JEREZ BLASFEMO Y DISOLUTO

vino-jereznew

libro-trazos-jerez-asombroso

Desde sus primeras interpretaciones, hechas por los Padres de la Iglesia, el Padrenuestro quedó asociado a la moral cristiana mediante un doble vínculo: el de la virtud y el del pecado. Por el cauce de la idea de la virtud, de la exaltación de los valores fundamentales del cristianismo.
Durante la Edad Media, el “Padre Nuestro” siempre se rezó en latín, aún por la gente sin educación. Por ello, era conocido comúnmente como el Pater noster. El nombre “Oración del Señor” le es dado no porque Jesucristo utilizara esta oración para sí mismo (ya que al pedir perdón, esto significaría que Él tuviera un pecado por el cual pedir perdón), sino más bien porque Él enseñó esta oración a sus discípulos.
A través de la figura cómica de los vicios humanos, surgió y cobró fuerza la rica veta de padrenuestros satíricos que ha recorrido el tiempo y el espacio y llegado hasta nosotros, al grado de que podemos suponer que prácticamente todos los vicios humanos tienen su Padrenuestro.
En España la misma mezcla de latín y romance (donde el latín se reserva para los versos aislados de la oración, y el romance para los versos que la “comentan”) es utilizada en un par de “Pater noster trobado a las damas” en los que se hace burla de ciertos vicios considerados como específicamente femeninos, en especial la vanidad y la explotación del compañero. Se trata del Pater noster de Rodrigo de Reinosa y el de Salazar.
El que más éxito ha tenido e hizo furor en Jerez de la Frontera, durante mucho tiempo, fue una parodia de la oración dominical anterior al siglo XIII, un Pater Noster del vino: “Pater Noster, qui es in scyphis, sanctificetur vinum istud: adveniat Bacchi potus: fiat tempestas tua sicut in vino et in taberna. Panem nostrum ad devorandum da nobis hodie, et dimitte nobis pocuúz magna, sicut et nos dimittimus potatoribus nostris, et ne nos inducas in tentationem vini, sed liberanos a vestimento”.  

(Padre Nuestro, que estás en los vasos, santificado sea este vino: venga la bebida de Baco; hágase tu tempestad así en el vino como en la taberna. Danos hoy nuestro pan para devorarlo, y perdónanos las grandes borracheras, así como nosotros perdonamos a nuestros borrachos, y no nos dejes caer en la tentación del vino, mas libéranos de la ropa).

dejar_lznnew-2

La llamada Edad Media, no fue ni tan oscura, ni tan mojigata, como se nos ha vendido. De todo ha existido en la “Viña del Señor”, como en cualquier momento. Eso sí, al que lo pillaran blasfemando en público y en voz alta, la Santa Inquisición lo ponía tieso.

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

jereznew

FUENTES: Centro Virtual Cervantes, ANA CASTAÑO, y otros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s