LOS “PSICOPUTA” EN JEREZ DE LA FRONTERA

Así se llama a esas personas que tienen una capacidad especial para terminar averiguando cuales son nuestros puntos calientes, nuestras debilidades, las cosas que de verdad nos tocan el corazón. Son aquellos que sin cometer un delito pueden llegar a hacer de tu vida un verdadero infierno. Compañeros de trabajo que terminan quitándote tu puesto, te roban tu trabajo, van contando mentiras.
Un psicoputa puede sorprender positivamente, pues no se comporta como un loco. Al contrario, le gustan los desafíos y busca ser el mejor en lo que hace. Puede ser hombre o mujer, en estas últimas se encuentra un plus de encanto, seducción y manipulación.

Los psicópatas integrados (psicoputa) van a por las personas que tienen dinero, capacidades intelectuales altas, un nivel académico importante. Suelen hacer el llamado fenómeno espejo. Te pregunta tus interioridades, tus gustos, se interesa por tus ilusiones. Te estudia para luego reflejarse, hacerse ver ante ti como tu alma gemela. Hace que creas que coincides en todo para obtener algo de ti. Son depredadores sociales, sexuales, te pueden arrebatar, la vida, las cuentas corrientes, dejan a las personas totalmente vacías.
Un psicoputa tiene grandes posibilidades de salir bien en un proceso selectivo para una vacante de empleo. Él es tan encantador y seductor que conquista la simpatía de quien está realizando el reclutamiento. Después de que se inserta en la empresa, difícilmente los compañeros de trabajo pueden percibir que están tratando con alguien que tiene el trastorno.

Ellos pueden arruinar empresas y familias, provocar intrigas, destruir sueños, pero en su mayoría no matan, y, precisamente por eso, permanecen por mucho tiempo o hasta una vida entera sin ser descubiertos o diagnosticados, porque son encantadores, elocuentes, y en el caso de que se trate de una persona que no sea una persona que no sea de su familia, son mentirosos acostumbrados, parásitos, jefes tiranos, pedófilos, líderes natos de la maldad.
Un psicoputa no le gusta ver a otros profesionales sobresaliendo, posee una locuacidad verbal enorme y sabe muy bien lo que tiene que decir, sabe cómo convencer, y es muy eficaz en ver quien sirve en la empresa y quién no. Quiere ante todo prosperar a cualquier precio, va a querer resultados a costa de lo que sea, aunque sea pasando por encima de las personas.

Las profesiones en donde más abundan o se les puede encontrar son: comerciales (ventas), policía, periodista, cirujano, funcionario público, cocinero, abogado, gerente o ejecutivo de una empresa, famosos de la tele o radio, clérigo.
El tener rasgos de psicopatía no te hacen un psicoputa. No se puede mirar el trastorno mental como delincuencia. Los psicoputa son criados en ambientes disfuncionales con padres demasiados permisivos. Nos eligen y no escogen a las personas débiles sino a aquellas de las que pueden obtener algo. En la vida los psicoputa nos ven como si estuviéramos en un tablero de ajedrez. Juegan a su “locura lucida”.