situado justo frente al fortín fenicio de Chiclana.

El templo fenicio de Gallineras tenía un acimut de 55 grados (medido sobre el horizonte), y podría coincidir, hacia el oeste, con la puesta de Venus en su posición más al sur, en coincidencia con los puntos extremos que alcanza este planeta en su ciclo de ocho años.

Sencillamente, como cualquier asentamiento la Gallineras fenicia, tenía un panteón formado por una tríada de dioses: una divinidad masculina protectora de la ciudad; su esposa, garante de la fertilidad en un sentido amplio, tanto familiar como económico; y el hijo de ambos, símbolo de la naturaleza que moría y resucitaba cada año. Su templo, no demasiado monumental, se dividía en tres partes: un pórtico, un vestíbulo que solía contener alguna fuente y un santuario de limitado acceso en el que se hallaba ubicada la imagen de la divinidad Baal Hammon.

Los hechos nos dejan claro que, Durante Amílcar Barca, líder de la familia Bárcida (c. 275 a 228 a. C.), tuvo el templo de Baal Hammon, en Gallineras, su mayor esplendor y, que la posterior romanización de la isla, seguida por la presencia islámica más el puntillazo dado por la conquista castellana, entierran para siempre en la nebulosa del olvido al muy singular templo al dios Baal Hammon de San Fernando (Cádiz).

MUERTE RITUAL EN EL CÁDIZ ANTIGUO

Plinio, en su descripción de las estatuas marmóreas existentes en la ciudad de Roma, menciona que los púnicos (fenicios) sacrificaban anualmente una víctima humana a Hércules. César habló de las bárbaras costumbres gaditanas, y de su forma de sacrificio infantil: el aplastamiento con maza, el arma simbólica que debía emplear el dios invocado para machacar al enemigo.

Este tipo de cosas, nos recuerda que las sociedades dominantes, siempre han tapado sus infames tropelías satanizando a su contrario, difundiendo terroríficas historias de rituales humanos. Esto lo encontramos en los bulos de los romanos esparcidos sobre los cartagineses (fenicios), o los españoles poniendo en solfa a los mexicanos y compañía.

Por decirlo de alguna manera, en una gran diversidad de culturas y puntos geográficos del planeta los sacrificios humanos han existido y, Cádiz es uno de los ejemplos: el hallazgo en el relleno de un pozo de una chica arrojada de forma violenta a su interior, lleva a señalar la existencia de sacrificios humanos en Gadir (Cádiz). Obviamente, nadie puede asegurar que los sacrificios humanos se realizaran en Cádiz de forma habitual, y ser pan de cada día. Mucho se ha especulado con la posibilidad de la práctica de sacrificios infantiles en Cádiz, los tofets. En Cádiz hay un grupo de enterramientos de niños de hasta diez años cuyos cráneos evidencian haber sido golpeados violentamente.

La idiosincrasia diferenciada de Gadir frente a Cartago, plantea la existencia de un ritual gaditano “particular” en el que la muerte por degollamiento, la incineración del cuerpo y la posterior deposición de los restos en recintos propios en el interior de urnas, se vería sustituido por la muerte violenta de los primogénitos mediante golpes contundentes en el cráneo y la posterior inhumación de los cuerpos, que se agruparían (como en el tofet) en espacios reservados exclusivamente para este fin.

Se basa esta información en los trabajos realizados en la Avenida de López Pinto, donde se han encontrado 48 inhumaciones, de las cuales 22 pertenecen a enterramientos infantiles. Muchas presentaban numerosas fracturas en el cráneo. Otras tumbas infantiles parecidas se hallaron en el solar de la Plaza de San José, las cuales aparecían separadas y delimitadas de las de los adultos, y de edades comprendidas entre los pocos meses y los tres años.

Sencillamente, y en el caso del hallazgo de la joven del pozo gaditano, existe una serie de indicios que permiten saber que fue una muerte ritual. En primer lugar, no se trata de un hecho aislado. Se trata de una mujer de menos de 30 años, que por la posición de los miembros superiores fue lanzada inmovilizada. Fue arrojada al interior del pozo con ofrendas y sellado ritual mediante arena limpia, deposición de grandes piedras sobre el cadáver.

Hoy en día, en el siglo XXI, las muertes rituales o sacrificios humanos siguen existiendo entre sociedades secretas y “mundos de otros mundos”.

FUENTE: Niveau de Villedary, Córdoba Alonso, García y Bellido, Perdigones, Muñoz y Pisano, OTROS