LA CASITA DEL DICTADOR, EN JEREZ DE LA FRONTERA

libro-trazos-jerez-asombroso

El corazón, como sabemos, es embustero y complicado. En hebreo, Satán significa «el adversario», y el mayor adversario, por supuesto, está dentro de nosotros, es el que nos detiene cuando queremos hacer lo que nos gustaría hacer. Me encanta esa idea de Satán como el adversario, y si así es el caso, entonces todos lo llevamos dentro de nuestros corazones.

Mucha de la mala fama cerril española se ganó a pulso gracias a la mezcla de vanidad, incultura, mala leche, violencia y fanatismo que de siempre ha meneado al españolito de a pie y que aún colea hoy; aunque ahora el fanatismo -lo otro sigue igual- sea más de fútbol, demagogia política y nacionalismo miserable, centralista o autonómico, que de púlpitos y escapularios.
En España se tiende a pensar qu6 los dictadores son menos dictadores y, los crápulas tan solo se dan en otros países a los que se les denomina bananeros.

“Dos días después de la entrega de la casa, su nuevo propietario invitó a todo Jerez para que la visitara. El enorme gentío fue llenando a rebosar la vivienda, desbordando a los guardias que no podían hacer nada por reconducir «este río amalgamado de mujeres y hombres, materialmente incrustados unos en otros». Esas porciones compactas de muchedumbre (…) estaban integradas por todas las clases sociales, desde lo más ínfimo a lo más encopetado; predominaba una magnífica representación del selecto mujerío jerezano». El general repartía sendos cigarros habanos entre los visitantes del sexo fuerte (…) y vino dulce entre las mujeres. De cuando en cuando las libaciones eran interrumpidas para lanzar un viva coreado a Primo de Rivera, seguido de aplausos y entusiastas manifestaciones”.

En la “Vieja piel de toro”, se seguirá peleando entre sí, como niños de escuela infantil, defendiendo a unos líderes, atacando a otros; unos a favor de la izquierda, otros de parte de la derecha, peleados todos, fanatizados cada uno con su pequeña idea, y dispuestos incluso a morir por ella para derramar sangre para los dioses, siempre hambrientos de nuestras mejores esencias. No somos conscientes de nuestras carencias, que no tenemos en las manos la solución a los grandes problemas, porque los auténticos dueños del dinero y del poder –servidores de ellos —son los que los crean y los magnifican para mantenernos esclavizados.

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

FUENTE: Juan Luis Sánchez Villanueva, otros.
NOTA: Miguel Primo de Rivera y Urquijo, nieto del dictador, devolvió la casa a la ciudad de Jerez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s