ARCOS DE LA FRONTERA HETERODOXO Y OCULTO: IGLESIA DE SANTA MARIA

guia-del-suspense-en-la-provincia-de-cadiz

La iglesia de Santa María, ese joyerito de Andalucía, en donde lo fantástico no es más que otra forma de explicar la realidad. Este no es un sitio cualquiera, sino un estado de ánimo, aquí lo imposible es solo lo infrecuente. Es el asentamiento terrenal en el mundo mágico.
A los ojos del iniciado, la iglesia de Santa María, deja de ser un local decorado al gusto de una época para convertirse en una imagen del Paraíso terrenal en el que siempre ha habitado, poblado por altas palmeras, animales fantásticos y un monte sagrado, y también de la Jerusalén Celeste de forma cúbica que significa el fin del actual ciclo de manifestación. El Paraíso y la Jerusalén de los cielos son los modelos arquetípicos de la iglesia de Santa María, es decir, sus ideas directrices, y éstas son análogas a la de cosmos u orden que rige en todo lo exteriorizado. Como el Paraíso terrenal, la iglesia de Santa María se alza en un punto elevado significativo de la geografía sagrada local (Sitio de poder), y está cubierta por una bóveda arquitectónica análoga al firmamento. Como la Jerusalén celeste, la base de la iglesia es cuadrangular y sus puertas se orientan a los puntos cardinales. La iglesia es, en definitiva, un símbolo de la manifestación, esto es, de lo declarado, tríada que es una Unidad en su esencia y que incorpora en su seno al constructor del templo. Esta es la verdad interior de la iglesia, la que sus piedras talladas simbolizan; esta es la realidad que ha dado fundamento y razón a la iglesia de Santa María, ser al trabajo de los canteros, quienes han rubricado su comprensión de la obra de arte con una marca en la piedra tallada.
El pórtico de la iglesia de Santa María, constituye una síntesis del programa simbólico del templo. El pórtico plasma en alzado lo que la iglesia en su conjunto expresa en planta, y es análogo a ella. Así, las bóvedas y el suelo de las naves, que simbolizan el cielo y la tierra, se corresponden respectivamente con el arco del pórtico y el espacio deforma rectangular en el que se inscriben las puertas del templo. Si para un iniciado, sea este o no masón, es doble una ‘lectura’ esotérica de las iglesia de Santa María, también lo es de sus pórticos., y acaso podría decirse que con mayor razón, puesto que los antepasados constructores a menudo erigieron pilares en los pórticos de los templos cristianos a imagen de las columnas que decoran las Logias y sostienen los templos interiores. Las columnas comprenden el recorrido del Sol en el horizonte, las circunvalaciones en Logia y el recorrido por los Misterios Menores.


El Búho de la iglesia de Santa María

El Búho y la Lechuza son grandes observadoras de todo lo que hay a su alrededor y están relacionadas con el despertar de la consciencia. Es el guía para la escucha de la voz profunda e inequívoca de la intuición: la poderosa facultad latente que proviene directamente de la luz de la Conciencia Cósmica que ilumina la mente y los sentidos, la manifestación en nuestro ser de la inteligencia vidente o el intelecto que se apoya en la Verdad, la conexión íntima con la Fuente, el Creador.
Al ser un ave de la oscuridad, tiene una vista muy aguda y un sentido de dirección infalible; por esta razón representa nuestros ojos y sentimientos. De esta forma, por más confundidos y ciegos que estemos, el búho estará a nuestro lado para ayudarnos a salir adelante en cualquier situación que podamos tener.

Al búho se le relaciona con la sabiduría, nos ayuda a superar día a día nuestras expectativas culturales para poder actuar sabiamente; cabe mencionar que una de las funciones del búho es ser el mensajero de la “Santa”, por lo que es muy útil para, a través de él, solicitarle un favor. En términos generales, nos ayuda a mejorar la inteligencia, conocimientos, ideas y orientación.
Cuando en la iglesia Santa María, miramos más allá de lo que se ve, desde nuestra existencia profunda y verdadera, despertamos a la realidad: se nos revela la auténtica luz que trasciende la noche.

LA CALAVERA. Por si sola la imagen provoca un sentimiento de rechazo y miedo. En la iglesia de Santa María, la muerte es considerada como un paso, como un cambio de estado, y se la ve como simultánea al nacimiento y la resurrección. La muerte iniciática no es una muerte alegórica, es una muerte real, pues al morir el hombre viejo mueren con él los condicionamientos, las limitaciones y los prejuicios del ser ordinario, esclavo de lo sucesivo, aparente y transitorio, y nacen las posibilidades de recuperar la conciencia de eternidad y la verdadera Liberación.
Si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, quedará solo; pero si muere, llevará mucho fruto. “El que ama su vida, la pierde; pero el que aborrece su vida en este mundo, la guardará para la vida eterna” (Juan 12, 24-25). Es por eso que el alquimista dice: cuando me levanto de la muerte, mato a la muerte que me mata.

Las figuras de la sacristía en la iglesia de Santa María, nos dicen muchas cosas, son un manojo de símbolos. Aquí la muerte iguala a Papas y reyes.

Los símbolos de los canteros encontrados detrás del retablo del altar mayor son  una manera de proteger y recopilar conocimientos sin convertirse en un objetivo claro de riesgo como fue la Gran Biblioteca de Alejandría. Nos dicen estos y los decorados, los grados de las personas que los hicieron; en donde la escuadra debe enseñarnos una realidad y una virtud, mas que el permanecer tranquilo ante el miedo es una habilidad muy importante y algo que se necesita en la vida. La escuadra te recuerda acciones, que estas viajando en este mundo sobre el nivel del tiempo.
La función de los templos como el de Santa María en Arcos de la Frontera,  es que los conocimientos perduren para ser leídos y aprendidos sin ser quemados por los “inquisidores” de turno. Estas edificaciones son auténticos libros del saber de una época.
De qué conocimientos hablamos: Alquimia por ejemplo (Alquimia del Ser interior). A los sacerdotes no les interesa que se difundan, perderían el control que da la ignorancia.  Si tú rezas en Santa María te transmutas, eso es alquimia.
Tanto la Basílica Menor de Santa María,  como igualmente la iglesia de San Pedro son maquinarias para potenciar partes del espíritu (Armonizan).
El Búho en la Basílica Menor, es el símbolo del Saber. Si tú sabes el Secreto, eres Libre (Poder).
El conocimiento puede enloquecer, hay que ser prudente. No tiene importancia cuando tú aceptas que eres “Ser de luz”, que es lo que les fastidia a los “oscuros”. Todo en los templos de Arcos de la Frontera, es un mundo aterradoramente loco y fascinante.

libro-trazos-jerez-asombroso

Un comentario sobre “ARCOS DE LA FRONTERA HETERODOXO Y OCULTO: IGLESIA DE SANTA MARIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s